TAMARA, URSULA, ALMITA Y SUS AMIGOS VI I

¡Comparte!

De los 6 hombres que estaban con nosotras ninguno tenía más de 35 años; eran amigos de Úrsula y en el caso de Oscar de una amiga de ella. Habían sido seleccionados por ser gente de nivel, muy vigorosos y por sus "atributos" algo fuera de lo común.- Estaban, como pueden suponer muy calientes y con sus vergas totalmente erectas dispuestos a seguir penetrándonos por todos lados.-Pero de mutuo acuerdo con Úrsula nosotras queríamos convertir en realidad lo que habíamos visto hacer en un video porno con algún agregado especial fruto de nuestras mentes pervertidas para hacer que esa noche fuera inolvidable, como capítulo final de mis vacaciones en Floripa.- Muchachos, vamos a tomar algo y a fumar algún cigarrillo.- Tengo algo en mente para que esta noche deje un lindo recuerdo en Gabrielita para que el año próximo nos venga a visitar otra vez.-Humm- dijo Marcos ¿qué te traés entre manos? -al mismo tiempo que nos ofrecía cigarrillos y nos los encendía.-

Yo estaba sentada en la falda de Alfredo con su pija ahora en semi erección entre mis piernas con un brazo encima de sus hombros y con Valdir y Geraldo a nuestros lados. Úrsula frente a nosotros sentada al borde de la cama con Oscar de una lado, Marcos del otro y Claudio detrás.- Primero voy a traer unas botellas y unos vasos.- Estaba monumental, sólo con las medias puestas resaltando su piel suave, satinada ligeramente bronceada, se puso los zapatos de taco alto para dirigirse al living de donde trajo la bandeja con una botella de whisky, una de licor de coco, y algunos vasos.- Los hombres y también yo no dejábamos de mirar con deleite y con deseo su escultural cuerpo.- Llenó uno de los vasos con licor de coco y me lo alcanzó.-En estas situaciones por lo general compartimos el mismo vaso.- También casi llenó unos vasos para nuestros amigos.

-Tomá, Gabrielita.- dijo Úrsula y me alcanzó un mazo de naipes españoles.

-¿Y eso? ¡No me digan que vamos a jugar a las barajas!-comentó Oscar sonriendo con un expresión de extrañeza.

-No, no vamos a jugar a la baraja pero… ¡ah! ya van a ver que va a ser un juego muy lindo.- Es un juego que se podría llamar " de la calesita"-respondí -Yo voy a ser un pony de la calesita y Gabrielita va a ser ¿qué podrías ser?-dijo Úrsula.

-Bueno…-dije- en la calesita podría ser…ser… ¡sí! una canoita.-Mientras Úrsula se reía los tipos nos miraban intr que seguir nuestras instrucciones… ¿de acuerdo?-les dije.

-OK- Sí- Bueno.- fueron las respuestas.

-Bueno…vamos a empezar-comentó Úrsula.- Allí donde estaba se puso de rodillas, rodeada por los seis tipos.- Gateando con su hermoso culo mirado con deseo por todos fue hasta el otro extremo de la cama.- Una vez allí miró hacia atrás.

-Bueno el que tiene el as de oros puede pasar por la puerta, mostrarme la entrada y entrar en la calesita-dijo Úrsula -¡Yo tengo el as!- exclamó Claudio.- En la pose que estaba Úrsula pensó que iba a poder sodomizarla y fue a ponerse detrás de ella con su pija balanceándose, totalmente erecta.

-¡No papito! No te hagas ilusiones, esa no es la puerta de entrada, la entrada está por acá, delante mío, vení, arrodilláte acá y mostráme la entrada.-Claudio miró con resignación el hermoso y tentador anito de Úrsula y se arrodilló delante de ella con la pija delante de la cara.- Ella tomó la carta, la miró displicentemente para hacerse desear y la puso sobre la almohada.

Tomó la negra e impresionante pija de Claudio, corrió el prepucio hacia atrás y miró embelesada el brillante glande.-¡Huy…! ¡Qué bueno que está esto!- comenzó a recorrerla con la lengua empapándola totalmente con su saliva.- Se introdujo el glande en la boca y sin dejar de masturbarlo comenzó a mamarlo, ronroneando y mirando la expresiones del negro cuando éste comenzó a emitir gemidos de placer.-Dejó de mamarla por un instante.-Gabrielita, ubicáte….- me había llegado el turno.- Fumo poco y tomo poco alcohol y enseguida m

e mareo- Estaba mareada y muy…pero muy caliente.- Oscar me estaba acariciando la conchita y entre los cinco tipos me metían mano por todos lados, por las tetitas, por las nalgas diciéndome todo tipo de groserías.- Bueno, me acosté boca arriba y puse mi cabeza apoyada en una pequeña almohada entre los muslos de Úrsula de tal manera que con sólo sacar la lengua ya estaba en condiciones de lamerle los labios genitales y el clítoris.

-Úrsula, correte un poquito para atrás-le pedí con la finalidad de que mi conchita quedara al aire, fuera del borde de la cama y pudiera también apoyar mis talones en los bordes del sofá que tenía enfrente.-

La canoita ya estaba ubicada en la calesita pronta para que los poseedores de las entradas pudieran acomodarse en ella.- Me dispuse a comenzar gozar y que mejor manera de hacerlo que esmerándome chupándole la cajetita a mi amiga.- Estuvimos como cinco minutos sintiendo los ¡aaaah! de placer de Úrsula cada vez que se sacaba la pija de la boca.-¡El número dos!-sentí que decía mi amiga luego del chasquido que hizo su boca cuando la pija de Claudio escapó de la succión que ella le estaba propinando.

-Anda a la canoita -le dijo Úrsula a Claudio.

-¡Claudio, ahora tenés que chuparme la concha! le dije cuando se puso de rodillas a mi lado.- Obediente, se ubicó entre el sofá y el borde de la cama donde mi cajetita, mi culito, toda mi raja estaba esperando ansiosa la primera lengua que le había tocado en suerte.-El número dos lo tenía Alfredo.

-No me vayas a acabar en la boca-sentí que le decía Úrsula,-porque tenés que recorrer toda la calesita antes de acabar.- ¿Entendés? -Sí, mi amor, dale chupámela-fue su respuesta.-Mi goce fue en aumento chupando y siendo chupada.- Tuve que hacer un esfuerzo para no acabar, me gusta gozar incluso más que con el orgasmo, chupando una buena pija o con una pija adentro o las dos cosas a la vez. El orgasmo, es lo máximo, es el goce supremo pero dura poco.

-Cogéme un anito de Úrsula esperándolo.-Me corrí un poco hacia delante para poder visualizar mejor cómo entraba la pija de Claudio en el ano de Úrsula.-Colaboré separando sus glúteos.- Vi como el negro con la pija en la mano miraba fascinado el orificio en donde iba a meter su pijota.

La tenía empapada con mis jugos.

-¡Ay Claudio dejáme chupártela un poquito más-rogué.-Complaciente, me la metió en la boca, la así con la mano y le di, en forma desesperada, emputecida del todo, media docena de sabrosas chupadas en el mismo momento que Alfredo, habiendo entendido cuál era el proceso completo se abrazó a mis muslos y se prendió desesperadamente a mi hambrienta y agradecida cajetita.-

Desesperado por comerle el culito a mi amiga, Claudio me la sacó de la boca y le puso la punta de la pija en el ano a Úrsula.-Estaba bien lubricado pero no tenía el esfínter muy dilatado.- Su ano era un frunce delicioso.- Mi músculos vaginales se contraían espasmódicamente reclamando desesperadamente una pija sintiendo deliciosas sensaciones como suaves choques de corriente eléctrica a cada lametazo o chupada que me daba Alfredo.

-¡Aaaaaay, Alfredo, cogéeme, cojéeme toda, dale!!!-exclamé al mismo tiempo que tomaba a Alfredo de la cabeza y lo jalaba hacía mí.-Sentí la deliciosa verga de Alfredo, gruesa y larga , sólida y contundente, abrirse paso entre mis labios genitales y hundirse en mi barriguita.

-¡Aaaah, sí, Alfredo! ¡Qué rica pija!!! ¡Metémela toda! ¡Bien fuerte! ¡Así!!!¡Así..!!.!!¡Qué delicia, papito!¡Aquello era una locura!- Todos gozábamos como bestias.- Úrsula chupándole la pija a Marcos y ensartada por el culo por Claudio.- Yo viendo el anito de Úrsula dilatado al máximo con la pija de Claudio entrando a fondo en su barriga y retrocediendo dejando sólo el glande adentro.- De vez en cuando se detenía para darle un violento empujón que hacía que Úrsula lanzara alaridos de placer.-

El vaivén adquirió un ritmo de vértigo.

-¡Chupáme, Gabrielita, chupáme que voy a acabar!!-gritó Úrsula.-Su cuerpo dio un violento empellón hacia atrás para que la pija de Claudio presionara su útero y su cuerpo quedó estático.- Sentí como su clítoris hinchado entre mis labios y presionado por mi lengua parecía un corazón latiendo mientras sentía la suavidad de su

s muslos apretándome la cabeza.- ¡¡¡Aaaaaggggh! ¡A…ca…bo…! ¡A…ca…bo….!-exclamaba Úrsula en medio de su éxtasis.

