UN FIN DE SEMANA INOLVIDABLE (II).

¡Comparte!

Hola amigos de Marqueze. Os mando la segunda parte del relato de sado/maso, un fin de semana inolvidable II, escrito por mi esclava Andrea y supervisado por mi, por si queréis publicarlo. Gracias anticipadas Amo Jordi.

Continuación del relato publicado el 26 de dic del 2002 UN FIN DE SEMANA INOVIDABLE I Hola, mi nombre es Andrea, soy la puta de mi amo Jordi, junto a su supervisión relatamos una sesión, esta historia es la continuación de un fin de semana con mi amo

Siento como tus manos hurgan en mi coñito, esta sensible, por lo del día anterior, y por haber estado inmóvil toda la noche. Miro por la ventana y ya amaneció, los pájaros cantan. Me desatas, acaricias mis muslos, mis brazos para que la circulación vuelva a su estado normal, estoy deseosa de ti, lo hueles en el ambiente, pero tu no me haces ni caso. Vas por unas cuerdas, primero me atas las tetas, las dejas bien tensas, luego, pasas la cuerda por mi coñito, esas cuerdas tienen unos nudos, que van a parar justo a mi culito y coñito, la tensas lo suficiente para que ambos nudos rocen mis hoyitos. Luego, con las tetas tensas, el coño y el culo invadidos por nudos, atas mis manos a la misma cuerda, "es hora de hacer ejercicio" me dices, y tiras de la cuerda. Siento como el nudo roza mi clítoris, ese movimiento, hace que mis pezones se pongan duros. El otro nudo quiere invadir mi culo, meterse entero en él. Salimos de la casa, esta helado, hace frío, me llevas por el campo a dar un paseo, estas buscando un juguete para mí. Mi paso a veces se hace lento, las piernas me fallan, me tiemblan, un roce mas y me voy a correr. De pronto te paras, atas el extremo de la cuerda a lo alto de una rama, la cuerda se mete mas en mi coño, te acercas y me besas, tu lengua busca desenfrenadamente la mía, juegas con ella, rozas mis labios, yo gimo, una nalgada, sigues besándome, pasas tu mano por mi coño y lo notas mojado, estoy a punto de estallar Mi deseo por correrme va en aumento, vuelvo a gemir, y apenas puedo controlar un orgasmo, un pequeño orgasmo, pero tu te das cuenta, me miras molesto, me das una bofetada, me sacas las cuerdas del cuerpo y atas mis manos a lo alto de la rama, separas mis piernas y también las atas, mis pies apenas tocan el suelo. Antes de salir de casa tomaste un par de juguetes, los cuales no vi, y que pensaste podían serte útiles. Te colocas a mi espalda, siento milimétricamente las colas del látigo en cada uno de mis pezones, me estremezco. Luego viene otro azote que da en la espalda, los cuento uno tras otro, son en total 20 De esos 8 dan en mis pezones. Pienso equivocadamente que eso termina ahí, cuando siento el primer latigazo en mi culo, en mi coño, alternaste entre uno y otro. Con el coño abierto para ti, los latigazos dan mas de una vez en mi clítoris que ya esta sensible por el roce de la cuerda. No me hablas, no me diriges la palabra mientras me castigas. Castigas cada una de las partes de mi cuerpo, la espalda, culito, coño, tetas, muslos. Cuando terminas de azotarme, me dejas ahí un rato, solo apoyada en la punta de los dedos de mis pies, mi cabellera cubre mi rostro. Vas a por una manta, la tiendes en el suelo y procedes a desatarme. Al desatarme, te fijas que mis mejillas están mojadas de tanto llorar y mis ojos rojos por el mismo hecho, secas mis lagrimas, me tomas y me llevas a la manta. Ahí acaricias mi cuerpo, cuando tocas mis pezones, mi cuerpo salta por el dolor, lo mismo pasa cuando me acaricias al clítoris, estoy dolorida, físicamente, si, pero también emocionalmente, no me gusta fallarte, no quiero que me dejes. Este fin de semana era para demostrarte lo buena puta que puedo ser, pero ya te había fallado. Siento tus caricias en mi cuerpo, poco a poco, lentamente me empiezo a recuperar. "¿Estas bien?" me preguntas, "si amo" te respondo. Agacho la cabeza y te pregunto si estas molesto conmigo, "un poco" me dices. No te miro, me avergüenza fallarte, "lo siento amo, no quise correrme sin tu permiso" "Mira, tienes aun tiempo para reivindicarte, de aquí en adelante, seré mas duro contigo, en los castigos y las pruebas" "Si amo como digas" Me alegra escuchar que me das una segunda oportunidad. "Vamos a la casa para asearnos y desayunar" Miro tu reloj, ya son alrededor de las 10 de la mañana "Prepara el baño" me dices, mientras sales del baño. Yo abro la llave de la bañera, pruebo la tem

