Una chica muy caliente

¡Comparte!

Le metí mi pico en la boca, al rato el que estaba en su chochito acabó chorreando, que ganas de comerme ese semen me dieron, mi chica me dijo el 69, mientras el otro me monta por el culo, vamos puto de mierda chúpame el chochito, muy encantado me lo comía mientras veía como el otro se lo metía y sacaba del culo, que cosa más rica cuando acabó y ella se comió todo el semen.

Hola, mi relato es corto, pero es verdadero, todo comenzó por que empecé a tener problemas con el sexo, la verdad es que mi chica igual es súper rica con un buen y firme culo, tetas normales y firmes, y con una cinturita que es la envidia de sus amigas…

La verdad es que yo tampoco soy muy malo, tengo un buen físico alto y con mi pareja teníamos sexo ocasional, la verdad al parecer se había vuelto monótono y por ende estuve manteniendo relaciones con otras chicas de las cuales dos se enamoraron y me costó mucho deshacerme.

La cosa es que lo nuestro se volvió tan rutinario que ni siquiera teníamos una segunda, hasta que un día la muy puta me dijo que quería más, que le faltaba más pico, mi pico es de 17 cm., pero recto cuando está parado y cuando veíamos películas porno podía ver su cara de caliente cuando miraba los picos parados con curva hacia arriba.

La enloquecía tanto que me lo chupaba hasta comerse todo el moco o leche de mi pico limpiándolo y dejándolo brilloso, un día cuando me dijo que quería más, que se lo metiera por todos lados pensé que para la próxima arrendaría una película de orgías…

Ufff fue muy buena ya que cogimos por mucho rato, al menos unas tres veces, hasta que me decidí y le dije que era una puta muy caliente que si quería que la culeáramos entre dos o más y entre lo caliente me dijo que sí, que le encantaba la idea sólo que quería que se parecieran a mí, de mi contextura y con pelo corto…

Al día siguiente, sin decirle nada, le dije que saliéramos a un Pub a beber un rato, cuando nos habíamos tomado varias copas le insinué de nuevo la idea, nos fijamos que en el fondo había dos tipos que se asemejaban, pero el problema es que no era sólo uno si no dos, me atreví y les invité un trago, les dije que si querían estar con nosotros ya que no teníamos de que conversar a lo que contestaron que bueno, siempre y cuando les invitara otro trago… a lo que yo acepté…

A los minutos le había contado mi idea a uno de estos tipos, él se lo comentó al otro que ya le había echado el ojo al rico culito que tiene mi chica… y cuando fue al baño me dijo, que chica más rica, ¿de donde la sacaste?… yo les dije que era una amiga y que era extremadamente caliente… a los minutos de volver uno de ellos ya la besaba y el otro la tocaba en pleno bar.

Nos fuimos a mi auto, ella se fue atrás con ellos mientras yo manejé lo más rápido que pude hasta la casa, llegamos y estaba muy caliente por la escena que veía a través del espejo retrovisor… sin más que decir la arrinconaron y sacaron sus picos grandes, que impresionante fue ver uno de los picos, era enorme y parado hacia arriba.

Admito que me calentó el sólo pensar en que esa verga entraría en la gorra de mi chica… al rato ella estaba de rodillas chupando sus picos… yo le subí la faldita corta que usaba y le chupé el culito metiéndole un dedo por el chochito, en eso mejor decidí ponerme abajo de su zorra y chupar más cómodo, en eso uno de ellos fue y empezó a montarla por la zorra a lo perrito mientras yo chupaba su mismo chochito…

De vez en cuando sentía como ese tronco pasaba rozando mi lengua y me gustó, tanto que no quería salir de ahí, hasta que acabé chorreando un poco la cara de mi chica, en eso le dijo el otro ahora puta te meto esta verga por el culo, ella le dijo mételo, pero primero chúpame el culo para que no me duela tanto…

Uffff, fue de locos ver como se retorcía, no aguanté y le metí mi pico en la boca, al rato el que estaba en su chochito acabó chorreando, que ganas de comerme ese semen me dieron, mi chica me dijo el 69, mientras el otro me monta por el culo, vamos puto de mierda chúpame el chochito y límpiame el semen de éste, Uffff muy encantado me lo comía mientras veía como el otro se lo metía y sacaba, metía y sacaba del culo, que cosa más rica cuando acabó y ella se comió todo el semen…

Lo volvimos a hacer un par de veces más esa noche, pero desde entonces salimos a buscar picos grandes para que entren en ella, yo ya no los tocó, pues creo que fue un poco excepcional que ameritó la ocasión, pero bueno espero otro día contarles otra de mis historias.

Autor: Oscar

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.