UN PROFESOR MUY ESPECIAL

¡Comparte!

Me acabo de despertar y aún continúa la lluvia, ya va una semana y no deja de caer, anoche me dejó sin auto, se mojó el circuito eléctrico.

Voy a mi cocina y preparo la cafetera, un buen café vendrá de perillas para despertarme del todo, busco ropa para cambiarme y me meto en la ducha, el agua corre por todo mi cuerpo borrando las huellas de una noche más.

Hoy no es mi día de suerte, cuando más lo necesitaba (pensaba para mis adentros), tanto tiempo esperé entrar en la Universidad como profesor y ahora este percance.

Mi debut como suplente me abría una puerta grande y no podía desaprovecharla, el café estaba delicioso mas sólo pensar de viajar en el bus y caminar por la lluvia me ponía como los mil demonios, tomé mi compañera de sueños, mi practiquísima notebook, y eché una última mirada por la ventana.

Bajé por el ascensor y apuré el paso, no me quedaba mucho tiempo, mis cálculos siempre era contando con mi auto, ahora debía esperar cuanto tardaría el autobús. Suerte que vino enseguida y ascendí, metí la moneda en el dispensador y miré hacia el interior. Realmente era increíble la gente que viajaba a esa hora, parada y tomada del pasamanos en dos filas y el vozarrón del chofer " correrse más atrás, me empujó más al fondo.

Me detuve cercano a una joven que llevaba colgado de su hombro un bolso abultado, leía absorta un cuaderno de apuntes.

El movimiento del micro hicieron que me apretara más aún a ella, le pedí disculpas y me sonrió, aunque su gesto fue encantador, pude divisar en su rostro, preocupación, ya sus nalgas las sentía entre mis piernas, el contacto era muy particular, mi mente trabajaba a mil por hora, ni decir como estaba mi pene, hacia tiempo que no tenía relaciones y esa colita estaba por demás muy apetecible, su rajita parecía deseosa de sentir mi instrumento y el movimiento aceleraba aún más su crecimiento, pareciera que fuera adrede, se agachó para ver por donde íbamos y más me hundió en su cola, pedí nuevamente excusas y nuevamente su sonrisa me tranquilizó.

Le pregunté por lo bajo si faltaba mucho para la facultad, me miró extrañadísima, falta poco, ¿eres nuevo? mi respuesta le dejó aún más atónita, sí, de verdad es la primera vez…soy profesor suplente y es mi primer día, sus ojos imponentes, claros como el agua, se abrieron muy hermosos, ¿que materia dictas? Geografía e Historia fue la respuesta, tuve que brincar pues casi se cae la niña delante mío, tal fue su sorpresa, no me dirás que en 300a? fue su pregunta, ahora el que casi me caigo fui yo, sí, le respondí, su sonrisa fue aún más amplia.

Llegamos me dice por lo bajo, y caminamos hacia la salida. Que hermoso movía todo su cuerpo. Guardó su cuaderno de apuntes y comenzamos a charlar ya más tranquilos.

Hace tiempo que estoy detrás de esa cátedra como titular y recién consigo esta suplencia espero corresponder a lo pedido por las autoridades, disculpa no sé tu nombre, el mío Alberto, Julia, respondió, ¿y qué carrera sigues? Humanidades, ¿no sabes que tengo en primera hora?, 300ª, y te confieso no pude estudiar nada no se como se puede almacenar tanta información para desplegarla frente a un adusto profesor, ahora fui yo quien sonrió, no es para tanto…verás que no es tan así…me despedí momentáneamente.

Yo debía ir primero al decanato y luego al aula, una vez hechas las presentaciones de rigor y deseos de una buena tarea, me dirigí a mis obligaciones.

Entré en el aula, saludé, y allí en primera fila estaba ella, ahora la vi de cuerpo entero sin su cobertor para la lluvia…estaba hermosísima, un cuerpo esbelto, se notaba su actividad física, su preocupación por ello.

