SEXO EN MI VIDA I

¡Comparte!

Hola, esta es mi historia soy una chica de 22 años de la ciudad de México que he tenido todo en la vida mi familia es de dinero, yo voy en una de las escuelas más caras de México, como dirían aquí soy fresisima de lo cual me siento orgullosa, me gusta ir a los mejores antros, a las mejores fiestas y pasármela bien con mis amigos, al encontrar esta pagina por fin encontré un lugar donde puedo hablar de otra cosa que me encanta y me vuelve loca… el sexo.

Antes les voy a dar una descripción mía, soy un poco alta mido 1.65, tengo unas buenas tetas, redondas y grandes, cinturita, hermosas caderas, muy buena pompa y una cara angelical que parezco niña hermosa de 12 años, soy morena con ojos verdes (a poco no doy tentación).

Desde muy chica he tenido gratas e increíbles experiencias, hasta ese momento sexo “normal” lo que les quiero narrar me pasó un día que…

Llevaba 2 meses de haber cortado con mi novio Santiago y no soportaba la calentura que sentía dentro de mi, tenia una necesidad de apretar algo, era un viernes de vacaciones estaba sola en mi casa y jugando un poco con mi conchita, me entretenía hasta que habló Dheny, mi mejor amiga desde la infancia y otra compulsiva sexual, ella me invitó a una fiesta a la casa de un amigo, y me dijo que se iba a poner buenísima, rápido me arreglé, me vestí y me peiné para ir, ella pasó por mi, cuando íbamos en el camino iba platicando con Dheny. Ella y yo hablamos sin pudor y le contaba lo caliente que estaba y que me moría por tener algo dentro de mí o comerme un pene duro con su liquidito transparente, ella me empezó a cachondear y tocarme por arriba del escote de una manera sensual hasta que se empezaron endurecer mis pezones y riéndose me dice:

-¡Hay que perra!, si ya hasta te calientas conmigo.

Respondo: -jajá jajá no sigas que en serio necesito algo.

Pues ni lerda ni perezosa empezó a meterme la mano entre la falda en el carro afuera de mi casa, y me puse súper caliente de sentir con su mano suave recorría mi tanga, me empezaba a poner húmeda, para mi mala suerte se detuvo de golpe diciéndome que en la fiesta podía topar un chico guapo con el que me tirara, y yo sabía que con esa calentura, la fiesta y el alcohol no sería un día igual…

Llegamos a la fiesta y al principio súper “x” hasta que llegó la una de la mañana, estábamos tomando en demasiado, Dheny y yo empezamos a bailar muy cachondas en medio de la sala, sin pudor dejábamos ver nuestras tangas, lo pronunciado de nuestros escotes y nos rozábamos nuestros cuerpos, cuando acabó la canción nos dimos cuenta que de todas las personas de la fiesta solo estábamos Dheny, yo y siete hombres sentados en los sillones mirándonos de una manera muy morbosa, algo tomados, que no me quitaban la mirada de mis partes importantes, que me gustó tanto como no se imaginan, de repente mi calentura se multiplicó por mil, sentía como mi vagina escurría, ansiosa volteo a ver a dheny y estaba completamente igual que yo de caliente, y los hombres empezaron a gritar y corear de que querían más.

Dheny y yo encantadas por ser presa de 7 hombres calientes, guapísimos, seguimos y como pasaba la música nos pedían más, nos pidieron que nos besáramos y lo hicimos, nos quitamos las blusas, hasta que de repente y llegado del cielo cuando me encontraba parando mis nalguitas por el baile sentí como unas manos subían por mi entrepierna, volteo y eran dos chicos que ni siquiera conocía, mientras que otro ya me tocaba los senos, que desde hacia tiempo me pedían salir de ahí para ser tocados, yo empecé a tocar a aquellos desconocidos, y cual iba ser mi sorpresa, tres hermosos penes duros que se hacían notar a través del pantalón, que morían por entrar a mi estrecha vagina igual que yo moría por se penetrada, me llevaron al sillón y me recostaron.

Jamás en mi vida supe que ser tan sucia seria tan hermoso, seis manos tocándome todo: senos, vagina y un intrépido que me encant&oacu

te;, me tocaba mi anito cosa que me deleitó y que jamás había explorado, cuando volteo veo a dheny hincada mamando 2 penes, se turnaba de manera rítmica mientras los otros dos se masturbaban al ver el espectáculo, verlo me antojó tanto que le pedí a los tres que se bajaran el pantalón, de repente veo dos hermosos penes de tamaño estándar apuntando hacia mí, y cuando el tercero se baja el pantalón que era un chico chiquito pero muy guapo, rubio de ojos claros un poco musculoso, de su bóxer salió una salchicha blanca gruesísima, cabezona, tenia venas que parecían que iban explotar, me torturaron un poco los otros dos diciéndome que para llegar a aquella verga, a la que le había puesto tanta atención, me comiera primero estas dos, pues las tome una por una.