peratura del agua, que sea la adecuada para ti, busco toallas nuevas. En eso llegas a mi lado, desnudo, mis ojos sin intención recorren tu cuerpo desnudo, tu te sonríes, y me das una nalgada suave, yo reacciono, "vamos putita, es solo un baño", yo me sonrío, "lo se amo". Mientras te baño hablamos amenamente, toco tu polla varias veces y esta dura y me gusta sentir esa sensación, y por lo que veo a ti también. Voy por las toallas y procedo a secarte, con mucho mimo. Cuando estas seco me dices "espera aquí, ya vuelvo" Me quedo de pie, desnuda al lado de la bañera. Vuelves y estas mas atractivo que nunca, ya tengo el baño listo para mí. Me tomas de la mano y me ayudas a entrar en la bañera Me relajo completamente, tus manos pasan por todo mi cuerpo, tus dedos pellizcan suavemente mis pezones, clítoris, lavas cada hoyito de mi cuerpo. Cuando terminas me pasas una toalla por el cuerpo, me secas. Luego me llevas a tu dormitorio, tienes mi ropa, cremas, perfumes, maquillaje, todo. Tomas un poco de crema en tus manos y me la pasas por el cuerpo, mi respiración empieza aumentar cuando pasas tus manos por mi tetitas, el culo, entre las piernas. Luego, me das unas braguitas, son de color blanco, y tienen un bonito diseño de encaje, luego me das la falda de microfibra, apenas me tapa el culo La temperatura en la habitación ha subido considerablemente, vas por unas cuerdas y me atas las muñecas detrás de la espalda, pinzas mis pezones, me tomas de los hombros y me indicas que me ponga de rodillas. Lo hago, desabrochas el cierre de tu pantalón, tu polla sale erecta, dura, roja, me tomas de la cabeza, recoges con una mano mi cabellera larga, mojada, "abre la boca putita", me dices Yo lo hago inmediatamente, pones la cabeza de tu polla en mis labios, y en un solo movimiento toda tu polla entra en mi boca. Siento que me falta el aire, pero tu permaneces ahí hasta que me acostumbro. Luego empiezas con un mete y saca, tú eres el que maneja la situación, te gusta verme así Siento mi coñito húmedo, y la presión en los pezones aumenta. Tu polla entra y sale de mi boca cada vez más rápido, sacas tu polla, te sigues masturbando, abro mi boca y toda tu leche me la vacías en mi boca. Cuando noto que algo cae de mi boca, mi lengua lo recoge. Tomo tu polla y la dejo limpia, sin rastro de tu semen, me levantas del suelo, tiras de las pinzas, tocas mi coño, tomas las dos pinzas con tus manos y de un solo tirón las sacas. Cierro los ojos por el dolor que siento. Luego desatas mis manos y me pasas la blusa para que me la ponga, es de color claro, mis pezones resaltan debajo de la blusa. "Vamos a ir al pueblo de compras y luego a almorzar a un restaurante", agacho la cabeza, "como tu digas amo" "Vamos" me dices, mientras acaricias mi culo. Nos preparamos para ir al pueblo de compras y luego a comer. Llegamos al pueblo, yo obedientemente como me enseñaste voy detrás de ti, pero tu me haces un gesto, quieres que vaya delante de ti, quieres observar la escena y que es lo que sucede. Noto mi cara de todos colores porque todos me miran directamente a las tetas, evidentemente ya que no llevo sujetador, las tetas se balancean como quieren, y mis pezones bien marcados Te acercas sutilmente hacia mí y me miras, yo llevo la vista en el suelo, siento tu mirada y levanto la vista, ves en mi rostro la vergüenza de la exhibición en un pueblo pequeño. "Vamos", me dices, y te acompaño a un estanco. Cuando entramos no hay nadie, pero a los pocos minutos, hay mas gente de la que nunca ha entrado. Todos me vienen a ver, tu, casualmente haces caer algo que estaba sobre el mostrador, yo me quedo quieta, un hombre amablemente lo quiere recoger, "¡NO!", dices tú en forma enérgica, "que lo recoja ella" Siento como mi cuerpo se tensa, tomo aliento, separo las piernas, y sin doblar las rodillas recojo lo que esta en el suelo Las personas que están detrás de mí, ven mi diminuto tanga, en cambio los que están enfrente ven mis enormes tetas. Cuando me incorporo y te entrego lo que se ha caído, ves mi cara colorada por la vergüenza, te sonríes, y me dices, "gracias perrita", el rubor aumenta en mis mejillas. Compras unos cigarros y nos vamos, no digo ni una sola palabra durante el camino al coche. Cerca del coche, me preguntas "¿cómo estas?", "bien amo", te respondo, me tomas del brazo, me acercas a tu cuerpo, me haces sentir tu polla dura, me besas profundamente. Mientras me besas acaricias mi espalda y pones tu mano debajo de la faldita y me acaricias el culo. Un

