Susana, mi amante

¡Comparte!

Le bajé la bombachita y le empecé a comer la concha, parecía que estaba comiendo un helado, ella la tenía casi completamente depilada, y noté como se mojaba, era la primera vez que veía semejante espectáculo y me encantaba, ella mientras yo tenía la cara entre sus piernas me acariciaba el pelo, me paré y le mostré mi pija, me la agarró, no estaba muy convencida, pero siguió.

Hola amigos, antes que nada me presento, me llamo Martín, tengo 18 años, y soy de Buenos Aires, Argentina. Me describo físicamente: soy alto, 1.85 más o menos, pelo castaño claro, ojos claros, pero no soy de los chicos más lindos, como se dice, soy de los “normales”, aunque muchas chicas se me “tiraron” en mi vida…

Hace unos días que vengo pensando en escribirles, pero recién hoy me animé a hacerlo… el motivo es para contarles mi primera experiencia en el tema sexo… fue hace poco, y estaba cursando 5to. año de una escuela en el barrio de Almagro, en Capital Federal.

Tenía muchas compañeras y compañeros, por suerte me llevaba (y me llevo) bien con todos, o casi todos. Tenía buena relación con muchas chicas, pero siempre había una que me gustaba más. Ella se llamaba Susana, y el “problema” es que éramos muy buenos amigos como para que pasara algo, sumándole a que soy un poco tímido a veces con estos temas.

– Hola. – Hola Martin, ¿cómo estás? – ¡Susy! ¡Qué sorpresa! yo re bien ¿vos? – Bien, ¿me extrañabas? – Obvio, como no te voy a extrañar… – Te llamaba porque quiero que nos veamos, me di cuenta de que cuando estoy con vos la paso bien… y cuando no estás te extraño… – ¿Qué? (para mi sorpresa ella me estaba facilitando todo) – Que te quiero ver. – ¿Cuándo podés? – Ahora…

Como ella vive a 12 cuadras más o menos de mi casa, ni lo pensé y fui para allá, con todos los nervios que se imaginan… cuando llegué seguían sus viejos, pero ella me hizo pasar a la habitación. Ahí me dijo todo lo que sentía, y yo la miraba con la boca abierta…

Imagínense, le dije todo lo que yo sentía y me dio un beso suave en la boca. Ahí yo estaba muy nervioso, pero nos empezamos a besar, y riéndonos un poco, por los nervios cada vez era más fuerte el beso, nos sentamos en la cama, nos miramos, y ella me dijo:

– Martu, quiero que me cojas despacio por favor, ella me había confesado de que no era virgen, ya que lo había hecho con un novio que había tenido…

La empecé a desvestir, y mis manos temblaban… no era la primera vez que tenía sexo, pero si la primera que hacía el amor, y me estaba gustando mucho, le bajé el pantaloncito que tenía, tipo jogging, y le empecé a hacer caricias en la pancita… ella daba suspiros despacio, y yo le empecé a chupar el vientre, haciendo cosquillitas por todo su cuerpo, que era solo mío… ella se aseguró de que la puerta este bien cerrada, y empezó a desvestirme a mi… yo ya tenía la pija re dura, y pensé que ya iba a eyacular, obvio que no quería todavía, pero era mucha la excitación.

Me pude aguantar y seguimos. Le bajé la bombachita blanca, y le empecé a “comer” la concha, parecía que estaba comiendo un helado, ella la tenía casi completamente depilada, y noté como se mojaba… era la primera vez que veía semejante espectáculo y me encantaba… ella mientras que yo tenía la cara entre sus piernas me acariciaba el pelo y me hablaba despacito. Me paré y le mostré mi pija, me la agarró, no estaba muy convencida, pero siguió:

-¡Dale dale! más Martu siii, seguí, así, te quiero.

Esas palabras me decía Susy, que era toda una diosa… no la había mirado así nunca, pero en ese momento ¡me di cuenta lo que valía esa mujer!

Hicimos un 69 con la poca experiencia que teníamos, pero salió muy bien… practicamos otras cosas… estuvimos como 45 minutos así… hasta que no aguanté más y me corrí… no quiso ella tragarse mi leche y la entendí, pero se la pasó por el cuerpo, que conchita mi amor… nos dimos un beso en la boca como cuando entramos a la pieza… y quedamos en repetirlo. La veía muy contenta y ella a mí también seguro…

Hoy, un año después, con 19 los dos, no estamos de novios, y tampoco lo hacemos tan seguido, pero cuando pasa les juro que es lo máximo…

Autor: Martinrojo

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.