Mamé sus penes como jamás lo había hecho no me reconocía, parecía actriz de película porno, se vino el primero en mi boca y el segundo en mis senos, hasta que por fin tuve ese salchichón ya rosa en mi boca, solo le podía cubrir hasta la cabeza, si quería tragar más hasta lágrimas me salían, y no se vino, aguantó mi mamada como ni uno de los otros dos, hasta que dijo, es hora que te inauguremos, me recostó de nuevo en el sillón y yo abrí mis piernas ofreciéndoles mi conchita bien depiladita, el rubio se puso enfrente de mi y tomé su verga indicándole hacia donde tenia que empezar, lentamente empezó a meterla, sentir ese ancho me provocó un primer orgasmo increíble y cuando tocó fondo sentí como todo el liquido salido de mi vagina caía por mis glúteos, cuando me di cuenta me estaba cogiendo de una manera tan fuerte que el placer apenas me permitía estar consciente, aunque cuando abro los ojos vi uno de los chicos que se masturbaba.

Al principio teniendo su pene en mi cara, y de repente me vi en mi mente y explotaba de calor de saber que podía tener vergas donde sea, en mis manos, en mi boca, en mi vagina y ¿por que no? Intentarlo por atrás, la sesión de sexo se extendió por mucho tiempo, pero gran parte del tiempo Dheny la acercaron a mi y veíamos como una y la otra éramos cogidas por tres o cuatro hombres a la vez, todos me cogieron en sus posiciones preferidas y cuando estaba a punto de decir basta, un moreno estaba acostado sobre dheny y dheny boca abajo, yo entre deliciosos penes en la boca le dije de burla “hasta parece que te están dando por el culo”

Y ella contesta:

– ¿jamás te lo han hecho por detrás?Respondo yo:

– No para nada.

– Dheny: ¿quieres probar?

Antes de que contestara todo mundo se detiene y se hace un silencio, cuando de repente todos los hombres se empiezan a pelear por quien me iba a desvirgar el culito, hasta que dheny detuvo la conversación de los hombres y me ordenó que me pusiera de cuatro, lo hice y le dijo al moreno que había tenido en el culo, quiero que ella pruebe un pene al haber estado en un mi culo, y así fue, yo de cuatro sumisa a las órdenes y decisiones de todos me veía obligada (encantada) al tener el pene de este moreno riquísimo y sentir ese sabor salado del culito de Dheny que me encantaba, mientras Dheny degustaba los seis penes restantes para tomar ella la decisión, y fue grata la sorpresa al ver que de seis vergas escogió al rubio del pene grueso.

Ella empezó a mamarme mi culito, sentía como su lengua sucia y juguetona pasaba y me estimulaba, después de haberme lubricado de una manera increíblemente placentera el del pene grueso empezó a empujar lentamente, yo no soportaba el dolor, pero no podía de dejar de percatar el placer que aumentaba, hasta que por fin este chico empezó a bombear sin ningún problema y yo muerta de placer, hasta que de repente sentí como se inflamaba ese miembro más y me llenó de leche todo mi agujerito, los otros se masturbaron hasta venirse en dheny y en mi, al final dheny y yo compartíamos toda la leche que teníamos en la boca con besos en la boca, y nos pasábamos los líquidos de esos hombres saciados de haber disfrutado con nosotras…

Al día siguiente despertamos borrachas, desnudas en la sala, el único que seguía en la casa era el chico que vivía ahí, que se llamaba francisco, él muy contento por lo sucedido nos hizo hasta desayunar y nos ayudó a bañarnos.

Bueno amigos… este historia es completamente verdadera y si me gustaría saber si les ayudó para jalárselas o acaso una amiga se

tocó con ella, les dejo mi correo que uso para mis cachondeces, tengo muchas anécdotas muy buenas pero no se si escribir más, solo escribiré si llegan correos, bye cuídense y por fa disfruten el sexo.

Gracias y saludos, espero que lo suban por que me encantaría tocarme leyendo mi relato, y aparte se lo prometí a unos amiguitos, jijijijijijijijijiijijj, y el que lo lea o lo aprueba me diga si le gustó en mi correo… Gracias…

Autor: Epidemia demenciatotalenmi (arroba) hotmail.com

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.