dedo recorre mi rajita del culo, notas mi placer, te alejas un poco de mí y mirándote a la cara te digo "gracias amo", "de nada putita, ¿sabes?, tanta acción me dio hambre, así que vamos a comer", "si amo, a mi también me dio hambre" Después de lo que paso en la mañana esperaba" algo de acción" en el restaurante, y así ha sido. Al sentarnos me indicas que desabroche un botón de mi blusa, para que él camarero pueda ver bien mis tetas. Efectivamente el camarero no ha apartado sus ojos de mis tetas, ni al tomar nota de lo que íbamos a comer ni al traernos el primer plato. Yo no me atrevo a levantar la vista pero tu me dices que le mire a la cara y le sonría. Antes del segundo plato, me dices "Andrea, ¿Verdad que llevas braguitas?" "Si Amo, llevo un pequeño tanga" te contesto. "¿Y no sabes que tienes prohibido usar ropa interior en mi presencia?" "Pero amo, si tu has visto como me lo ponía y no has dicho nada" te contesto. "Pues bien putita ahora quiero que te lo quites aquí" Hago señal de levantarme "¡No puta, he dicho aquí!" Enrojezco de vergüenza, y no sin dificultad, empiezo a bajarme el tanga. Al principio me cuesta un poco, pero una vez ha pasado mis muslos ya todo es más sencillo, una vez pasadas las rodillas con un movimiento de piernas lo hago descender hasta mis pies. Me agacho y te lo doy. Tu lo dejas sobre la mesa, si no fuera por las puntillas, podría pasar por una servilleta, pues es blanco. Una vez hemos comido te levantas, tomas el tanga y te lo metes en un bolsillo. "Vamos putita, lo de hace un rato ha sido para que aprendas a obedecer" "Si amo, gracias por la lección" Ya de vuelta en la cabaña, me llevas directamente a la sala de sesiones, me pides que me desnude, lo hago complaciente, me tocas el coño, esta húmedo Mientras preparas todo, me atas las muñecas a mi espalda, me separas las piernas con una vara y atas mis tobillos a la vara, te pones detrás de mi y me pellizcas los pezones. Gimo un poco y eso no te gusta, me pones una bola en la boca atada a mi nuca, me pinzas los pezones y le agregas unas pesas. Cubres el piso con una manta, traes junto a la manta unas cuerdas, un consolador, un vibrador, y mi collar de perra Me desatas los pies y me llevas junto a la manta, haces que me tienda de espaldas, me sacas la bola de la boca, doblas mis rodillas y quedan mis piernas abiertas y las atas a la vara con las cuerdas. Tengo el culo y coño a tu disposición, los brazos quedan atados sobre mi nuca a un trozo de madera que hay en la sala, me sacas las pinzas de los pezones, me pones mi collar, sacas tu polla que esta tiesa, dura, y yo instintivamente me la llevo a la boca y te comienzo a lamer, te gusta, lo se Me sacas tu polla, vuelves con unas pinzas unidas por una cadenita y me las pones en los pezones y pasas la cadenita por mi collar, mis pezones quedan estirados Luego, me pones el consolador en el coño juegas un rato con el, lo sacas, me lo pasas por la boca, y lo dejo limpio, me penetras mas con el consolador, entra y sale de mi boca, lo vuelves a poner en el coño, entra y sale de él, el vibrador lo pones directo en mi clítoris. Me estremezco entera, siento las olas de placer recorriendo mi cuerpo, tengo los ojos cerrados, la boca abierta, gimo de placer. Me sacas el vibrador, oyes mi queja, te sacas los pantalones, lubricas un poco tu polla, te arrodillas, la pones a la altura de mi culo y me penetras rápidamente, gimo de dolor y de placer, conectas nuevamente el vibrador en mi clítoris, mi respiración se acelera, sientes mi calentura, te gusta verme así, como una perra en celo. Muevo un poco mi cabeza para que las pinzas tiren mis pezones y así retrasar mi orgasmo. Sé que te gusta que espere tu orden para correrme. Sabes que mi orgasmo es inminente, estando llena como estoy y más con el vibrador, llegara en cualquier momento, "ahora putita, puedes correrte" Tus embestidas son cada vez más rápidas y fuertes, mi cuerpo ya esta por estremecerse, un gran grito de placer se desata cuando me corro Tu al sentirme correr así, te corres como nunca derramando un poco de tu leche en mi coño, y vientre "Oohh amo, gracias por usarme así", te digo cuando logro controlar mi respiración Me sacas el consolador, me sacas las pinzas, me quejo por el dolor, frotas mis pezones para que vuelvan a la normalidad, me desatas las piernas y los brazos, me acaricias para que la sangre vuelva a circular "Amo, disculpa, pero ¿te puedo dar un beso?" Me miras y sonríes, y me das un profundo beso.

"Gracias amo, por aceptarme como tu esclava, y por darme la oportunidad de estar aquí contigo" Nos hemos corrido como nunca, el cuarto huele a sexo, calentura. Tanta acción nos da hambre, "¿amo, te preparo la cena?", "Esta bien putita" me dices amablemente. Me dirijo a la cocina, busco en el refrigerador algo para prepararte, arreglo la mesa para que este a tu altura, me estoy lavando las manos cuando llegas, te colocas detrás de mí, y tomas mis pezones, los aprietas, pellizcas, me das una nalgada cuando mi culo busca tu polla "No seas tan golosa putita, ya tendremos tiempo para jugar dentro de un rato", espero que te sientes en la mesa, me pongo a tu lado, me miras y me invitas a cenar contigo, te lo agradezco con una sonrisa. Entre la comida, la conversación, la música, las risas, ha pasado mucho tiempo, ya es de noche. Te levantas y me dices, "limpia todo y te vas a mi habitación". La alegría me invade, ¿habré entendido bien?, ¿Mi amo me concederá la oportunidad de dormir con él?, Me apuro en arreglar todo e ir luego a la habitación de mi amo. Ya en la habitación, me quedo en la puerta, espero tu orden para entrar en ella, "pasa putita". Despacio entro y me coloco frente a ti, me pones mi collar, me atas las muñecas, buscas unas pinzas con pesas, y me las colocas en los pezones, haces que me incline un poco, abres mis piernas, tus dedos recorren mi coño húmedo. Siento como las pesas hacen presa de mis pezones, como los estiran. Vas por una fusta, me dejas el culo rojo después de los 20 azotes. Luego siento como un látigo invade mi coño, mi clítoris, uno tras otro, hasta completar 20 latigazos en mi coño haces que me estremezca y que las pesas se muevan estirando y presionando mas mis pezones. Haces que me incorpore nuevamente, tomas las pinzas y las sacas, ahora son mis tetas las que reciben 20 latigazos, entre el dolor de las pinzas, y los latigazos milimétricos en los pezones ya no siento ni el dolor en el culo ni en el coño. Una vez "calentado mi cuerpo", me invitas a tu cama, me atas las manos y piernas a la cama. Un almohadón debajo de mis caderas levanta mi culo. Vas a la cocina y traes un vaso lleno de hielo, tomas uno y me lo pones en el culo, me estremezco, tomas otro y me lo haces chupar unos momentos, luego recorres mi cuerpo con el hielo, cara, boca, cuello, tetas, pezones, vientre, muslos, entrepierna. Coges un cubito entero y me lo metes en el coño y el otro lo refriegas en mi clítoris, el placer me inunda. Tengo los ojos cerrados y siento un olor extraño, abro los ojos, es una vela, la acercas a mi cuerpo y poco a poco derramas cera en mis tetas, pezones, los cubres por completo, luego mi ombligo, haces un recorrido por mis piernas, la sensación es muy rara, pues el contraste entre el frío de los cubitos de hielo y el calor de la cera me hacen que me excite y la humedad de mi como aumenta. De pronto, todo mi cuerpo se tensa, un poco de cera ha caído en mi coño, en el clítoris, tengo los ojos cerrados, apretados aguantando el dolor, que pronto se torna en placer. Así estas jugando con mi coño, llenando cada espacio libre que queda en él. Luego es el turno del culo, mi agujerito lo llenas por completo. Tengo las tetas, el culo y el coño lleno de cera, con tus dedos sacas la cera, lo más que puedes, la cera pegada en el clítoris, al ser retirada, hace que me estremezca, la del culo lo mismo. Me dejas en tu cama, vas al baño y preparas la bañera, vuelves, "ven putita, te prepare el baño", me levanto, y voy detrás de ti. Me ayudas a entrar a la bañera y me das un baño exquisito, acaricias mis tetas, mis pezones, mi coño, mis muslos, piernas, mientras me acaricias, me observas, estoy con los ojos cerrados, la boca abierta, mi respiración es agitada, estoy disfrutando de tus atenciones Me secas con una toalla, y me cubres con ella, me llevas a tu cuarto nuevamente, te detienes, yo detrás de ti. Me paro con las piernas abiertas, me saco la toalla, bajo la cabeza y pongo mis brazos detrás de mi espalda, me miras un instante, tomas mi barbilla con tu mano, nos miramos, tomas mis manos y las cruzas detrás de tu cuello, me tomas de la cintura y me acercas mas a ti, yo te miro sonriente, y te beso, primero un beso suave, luego mas fuerte, mi lengua desordenadamente busca la tuya, tus manos ya me han recorrido toda la espalda y el culo, que delicia es todo esto pienso mientras mis manos te acarician la nuca. Me haces cosquillas y me río, tu haces lo mismo, me giras, mi culo y tu polla se buscan, pongo mis manos en tu cuel