Realmente fue una jornada apacible más que nada de repaso general, necesitaba ambientarme, era por tres meses la suplencia, los chicos prestaban mucha atención y eso me ponía de muy buena onda.

La clase llegó a su término…y me acerqué a J

ulia, tenía en sus manos su anotador.

¿Más tranquila ahora?….sí, mucho más…es muy lindo escucharte….pero sigo atrasada.

Deseas colaboración?, la pregunta era un dardo envenenado, había quedado muy excitado en el micro, y verla así más me provocaba, será una molestia para ti…ni lo pienses para eso estoy…para ayudarte…dime cuándo cómo y dónde?….tengo libre toda la tarde, deslicé como un ruego….yo también…pero de verdad dispones de tiempo para mi?……..Todo el que necesites….tu casa?, rogaba que no por lo bajo….¿ o prefieres mi estudio?Su respuesta en sí me sorprendió, pero la anhelaba…en tu estudio será más cómodo si no te parece mal y no me aprovecho de ti.

Naturalmente que le di mi dirección y mi teléfono, concertamos la cita para las 0600, a esa hora estaré allí, queda cerca de casa y prometo ser puntual.

Ya en casa, me convertí de pronto en la mejor ama de casa, volado ordené todo y puse en el refrigerador unas botellas de gaseosa , cerveza y champagne, por teléfono pedí me enviaran un picadillo de fiambres que me encantaría compartir con Julia..

Guardé en la pc toda la información del día, sobre todo los datos de la chica, allí me di cuenta que con el apuro no le pregunté nada de ella, si seré tonto mascullaba.

El reloj marcaba ya las 0550…recorrí con la mirada todo el estudio, los libros ubicados estratégicamente, el equipo de audio con una música suave y lenta acomodé los almohadones en su sitio y esperé…

Ya desesperaba, eran las 0610 y nada, de pronto el sonido del portero eléctrico me hizo saltar de mi sillón preferido, atendí y era ella, perdona, el autobús y la lluvia me retrasaron.

Oprimí el botón de la entrada y espere su llegada.

Hoy estaba para saltos, cuando abrí la puerta y la vi tuve que contenerme para no aplaudir, si estaba divina antes, ahora con ese conjunto ajustado, las botas negras, una minifalda rosa y una blusa al tono, estaba espectacular, sus pechos turgentes, esa colita que tanto me trastornó en el micro hicieron que mi cerebro maquinara a velocidad del sonido.

Le besé las manos y tomé su mini bolso colgándolo del perchero, ¿ te gusta mi estudio? siii fue su respuesta Me resulta muy tranquilo para estudiar y trabajar, aún no se tu edad? 30 ¿la tuya?, pregunté, 22, y nuevamente esa sonrisa tan hermosa, separado me imagino? si…hace cinco años.

Mis ojos no se apartaban de los suyos, ella los bajó conciente que la miraba permanentemente… Su mirada me decía todo, no esperé más y me acerqué a ella, tu novio debe estar muy feliz..

No, no tengo novio dijo con un dejo de queja…

Disculpa pero no lo comprendo, eres muy hermosa…sus ojos se clavaron en los míos, no pude más y la besé, sus labios temblaban y los mordí muy suavemente….

Su lengua se unió a la mía en una danza increíble, nuestras salivas fueron una sola, hundí muy lentamente como una víbora mi lengua en su garganta… mis manos le acariciaban todo el cuerpo, sentía su piel caliente a través de la tela, besé su cuello, su perfume me elevó aún más alto… saboreé su piel mientras mis manos desabrochaban su blusa, ella hizo otro tanto con mi camisa, froté la tela contra sus pechos notando que no tenía sostén…me detuve frotando más enérgicamente sus pezones que comenzaron a ponerse durísimos..

Escuché su gemido muy bajo, sus manos febriles pronto despacharon mi camisa y se recreó en arañarme la espalda mientras, mordía sus orejas susurrándole muy quedo cuanto la deseaba…su cuerpo se movía acompasadamente…mi lengua saboreaba cada célula mientras bajaba a sus pechos…ya estaban libres…de medida perfecta, se balanceaban rítmicamente llegué a sus pezones rojos, durísimos,…su sabor era de una delicia suprema…

Al morderlos tibiamente me regaló su leche tibia que deguste extasiado…mi mano buscaba ávidamente su conejita y la encontré muy húmeda, mis dedos comenzaron a masturbarla sentía el calor de su clítoris, su dureza y cómo se inflamaba cada vez más. Me senté en el alfombrado y sin dejar de acariciar su sexo, quité sus botas de cierre al costado y besé sus pies, sus dedos, mi saliva corría entre ellos y una de sus manos se enredaba en mis cabellos.

Ya sus gemidos eran más notorios y bajó a mi pantalón

corriendo el zepeer muy rápidamente Mi pene salto como un resorte y se escuchó su exclamación de alegría. Saboreaba con placer esos pies maravillosos,….tienes unos pies de poesía bebé, los cuidas mucho….siiiiiiiiiiiii…y su voz ….música…..subí lentamente por su pierna suavemente… degustando cada célula, cada molécula y ese perfume que me embriagaba y bajaba de su conchita …mi espalda ya era un campo lleno de arañazos cada vez más ricos…

Su mano tomó mi verga y la acariciaba lentamente….

Llegué a su cofre…espectacular, recién depilado….su labios vaginales, rojos, colgantes plenos de sangre, los mordisqueé largamente..me encantaba su sabor y escuchar los gritos de placer…..sus movimientos circulares eran mas evidentes…sumergí mi cabeza en esa sublime locura…sus jugos eran maná…su clítoris ya estaba pleno y mi lengua lo recorría abajo arriba..abajo arriba, y no dejaba de masturbarla, desde el tallo hasta su roja flor Sentí como su mano me bajaba aún más indicándome el camino…la vista de su culito, el que tanto me perturbó ni lo dude, pasé mi lengua por los bordes y la introduje en él….Julia dio un saltito y más apretó sus nalgas a mi boca…

Sus jugos corrían como una fuente de su chocho….eran imparables como sus gemidos cada vez más notorios.

Saboreé por largo rato tanto ese culito tierno como su conchita…… ¿no te apetecería un buen 69 para seguir mi bebe?…SIIIIIIIIIII sonó como un grito….y así nos ubicamos.

Con una mano me elevó la verga y lengüeteaba mis huevos con dulzura….su cuerpo y el mío sudaban a ríos….si antes su sexo estaba impagable ahora lo sentía a pleno, mientras que su lengua hacia malabares y eso me excitaba cada vez más, no hubo que esperar, se detuvo en su lamida y comenzó a correrse por segunda vez, está mucho más espesa y ardiente….corría por mi boca, mi cara…!que riquísimo sabor!…..papiiii…papiiii…papiiii…decía mientras sus contracciones llegaban al sumun del placer….. se abrazó a mí muy fuerte y descargó todos sus jugos…me volvían loco sus gemidos…. su boca aspirando todo el aire… su jadeo…sus manos comprimiendo mi cabeza como deseando más y más caricias……..su boca, sus labios, me daban la gloria de sus movimientos, ya sea circulares, subiendo y bajando, moviendo su lengua lentamente… deleitándose con su tarea me miraba a los ojos como diciendo: ¿te gustaaaaaaa?, mi techo ya no tenia límites, sabia que me correría en cualquier momento y no era esa mi intención por ahora.

Tomándola tiernamente de los hombros nos sentamos en la alfombra, volvimos a besarnos, esta vez con más desesperación y ternura… intercambiamos nuestros sabores, y no deje un momento de seguir acariciando su vagina, deseaba que tuviera más y más placer…nos revolcamos como dos chicos….nuestra piel estaba pegajosa y nos uniéndonos amorosamente.