-¡Gabrielita, voy a acabar!—-sentí que exclamaba Claudio.-Al sentir eso Úrsula, movió un poco su cuerpo hacia delante, sabiendo, de acuerdo a lo planificado, que me tocaba a mi tragarme toda la acabada de Claudio.- Éste empezó a hacerse la paja frenéticamente con su glande casi pegado a mis labios.

-¡Aaaaaahhhh…! ¡Aaaaaahhhh! ¡Tomá leche, puta! Decía Claudio mirándome a los ojos.

-¡Aaaah! ¡Sí, soy puta! ¡Reputa! ¡dame esa leche, negro de mierda!- exclamé, recaliente y al borde del orgasmo.- Abrí la boca .- Los primero chorros de leche , tibios y espesos golpearon sobre mi cara.- Con mi boca abierta al máximo , tomé la pija entre mis manos y me la metí en la boca.- La pija del negro parecía un surtidor.- Se me llenó la boca de semen que fue saboreado por mi con los ojos cerrados, me lo trague enseguida y los pijazos de Alfredo, agarrándome de las nalgas y con algunos dedos en mi culo me hicieron acabar como una bestia.

-¡El cuatro! Gabriela, seguíme chupando- exclamó Úrsula dispuesta a seguir gozando en busca de un nuevo orgas llevando sus manos a la nuca de Valdir.

-¡Metémela toda! ¡Reventáme!-enganchó sus talones en las caderas del negro y esté de un solo empellón, enterró su gruesa verga en la concha palpitante de mi amiga.-Pero quedaban todavía cuatro machos que no podían esperar más.-Me arrodillé con la espalda bien flexionada con los muslos separados y mi anito bien expuesto.

-¡Marcos, dame!!!Se ubicó arrodillado detrás de mí.

-¿Por el culo?-preguntó ansioso.

-¡Sí, mi amor, metémela despacito- respondí.-Por lo general, a él se la pido que me la meta despacito y más aún cuando me va a sodomizar debido a las dimensiones fuera de lo común de sus atributos genitales.-

Mi cuerpo pareció abrirse al medio cuando mi esfínter anal dilatándose al máximo permitió que la cabezota de su pija empezara a deslizarse dentro del recto lentamente, bien apretadita.- ¡deliciosamente apretadita! Sentí la tibieza de sus bolas al rozar mis labios genitales cuando me la metió toda.- Un último y suave empujón hizo que mi cuerpo se sacudiera al mismo tiempo que sentí una deliciosa sensación como de empalamiento.

-¡Mi amor, qué garrote que tenés!- no pude menos qué exclamar.

-¿Te gusta?-me susurró al oído -¡Wuauu, sí , revolvéme despacito!Me erguí apoyando las manos en la cama y a mi lado vi a Úrsula, cogiendo con Valdir y con su cabeza reclinada a un costado y a Oscar maniobrando con su verga sobre la carita que con los ojos cerrados, los dientes apretados gozaba sintiendo seguramente en su conchita la pija de Valdir.- Cuando abrió los ojos y vio el inmenso garrote de Oscar, tan grande como el de Marcos, abrió la boca y entonces, Oscar, le metió la pija en la boca.-Alfredo y Geraldo con las pijas erectas al máximo nos miraban coger.-Alfredo se acostó a mi lado mientras Marcos me sodomizaba.

-¡Date vuelta y dame la conchita, no seas mala!-me pidió.-Mientras Marcos me daba por el culo yo me acariciaba el clítoris con la palma de la mano.

-¡Esperá!-le respondí a Alfredo.- Decidí complacerlo.- ¡Sacámela y acostáte, dejáme que te coja yo!!-le pedí a Marcos.-Sentí un vacío en el culito cuando me la sacó.-Marcos se acostó boca arriba.- Se agarraba la pija con los dedos desde la base.- Al verle aquella terrible pija me parecía mentira que me hubiera entrado toda dentro de la barriga.- Me pasé los dedos por el ano y ¡wuauu!! Lo tenía bien abierto, también, ¡no era para menos!- Esa noche pensaba sólo en gozar, en emputecerme como pocas veces, sacar el mayor partido posible de la media docena de machos que teníamos para gozar Úrsula y yo.- Abrí las piernas con el cuerpo de Marcos entre ellas.-Incliné mi cuerpo hacia delante para que Marcos con mi ano bien abierto y a su disposición volviera a meterme su garrote en el culo.- Sentí que mi ano volvía a tragarse el glande y entonces me erguí y lentamente sentada en aquella pija dura como un fierro me la fui metiendo hasta el fondo.-Otra vez bien ensartada me eché hacia atrás con mi cabeza junto a la de Marcos y con las piernas bien abiertas.- Sus manos recorrían mi cuerpo, apretaban mis tetas, pellizcaba mis pezones.- Alfredo comen

zó a chuparme los pezones.- Con su cabeza sobre mi pecho le hablé al oído.

-¿No era que querías cogerme? ¿Qué estás esperando?- me miró y le mostré la lengua y agregué enseguida: ¿Me cogés vos o le pido a Geraldo?No perdió la oportunidad.- Se arrodilló entre mis piernas, aferrando su pija rozó el glande en mis labios genitales a esta altura chorreando j mamando junto conmigo la pija de Oscar.-A éste lo habíamos conocido esa noche y su pija junto con la de Marcos eran las dos más grandes y gruesas.- -Valdir metémela por el culo, ahora quiero coger con Oscar.-pidió Úrsula.-Con movimientos rápidos, Oscar se acostó boca arriba, ella se sentó sobre su estaca y se dejó caer sobre ella hasta que su clítoris comenzó a rozar la gruesa verga.- Se echó hacia delante ofreciéndole sus fabulosas tetas a Oscar para que se las chupara y el ojete a Valdir para que la sodomizara.- Claudio ya le había comido el culito a Úrsula y yo le había tragado toda la acabada.-Pero ante el cuadro de lujuria que se desarrollaba antes sus ojos no tardó en tener nuevamente su pija erecta al máximo.-Se ubicó al lado de Úrsula para que se la chupara.- Y así, las dos una boca arriba y la otra con el culo para arriba, pero las dos penetradas por todos lados estuvimos gozando como media hora cogiendo y chupando pijas .- ¡Qué manera de coger, una al lado de la otra! Yo acabé una vez y a juzgar por sus gritos Úrsula también, pero los tipos nos seguían dando sin parar.-

Geraldo cambió de lugar con Valdir y comenzó a sodomizar a Úrsula y Valdir a darme por la conchita.- En medio de tan brutal cojinche, los labios de Úrsula se acercaban a los míos y nos dábamos besos de lengua, alternando con los chupones que dábamos a las pijas yo, a la de Geraldo y ella a la de Claudio.

-¡Denme fuerte que voy a acabar otra vez!-exclamó Úrsula.

-¡Yo también voy a acabar, reviéntenme, quiero que me rompan toda! Los tipos nos empezaron a dar con alma y vida, respondiendo ambas a sus brutales empellones de la misma manera con nuestras caderas.-Gocé de un orgasmo brutal mientras era violentada sin lástima.- Los alaridos de Úrsula demostrando un goce intenso resonaban en la pieza junto con las cachetadas que le daban en las nalgas y el plap, plap del choque de los cuerpos desnudos y sudados.- Acabamos ambas casi al mismo tiempo.- Pero los tipos siguieron serruchando y gozando de nuestros cuerpos.-Se alternaban, cambiando de lugar.

-¡Quiero leche!-grité.

-¡Yo también!-reclamó Úrsula.-Apartó a los machos que estaban con ella y se acostó a mi lado con su cara junto a la mía.-Lo que pasó a continuación fue fabuloso.-Primero dos de ellos nos acabaron en pleno rostro, luego otros dos y finalmente los dos últimos.-Permanecimos con los ojos cerrados, las bocas abiertas mientras que un torrente de semen nos inundaba las caras y llenaba las bocas abiertas esperando ansiosas el delicioso líquido que tragábamos glotonamente.-

Nuestro plan se vino al diablo, los tipos nos pasaron cogiendo toda la noche, ya de a uno, ya de a dos, penetrándonos por la concha, sodomizándonos a voluntad y haciéndonos tragar sus acabadas.-Recobraban nuevos bríos pidiéndonos que nos chupáramos nosotras haciendo 69. Los complacíamos de buen grado hasta que no resistían más nos separaban a los tirones y nos volvían a ensartar por donde se les ocurriera.- Fue la última orgía que disfruté en Floripa el año pasado.- Por ser la última fue la más brutal, la más lujuriosa, la más degenerada,.- Fue la noche en que Úrsula y yo estuvimos más putas y viciosas que nunca.- Cada vez que me acuerdo de esa noche, cuando estoy en mi dormitorio me termino masturbando o yendo al dormitorio de mis papis adoptivos para que aplacan mis ansias de gozar. Ya pasó más de un año de esto.- Cuando lean esto ya voy a estar otra vez en Florianópolis en donde posiblemente esté gozando tanto como gocé en la oportunidad que acabo HREF=”https://www.marqueze.net/hard.html”> hard – miscelanea – Novedades

Para hacerme llegar tus comentarios, sugerenciaso si deseas colaborar con esta página, por favor, envíameun E-mail a webmistress (arroba) marqueze.netWeb: https://www.marqueze.net

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.