Sin inhibiciones ni límites

Mi pareja me agarró de los huevos y empezó a darme una mamada increíble mientras acariciaba el culo dilatado de Lily, de vez en cuando metía uno o dos dedos para después saborearlos, fue entonces cuando decidió devolverle el favor a Lily y comenzó a enterrarle la lengua en el culo y me pidió que entre los dos nos comiéramos ese culo tan delicioso el cual no dejamos hasta que estuvo totalmente limpio.

Esta es una de tantas aventuras sexuales que mi pareja y yo vivimos. A ella siempre le encanta todo lo que hacemos, y a mí me ha tocado enseñarle prácticamente todo, desde nuevas poses hasta el sexo anal, y si bien al principio le daba miedo ahora creo que le encanta igual o más que si se la meto por delante, asimismo le encanta el exhibicionismo, y hasta hace poco nuestra fantasía había sido realizar un trío y éste se dio de una manera muy particular.

Ella tiene una amiga a la cual llamaremos Lily, a la cual le tiene muchísima confianza, y entre las dos se platicaban todo lo que pasaba con sus respectivas parejas, ella le platicaba cómo lo hacíamos, cómo le empecé a dar por el culo, con lo que ella se asombró, pues nuca había podido hacer eso con su pareja. Con esa confianza un día Lily le propuso que lo hiciéramos los cuatro en un cuarto pero sin intercambiar parejas, a lo que accedimos, desgraciadamente Lily se peleó con su señor y se echó a perder la cita.

El pleito duró como seis meses y durante ese tiempo nos quedamos con las ganas de hacerlo, sin embargo a fin de darle rienda suelta a nuestra fantasía, le compré tres consoladores, uno con vibración, uno de dos cabezas y otro que eyaculaba, y con estos damos rienda suelta a nuestra imaginación de sexo en grupo, con dobles penetraciones y todo lo posible de hacer.

Todo esto se lo contó mi amorcito a Lily, la cual se sorprendió aún más que la vez pasada, y no le creía, por lo que para comprobárselo le pedimos que nos filmara, ya que esta era otra de nuestras fantasías. Por lo que nos reunimos los tres en un buen hotel, y empezamos mi pareja y yo a dar vuelo a nuestra imaginación, más calientes que otras veces ya que la presencia de Lily nos excitaba, y al parecer a ella también pues cuando nos dimos cuenta ya estaba desnuda y tocándose.

Su éxtasis mayor fue cuando enculé a mi pareja, se excitó tanto como se asombró de ver mi verga penetrando el culo de su amiga, en ese momento se empezó a masturbar con uno de los consoladores, y mi pareja alcanzó el orgasmo al ver a su amiga en ese estado.Sin embargo yo seguía con la verga durísima, y me acerqué a donde se estaba masturbando Lily depositando entre sus labios mi verga, la cual empezó a mamar como desesperada, mientras se masturbaba con furia, mientras tanto mi pareja me abrazaba por la espalda contemplando cómo su amiga tragaba mi verga con fascinación, y me empezó a decir al oído que quería que le rompiera el culo a su amiga.

Al oír esto, si la tenía dura se me puso como piedra al imaginármelo, por lo que poco a poco fui quitándole el consolador de su cosita a Lily y después de darle un par de mamadas se la metí hasta el fondo, en ese momento Lily soltó un gemido increíble de placer, y su cosita estaba que rezumaba de jugos, mientras mi pareja estaba sentada en mi cara para que pudiera meterle mi lengua hasta lo más profundo.

Con el jugo que escurría de la cosita de Lily empecé a lubricar mis dedos, para meterle dedo a dedo por el culo, a lo que al principio se resistió un poco pero posteriormente se relajó y fue entrando uno, dos, ¡tres dedos!, Lily no lo podía creer, sin embargo estaba un poco nerviosa pensando que mi verga no cabría, pero cuando vio a mi pareja que se estaba clavando el consolador más grande por el culo, y un par de besos de lengüita la convencieron de que era lo que siempre había deseado. Así puse la cabeza de mi verga a la entrada de ese culo que estaba distendido, palpitante, esperando a ser penetrado, no hizo falta ningún esfuerzo, era tal su excitación que mi verga se deslizó con facilidad en su interior hasta que mis huevos rebotaron con sus nalgas, en eso tuvo su primer orgasmo anal, y mi pareja como buen amiga que es se unió a ese orgasmo, con el consolador todavía clavado en el culo.

Mientras yo seguía bombeando el culo de Lily, ella se acercó y al oído me dijo que me cumpliría otra de mis fantasías que tanto me calentaban, y esta era chuparme los huevos mientras clavaba por el culo a otra mujer, con la sensación del culo apretadito de Lily y a mi pareja chupándome los huevos, empecé mi orgasmo, sintiendo que me venía saqué mi verga del culo de Lily y en ese momento y para asombro mío las dos se pegaron a mi verga alternándose una y otra para mamar, y empecé a eyacular salpicando la cara, la boca y las tetas de las dos, sobra decir que siguieron chupando hasta dejarme totalmente limpio.

Sin embargo ellas querían más verga y empezaron masturbarse entre ellas con los consoladores, y Lily no sé si por curiosidad o por calentura le clavó dos consoladores a mi amorcito, uno en su cosita y otro en el culo mientras me mamaba la verga para ponerme listo de nuevo.

Cuando estuve listo de nuevo mi amorcito se sacó los consoladores y de un sentón se dejó ir mi verga hasta el fondo de su cosita y ahora fue Lily la que se me sentó en la cara para que me comiera su vagina, mientras me bombeaba a mi amorcito me comía la vagina de Lily.