lo, acaricias mis tetas, mis pezones, tus manos hurgan en mi coño, lo acarician, mis jugos vaginales te empapan la mano, me incorporo frente a ti y te tomo de una mano, te llevo hasta tu cama, hago que te sientes en ella. Me arrodillo frente a ti, te beso y acaricio tu polla a la vez, ahora pongo toda mi atención en tus pies, los lamo, paso mi lengua entre tus dedos, los chupo, primero el pie derecho luego el izquierdo. Tu gimes de placer, sé que esto te encanta, el que tu putita recorra con su lengua tu cuerpo. Subo por tus piernas, llego a tu polla, la beso, la acaricio, la lamo entera, mis labios toman la cabeza de tu polla, se ocupan de ella primero, luego poco a poco hago que entre toda tu polla en mi boca, entra y sale de mi boca, acaricio tus coquitos, dejo tu polla y me ocupo de ellos, los lamo, los beso, los chupo, los introduzco en mi boca, mi lengua busca tu hoyito, lo encuentra, y lo lame, se introduce en el, un nuevo gemido de placer sale de tu boca, yo lo disfruto. Me tomas de la cara y haces una seña para que suba a la cama, me pongo en 4 patas, abro las piernas, me das una palmada en el culo, "gira" me dices, lo hago. Me abres las piernas, y pasas la punta de tu polla por mi coñito, luego es tu lengua la que me hace gemir de placer, la pasas por cada rincón, "¡amo, Jordi sigue por favor, sigue ahí, umm que delicia! Eso te anima mas, y más, pronto sientes como me estremezco, una y otra vez, orgasmos cortos. Te detienes, te tiendes sobre la cama, y yo me pongo sobre ti, ayudo a tu polla a entrar en mi coño, "¡que placer! grito Subo y bajo, subo y bajo, tomas mis tetas y las masajeas, las acaricias, estoy a mil, tu también "Amo, amo, a….." Me interrumpes, "en estos momentos no soy tu amo Andrea" "Jordi, acaba en mi culo, llénalo", me levanto de sobre ti y me pongo en 4 patas, "Así no, mejor así", me pones de lado, levantas una pierna, y me penetras por el culo, yo tomo mi pierna, tu acaricias mis tetas con una mano unos momentos, luego mi coño, mi clítoris, "ohhhhhh" grito de placer. Tu me penetras con mas fuerza, mientras acaricias mi clítoris, "sigue, sigue" te digo, "me voy a correr" Sigues y me concedes acabar primero que tu. Tu aun no te has corrido, yo me pongo de rodillas abro mi boca y tu me regalas toda tu leche. Yo con mi lengua y labios limpio tu polla, ¡Qué sabor tan rico, mezcla de tu semen y mis jugos! Te beso efusivamente y te abrazo a cada momento, luego me dices que puedo dormir contigo, y yo te pregunto si esto se puede repetir nuevamente otra noche. Tu me respondes que es la última noche del fin de semana y que quieres dormir con tu putita, yo al escucharlo siento un escalofrío de placer y vuelvo a abrazarme a ti y a besar todo tu cuerpo.

Continuara?

Andrea, esclava de Amo Jordi.

Si queréis hacer comentarios escribir a mi Amo Jordi domjordi (arroba) hotmail.com

Autor: Amo Jordi

domjordi ( arroba ) hotmail.com

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.