Muy quedo le dije al oído que cuál era su mayor fantasía…con un suspiro respondió me encantaría en la mesa de la cocina…la levanté en mis brazos y sin dejar de besarnos ingresé en la cocina…

Con sumo cuidado tendí su cuerpo sobre la amplia mesa….le rogué que bañara con su saliva la cabeza de mi verga…..me puse de frente y fue suficiente una mirada, ella subió sus piernas a mis hombros…mi pene estaba rígido, me parecía que explotarían sus venas.

Introduje mi glande muy despacio y suavemente, tomé con mis manos sus caderas y la acerqué más a mí, sus piernas se trenzaron en mi cuello.

El bombeo era pausado y rítmico, cada vez más adentro…los músculos de su vagina se comprimían y dilataban a cada empellón, su deliciosa boca dejaba escapar sus gemidos…movía su cintura en forma circular, hacia atrás y adelante…su cuevita parecía una aspiradora….cada vez más notorio..

Aspiraba y más entraba…mi verga completó su recorrido y ya mis huevos golpeaban sus nalgas, y el bombeo se hizo más frenético, duro y salvaje por las dos partes…una de mis manos acariciaba su clítoris enervado y duro, desafiante, la otra acariciaba sus pezones, sus pechos, me incliné y la besé sin dejar de penetrarla.

Susurré, ¿sientes las arrugas y la venas de mi verga como recorren tus entrañas?? SIIIIIII PAPITOOOOOO fue su grito, sus ojos en blanco expresaban todo lo que estaba viviendo como un

a locura. En esos instantes parecía que su conejita me hablara, y me suplicara, más, papi másssssssss… su cara estaba roja…su piel ardía…sus contracciones eran mas seguidas…pronto llegaría su orgasmo, lo presentía, bombeé rápido y duro….

Sus manos parecían reventar sus pechos…..Su grito….su estallido…su llanto…..el baño increíble de mi pene…el morder la almohada….el levantar su cola y comprimirse a mí….

Su orgasmo recorriendo mi miembro……sus ojos luminosos como agradecidos…

Paaaapitooooo lléname con tu vida, con todo tu semen, lo necesito, lléname…

Desbórdame! quiero sentir tu leche dentro de mi…me rogaba…

Sentí como un rayo la explosión tanto tiempo retenida…..le mordía las orejas mientras colmaba su chocho con mi polvo…besé su cuello, sus ojos, su boca, nuevamente unimos nuestras lenguas en conjunción con mis espasmos, ¡que placer inmenso!Que corrida genial y mounstrosa, mi semen salía a raudales y ya desbordaba su vagina. Julia apoyó su cabeza en mi hombro y me estiré cuan largo soy sobre su cuerpo. Exhaustos los dos…nos mirábamos a los ojos…incrédulos de tanto placer juntos.

Reposamos varios minutos pegados piel a piel….sintiendo el jadeo y la respiración agitadísima. Le ayudé a levantarse sin pensarlo un segundo, la alcé nuevamente y me dirigí a la ducha. Parecía un bebé y le enjaboné, muy tiernamente. Mi cielo…eres genial…le susurré…gracias…gracias por regalarme una tarde tan especial. Tu cuerpo…tu… tu… tu…no pude continuar…me besó una y otra vez…eres mi papito…y la agradecida soy yo, mi amor….nunca ningún hombre me ha hecho gozar lo que hoy…NADIE…eres único…y no pienso perderte papito…

Tampoco yo…le contesté…y de verdad…de las mujeres en mi vida…Julia…sería una de las primeras sin lugar a dudas…y nos perdimos los dos entre pompas de jabón…acariciándonos besándonos…el agotamiento era evidente…necesitábamos una tregua…un breve descanso…

Terminamos nuestra ducha, y tomados de la cintura, cubiertos tan sólo por sendos toallones, fuimos al comedor…

Nos esperaba nuestro refrigerio para compensar tanto desgaste…

Abrí la…

Pero esto ya es para más adelante ¿si?

Aguardo sus críticas y comentarios en mi correo

Autor: Yelo Picado yelopicado (arroba) hotmail.com

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.