Así estuvimos un rato hasta que le pedí a Lily que tomara el consolador de dos cabezas, que es bastante largo, y que se lo clavara en su cosita, y la otra cabeza que quedaba fuera se la clavara a mi amorcito en el culo. Al oír esto, la putita de mi pareja levantó el culo para recibir esa vergota de plástico que era manipulada por su mejor amiga, como tenía el culo dilatado no le costó mucho trabajo a Lily encularla y yo claramente sentía en mi verga cómo se iba deslizando, así nos empezamos a mover los tres frenéticamente, los tres disfrutábamos.

Lily nos confesó que aparte del placer que le daba el consolador, éste se incrementaba al ver como desaparecía el otro extremo por el culo de mi pareja, después de media hora y con ese ritmo no pude aguantar más, y mientras me comía las tetas de mi putita empecé a llenarle de esperma su cosita, sin embargo Lily se encontraba en pleno orgasmo y seguía bombeando su culo mientras yo abría sus nalgas para que le entrara más profundamente.

Después del orgasmo de ambas se recostaron a un lado mío cada una, y mientras nos acariciábamos entre los tres nos platicamos lo increíble que acabábamos de hacer, así mientras me acariciaban la verga que estaba a flácida por la refriega yo les tocaba el culo a las dos, en ese momento me di cuenta que se empezó a salir el esperma de la vagina de mi putita mojando sus labios vaginales y llegando a su culito.

Entonces empecé a masajear su clítoris con mis dedos, con lo que se abrió totalmente de piernas, Lily observaba atentamente chupando de vez en cuando mi verga por los movimientos de cadera de mi pareja se fueron saliendo más mocos y en ese momento para mi sorpresa y de mi pareja Lily empezó a devorarle su vagina que en ese momento ya rezumaba de sus jugos y de mis mocos.

Mi pareja no sabía qué hacer, era la primera vez que una mujer la tocaba, por lo que al oído le pregunté si le estaba gustando cómo se lo mamaba Lily, me contestó que le encantaba, entonces le dije que lo disfrutara al máximo que no se acomplejara, después de lo que le dije se relajó al grado de que ya sostenía a Lily por los cabellos y oídos para jalarla hacia su vagina y le enterrara más la lengua.

Mientras tanto yo empecé a comerle las tetas a mi pareja y fui bajándome poco a poco hasta que llegué a su vagina ahí mi lengua entraba tanto en su vagina como en la boca de Lily, la cual todavía tenía restos de mi semen en su lengua, eso me calentó tanto que la devoré con gusto, pero las dejé en su numerito y me concentré en la vagina de Lily, era un “trenecito” muy cachondo, yo comiéndole la vagina y el culo a Lily y ella haciendo lo mismo con mi putita provocándole unos ricos orgasmos.

Ya que tenía bien lubricado el culo de Lily, dirigí mi verga que ya estaba como piedra hacia él y de un solo golpe se la dejé ir hasta el fondo, soltó un gemido no sé si de dolor o de placer pero la realidad es que después nos movíamos frenéticamente, en ese momento mi pareja se colocó haciendo un 69 con Lily, mientras le comía la vagina con sus manos le separaba las nalgas para que yo le rompiera el culo a gusto a su gran amiga.

Lily le dijo a mi pareja que quería sentir lo que era una doble penetración, entonces mi putita se separó de nosotros para traer el consolador más grande e intentó metérselo en la vagina pero no pudo, mi verga ocupaba mucho espacio en el culo de Lily, por lo que se la tuve que sacar para que entrara el consolador, pero yo no me podía quedar nada más contemplando cómo le metía el consolador, mientras mi amorcito le empujaba el consolador a Lily a mí me mamaba la verga.

Ya que Lily se acostumbró al consolador, mi amorcito me babeó la verga y la dirigió al culo de su amiga, al principio cuando entró la cabeza de mi verga Lily sintió dolor y ya no quería continuar, pero con los movimientos del consolador y de mi verga cuando se dio cuenta ya estábamos moviéndonos los tres a todo lo que dábamos, yo culeando a Lily mi pareja metiéndole el consolador por su cosita y ella masturbándose con el otro consolador, yo de vez en cuando sacaba mi verga del culo de Lily para dársela a mamar a mi pareja y después regresaba a pistonear el culo de Lily, la cual no sé cuantos orgasmos alcanzó, finalmente cuando ya no pude más me aferré a sus caderas y empujándosela hasta el fondo empecé a llenarle los intestinos con semen.

Al sacársela a Lily mi pareja me agarró de los huevos y empezó a darme una mamada increíble mientras acariciaba el culo dilatado de Lily, de vez en cuando metía uno o dos dedos para después saborearlos, fue entonces cuando decidió devolverle el favor a Lily y comenzó a enterrarle la lengua en el culo, y me pidió que entre los dos nos comiéramos ese culo tan delicioso, el cual no dejamos hasta que estuvo totalmente limpio.

Después de descansar un rato nos metimos los tres al jacuzzi a cachondearnos pero no pasamos de besitos y una que otra mamada pero ya nada más, creo que mis huevos ya tenían nada más aire porque semen ya se había acabado por ese día y todo quedó filmado en video, el primero de nuestra colección. Ese fue nuestro primer trío, del cual seguirían muchos más, y Lily se ha vuelto actriz principal de nuestras fantasías.

Si les agradó esta narración, esperen a que les platique la reconciliación de Lily con su pareja y cómo lo celebramos.

Autor: HotBoss

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *