SESION DE SEXO CON MI TIA

Pues todo comienza cuando mis padres se separaron. Yo tenia 18 años y me tocó irme vivir a la casa de mis abuelos, fue ahí que siempre se hacían fiestas por cualquier cumpleaños, en una de esas tantas fiestas una vez yo llegaba mareado de la calle, y al llegar la fiesta estaba encendida.

Al llegar me puse a tomar, y un poco de mis tíos y tías estaban ya dormidos, mis primos ni hablar, fue entonces cuando mi tía, que por cierto esta buenísima, que no tiene nada que envidiarle a nadie, me sacó a bailar, yo acepté como siempre lo hemos hecho con todas mis tías, pero esta vez fue diferente ya que ella estaba un poco borracha también, así que se acercaba mucho a mi y en uno de esos movimientos comencé a sentir como sus senos rozaban con mis pecho, guau, que delicioso.

Fue ahí cuando no pude controlar más mi verga, y se levantó como un rayo sin darme tiempo a separarme, cuando entonces me di cuenta que ella sentía como mi pija rozaba con su vagina, era lo máximo, sentí como ella se dio vuelta y me dio toda su parte trasera, en ese momento no sabia que hacer, ni como actuar pues una tía nos observaba, fue ahí más mi sorpresa, cuando mi otra tía que nos observaba, me dijo vamos agarrale el culo, me quedé paralizado, y en lo borracho que estaba seguí bailando, claro esta que aun como mucha más picardía y le daba vueltas y sentía como mi verga rozaba su vagina y su culo a cada instante apunto de reventar.

Sentí un apretón entre mis piernas era la mano de mi tía apretando mi verga, entonces aproveché y le metí mano a su culito, y mi otra tía ahí sentada nos seguía observando, fue entonces cuando dejamos de bailar y ella se fue a sentar al lado de su marido la gente seguía tomando y ya era tarde, todo el mundo se iba a dormir y más se emborrachaba la gente, yo dejé de tomar un poco para que ver que sucedería más adelante, fue entonces que mis tíos se dormían y solo quedaron dos tíos despiertos, mi tía y una prima, al rato sentí como mi tía se levantó a tomar un bocadito de la mesa, salí disparado tras ella y por detrás le hice sentir el roce de mi verga en su culo, fue entonces cuando me dijo: ¿que haces?, respétame soy tu tía.

Me quedé sorprendido pues hace un rato me había agarrado el pene, cuando en un momento todos los que quedaban despiertos salieron a ver como mi tío entraba el carro, ya que estaban mareados todos, fue ahí que aproveché, para sentarme al lado de mi tía mientras observaba que nadie entrara, ella enseguida se dio cuenta que se notaba un bulto debajo de mi calentador, y me dijo que porque me había puesto así, le dije que me encantaba cuando la rozaba y me decidí a todo por el todo.

Le propuse que si ella deseaba me podía sacar la verga ahí en esos momentos para que ella lo pudiera observar, encantada de la vida me respondió ella, entonces agarré y me saqué lentamente mi verga, entonces vi la cara de felicidad que ella tenia, me comenzó a contar que ella siempre quiso meterse mi verga en su vagina, me sorprendí tanto con esa revelación, pero ahí no paró todo, me dijo que cuando ella iba a la casa a visitarnos yo siempre dormía y ella se metía en mi cuarto y comenzaba a sobarme la verga, y siempre miraba por detrás de la puerta cuando me cambiaba.

Así que ella empezó y comenzó a masajear mi verga muy despacio mientras todo el mundo seguía afuera, que rico que me masajeaba, de una manera como que si era lo que más deseaba en esta vida, cuando sentí su lengua en la punta de mi verga me quería venir por la excitación de que todo el mundo estaba afuera, y habían tíos y primos dormidos en los sofás de la sala.

Se metió toda mi verga en su boca, ella se la metía y la lamía de una forma que nunca nadie lo había hecho, era fantástica, cuando de repente sentí como la gente volvía a entrar, ahí me

separé enseguida, ya solo estaban mis dos tíos (uno de ellos era el esposo), me senté al lado de ella con frente hacia la mesa, cosa que mi tío no me llegaba a ver si yo estaba dormido o despierto, así que solo mi tía sabia lo que iba a suceder.

Procedí a sacarme la verga y ella muy astuta se las ingenió para con su mano comenzarme a correr un pajazo de lo más rico, me acerqué a su oído y le dije que iba al baño y que ella después me siguiera, que nadie lo sospecharía, y ella me respondió que no, que era muy loco de mi parte hacer eso, así que yo salí al baño, al pasar dos minutos siento como alguien abre la puerta del baño la cual había dejado junta; cuando de repente viro y siento como una mano comienza a frotar mi verga, al instante me agarra y me da un beso tan apasionado que ya venia venir la leche de mi verga.

Ella se agachó y comenzó a lamer mi verga, y yo parado viendo tremenda función, parecía que era un sueño hecho realidad, la tía más buena de toda la familia me estaba pegando una mamada que ni se la imaginan, fue entonces cuando ella se para y se saca la blusa y deja todos sus pechos afuera y comencé como un loco a chupárselos y lamérselos, hasta hacerla gemir.

De repente se levanta la falda y me deja todo su culito frente a mi verga y se arrima a los espejos del baño con sus dos manos y me dice, hazme tuya, entonces no esperé para meterle mi verga de una sola embestida, cuando escucho que grita le tapé la boca con mi mano, mientras comenzaba a moverse como una loca, le estaba dando tan duro que ella nunca se olvidará de mi.

En eso se viró frente a mi y se agarró con sus piernas de mi cintura y de un brinco se trepó encima de mi, y me agarraba de mis cabellos, sentía como lo estaba disfrutando y me rogaba por favor no pares, no pares, fue ahí en unas de sus suplicas que ya no pude más y me vine con todo mi esperma dentro de su vagina.

Ella rápidamente me soltó y se agachó a lamer el resto de semen que salía de mi verga lo lamió todito y se lo tragó mientras yo reaccionaba a tremenda sesión de sexo que había tenido con mi propia tía, de ahí en adelante aprovechamos cada fiesta para festejarla juntos…

Autor: videito1

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *