TRES POLLAS PARA MI NOVIA LA PUTITA

¡Comparte!

Hola me llamo Ángel y mi historia relata sobre el día que nos encontraron unos guardianes de la seguridad publica a mi novia y a mi teniendo sexo en un despoblado.

Todo empezó en un día normal en el que a mi novia se le antojó ir a comer a un restaurante y yo acepté pero con la condición de que se pusiera una mini que yo mismo le había comprado y ella aceptó. Entonces nos citamos para las 6 de la tarde. Yo me encontraba nervioso pero a la vez excitado porque solo de imaginarme a mi novia con esa mini me ponía a 1000 pero a la vez me daba un poco de corte porque me imaginaba que otros tipos le pudieran ver algo más que sus lindas piernas, pero en fin ya todo estaba dicho, así que yo terminé de arreglarme faltando diez minutos para la hora acordada.

Ya siendo la hora me puse en marcha para su casa y al llegar toque la puerta y salio pensé a ver visto mal pero no ella había combinado la falda con una blusita casi transparente pero con un top que le cubría apenas sus lindos pechos. En ese momento le dije que se veía lindísima y me acerqué besarla y al acercarme ella sintió mi erección y me preguntó que porque estaba asi de erecto y le dije que todo era por ella.

Nos besamos y nos dispusimos a marcharnos rumbo ese restaurante en el que habíamos acordado comer, la comida transcurrió normal pero con un cierto aire de lujuria porque cuando los meseros se acercaban a pedir la orden no podían evitar fijarse en sus pechos que la verdad son lindísimos y duros.

Para cuando terminamos la comida ya eran las ocho de la noche así que para cuando salimos ya era de noche y aunque no me lo crean yo seguía excitado con tan solo verla con ese atuendo tan lindo. Pero pensé que todo terminaría por esa noche, pero no fue así ya que cuando íbamos a medio camino rumbo a su casa ella me dijo por haberte portado como todo un caballero durante la cena te voy a dejar que me toques lo que quieras, para que veas que no solo tú estabas excitado, entonces le pregunté que porque decía eso y me dijo, no pierdas de vista el camino y préstame tu mano. Yo realmente sin pensar en donde me iba a poner la mano se la di, y me dijo, espero que no te distraigas porque chocaríamos.

Entonces para cuando ella me tomó de la mano me la llevó a su entrepierna y me la puso en su linda vagina, que al tocarla me di cuenta que no llevaba ropa interior, entonces le pregunté que porque no me lo comentó cuando llegué a su casa, y ella me dijo que era para ver si realmente ella me encantaba con tan solo su falda, y en ese preciso momento se me ocurrió una idea y se la comenté diciéndole que tenia que aliviar mi calentura, me dijo que era lo que más me gustaría hacer y entonces fue cuando se lo comenté, le dije que yo siempre he querido hacerlo al aire libre y me dijo que le daba miedo que nos saliera un animal o que nos vieran, para ese entonces yo ya tenia mis dedos dentro de su vagina y le dije que no tenia nada de que tener miedo, ya que yo estaría ahí para cuidarla, entonces empecé a mover los dedos lentamente alrededor de su vagina ella solo se estremeció y me dijo está bien ya me tienes bien mojada, y haré lo que quieras pero ay que tener cuidado de que nadie nos vea ok y le dije ok.

Entonces le dije que me iba a dirigir a un lugar que le llaman el mirador, ya que desde ahí se puede ver media ciudad y sin que nadie nos vea, ella aceptó y me puse en marcha para ese lugar para cuando llegamos casi no se podía ver nada, pero con las luces de el carro me dispuse a ver cual seria el mejor lugar para hacer nuestras cosas y entonces vi un lugar donde casi no tenia ramas y me acerqué ahí.

Le dije que se bajara y al bajarse su mini se le enrolló hasta el comienzo de sus nalgas y eso me calentó más y antes de que se terminara de bajar me acerqué y me saqué la verga y se la di a chupar la cual ella aceptó sin ningún tapujo, le empecé a quitar la blusa y el top y salieron a el aire esas liadísimas tetas que tiene se las empecé a chupar y con las dos manos le tocaba la concha toda moja

da, le dije que si le gustaba lo que hacíamos y solo me contestó con un gemido ¡Siiiiiiiiiiii papi, me encanta, quisiera poder comerte la verga y que también me cogieras por la concha y por el culo! Entonces se me ocurrió una idea y le dije si le gustaría que le metiera la verga por el culo y algo más en la concha y como ya estaba caliente me dijo siiiiiiiiii, hazlo que me muero de ganaaaaaaaaas, entonces ella tuvo un orgasmo, le dije que se metiera en el carro y lo hizo entonces le dije que se pusiera de espaldas y la fui dirigiendo hacia la palanca de cambios que tiene el carro, entonces al sentir ella mis intenciones me dijo que estaba muy grande y le dije que se relajara, que con lo húmeda que estaba no tendría problemas entonces ella soltó el cuerpo se dejó hacer la fui acomodando mientras ella daba pequeños gemidos, si papi me gusta, ya la siento casi adentro, hasta que le entró toda y le dije, ahora prepárate porque voy por tu culo, yo le chupé su anito y se la acomodé en su culito entonces ella me dijo metelaaaaaaaaaaa yaaaaaaaaaaaaaaa y se la dejé ir de un solo golpe.

Y empezó a gemir y a decir cosas como " si papi que rico que rico se siente que te metan dos vergas al mismo tiempo, sigue no pares que me corrrooooooooooooooooooo" para cuando estaba a punto de correrme vi unas luces atrás de mi, cual fue mi sorpresa que era un patrulla y ya nos habían visto, yo quise zafarme pero mi novia, que no se había dado cuenta, me dijo que no se la sacara pero me fue imposible, ya que cuando vi la patrulla me jale hacia atrás y mi novia siguió dándose palo con la palanca de cambios, entonces los de seguridad se acercaron, la vieron y me dijeron que pasaba, y les dije que lo sentíamos, en ese momento mi novia volteó y se dio cuenta de todo, se espantó y se salió de golpe, cosa que la hizo gemir sin querer, entonces ella me dijo que porque no le dije, y se molestó, pero le dije que ya solo nos quedaba ver que podíamos hacer para librarnos.

Entonces me acerqué al guardia del orden y le dije que como nos podíamos arreglar, y me dijo que estaba enfadado por la situación en la que nos encontraron ya que para ese entonces vi que se bajaba otro guardia de la patrulla y me dijo que si quería nos podíamos olvidar del problema con una milpa (1000 pesos) pero le dije que no portaba tal cantidad, y le dije que si me permitía hablar con mi novia y aceptaron de buena gana, entonces me acerqué a mi novia, que para ese entonces ya se había puesto solo la blusa semi transparente, y le comenté el caso y me dijo que ella solo traía 200 pesos y le dije que solo faltaban 300 ya que yo traía 500, entonces me acerqué a los guardias y se los comenté pero ellos me dijeron que no, que la milpa si no nada, y nos transportarían a la comandancia, entonces se me ocurrió una idea, les dije ¿que tal si esos 300 pesos se los pagaba con otra cosa?, entonces ellos me dijeron que cual seria la forma de pago y les dije que les pagaría con mi novia, vi cuando se les iluminaron los ojos y se pusieron a platicar entre ellos y después de cinco minutos me dijeron que aceptaban, entonces les dije que tenia que platicar con mi novia y ellos aceptaron.

Entonces me dirigí hacia donde se encontraba mi novia y le dije que ellos aceptaban el dinero pero que el resto lo tendríamos que pagar de otra manera, entonces ella preguntó que cual era la otra forma, le dije que ellos aceptaron como acuerdo el tener sexo con ellos, ella se me quedó viendo y solo sonrió y me dijo ok papi, te dije que haría todo lo que tú quisieras y mi propuesta sigue en pie, entonces los llamé y que todo estaba arreglado, entonces ellos solo rieron y empezaron a tocar a mi novia como si nunca hubieran tocado a una mujer, en cuestión de segundos ya la tenían desnuda y dándole a mamar sus vergas, ella se notaba excitadísima, ya que mamaba una y enseguida la otra y luego las dos juntas, entonces ellos le dijeron que la querían penetrar y ella solo dijo ok, se volteó y les ofreció el culo y su vagina para que hicieran lo que quisieran, entonces uno de ellos le tocó la concha y dijo, mami, estás recaliente, estás toda mojada como una putita, ella solo sonrió, ya méteme la verga que estoy muy caliente entonces él la penetró de un solo golpe, ella solo pegó un grito uuuuuuuy que delicia pero quiero más, entonces el otro guardián se acercó y le dio a mamar la verga, ella como si fuera el último momento de su vida la empezó a mamar después de cinc

o minutos le pidió, metela por atrás, rompeme el culo.

Para ese entonces el otro ya se había acostado dentro del carro, subió a mi novia para que lo montara, ella se subió y empezó a montarlo, el otro la tomó por las preciosas nalgas que tiene y también se la dejó ir de un solo golpe, ella ya ni se inmutó y empezó a gemir, gritaba soy una puuttaaaa, mira mi amor como me están cogiendo estos dos machos, ¿te gusta mi vida? dime si te gusta, entonces yo me acerqué le di un beso en la boca, te amo mi reina y gracias por ser tan puta como lo eres y me dijo, solo lo hago por ti mi vida, y en ese preciso momento tuvo un orgasmo brutal tanto que me rogó, amor dame tu verga la quiero en la boca, entonces me saqué la verga, que para ese momento ya la tenia como fierro, me la empezó a chupar y entonces los dos guardias empezaron a gemir y fue cuando me di cuenta que ya se estaban preparando para correrse, entonces le pregunté donde quieres que te den la lechita mi vida, la quiero en mi cara mi vida, ellos le sacaron sus vergas, ella se acomodó enfrente de ellos y se las empezó a mamar, ellos en cuestión de segundos se empezaron a correr en su cara, en su boca, en sus tetas, en donde cayeran los chorros de esperma caliente que tanto le gusta a mi novia, ya para cuando terminaron de correrse mi novia solo giró y les dijo gracias, gracias por todo, ellos solo se rieron y se dieron media vuelta y me dijeron todo está pagado, cuando quieras lo repetimos, yo solo dije ok y se marcharon.

Ya cuando se habían ido le pregunté a mi novia si le había gustado, -me encantó, gracias mi vida, me he dado cuenta que te amo con toda mi alma, – gracias a ti y yo también te amo, ella se quiso limpiar los restos de esperma que le quedaban y susurré, -no amor- quédate así, quiero que lleguemos a la casa así como estás, ella aceptó, nos vestimos y emprendimos el camino a casa.

Ahora ya somos marido y mujer y somos felices y no perdemos la esperanza de volver a vivir otra aventura con dos o más hombres y mujeres ya que ella quiere sentir que se sentiría estar con otra mujer y aparte quiere recompensarme, espero que alguien se anime y nos contacte, estamos abiertos para todos.

Autor: Carros de lujo carros_de_lujo (arroba) hotmail.com

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.