UNA FAMILIA EN CASA –

¡Comparte!

Voy a contarles lo que nos ha ocurrido a mi pareja y a mí en el puente de la Constitución este año pasado. Nosotros vivimos juntos en el sur de Tenerife más concretamente en el Médano, y la verdad es que nos queremos mucho, yo nunca me he ido con otra y estoy seguro de que mi pareja (vamos a llamarla Carmen) tampoco. Para que os hagáis idea de como somos, ella es más bien bajita, pero con unas tetas muy bonitas y un culo respingón de los que a todos los hombres nos gustan, yo mido 1.80 y estoy bastante musculado aunque no demasiado, ya que voy habitualmente al gimnasio. Mi novia tiene un primo, que vamos a llamar Jesús, con el que nos llevamos muy bien, es el típico tío simpático que cae bien a todo el mundo, y muy noble. Pues ese fin de semana su novia trabajaba y lo invitamos a venir a pasarlo en casa, él es delgado y más alto que yo y no tiene mala pinta.

Nosotros no salimos mucho y nos gusta mas ir a caminar, y a la playa en nuestros días libres y eso pensamos hacer con Jesús ese fin de semana. El primer día decidimos ir a la playa, y Jesús y mi mujer prepararon algo para comer allí mismo, bocadillos y cosas de esas, ellos tontean siempre mucho y él suele darle cachetes en el culo a menudo, es su primo pequeño y es algo que a mi nunca me ha preocupado y a su novia creo que tampoco. Pero he de reconocer que ese día viéndoles así me dio morbillo la situación. Fuimos a la Tejita una gran playa a la que solemos ir siempre, y que tiene una parte nudista, nosotros solemos ir allí, nos gusta el ambiente tranquilo y tomar el sol desnudos, pero ese día Carmen dijo que fuéramos a la parte textil, imagino que le daba corte desnudarse delante de su primo. Es curioso, pero a mi me ocurre también con familiares cercanos.

Estuvimos allí un par de horas y después de comer Jesús nos comenta que si sabíamos que al lado había una playa nudista, que él antes de salir con su actual novia venia bastante. Yo enseguida le dije que claro que nosotros siempre íbamos allí, pero que a Carmen le daba rollo.

Entonces insistió, y por que no vamos aunque ella no se quite la parte de abajo, yo estuve de acuerdo y Carmen a regañadientes vino con nosotros. Jesús y yo nos desnudamos y nos pusimos a tomar el sol con Carmen en medio, ella con la parte de debajo del bañador y a pesar de que le insistimos no se la quitó. Al cabo de un rato le dije a Carmen que me pusiera bronceador ya que me estaba quemando un poco y me lo tendió por la espalda, y entre risas de los tres le insistí en que también me lo pusiera en el culo, ella muy obediente lo hizo. Entonces fijándome en que Jesús también estaba un poco colorado, le dije que le pusiera a su primo también, ella se lo estaba tendiendo y al llegar cerca de su culo, su primo le dice: ¿y a mi en el culo no? -Pues no ti no.

-Venga a el también, le insistí.

Y lo hizo, a pesar de que yo creía que se cortaría, me acuerdo que nos dijo que, que par de cochinos estábamos hechos.

Seguimos bromeando y lo pasamos muy bien. Por la noche cenamos en casa bebimos un poco y nos fuimos a dormir. Nuestra casa es un estudio alquilado con un solo dormitorio, y Jesús se quedó en el salón. Nosotros esa noche follamos con más pasión de lo habitual y Jesús nos tenía que oír ya que las paredes son bastante finas. A la mañana siguiente, acordamos hacer lo mismo de nuevo ya que Jesús le había encantado, pero esta vez fuimos directamente a la playa nudista, y a base de meternos con Carmen y decirle que era una corta y cosas así, conseguimos que se desnudara del todo. Me dijo que le pusiera bronceador y se lo extendí, por toda su espalda y cuando llegue a su culo se lo amasé con ganas, bajo la mirada un poco disimulada de su primo, este se dio la vuelta para disimular la erección. La verdad es que para mi esto resultaba de lo mas excitante.

Por la noche, cenamos mientras veíamos una película en el plus, y después nos pusimos a jugar a las cartas mientras bebíamos unas copas. Carmen le preguntó a su primo que como le iba a con su novia y este nos comentó que bien pero que era un poco cortada en el terreno sexual. Intenté sonsacarle, y con las copas y eso nos dijo que a él por ejemplo le apetecía mucho practicar sexo anal, pero su novia no quería ni oír hablar del tema. Yo enseguida le dije que n

o pensaba que su novia fuera tan poco atrevida, dando a entender que con su prima Carmen yo si lo hacia, este miró a Carmen con ojos un poco de lujuria, pero seguimos conversando y el tema cada vez mas se fue a lo sexual, hablando de las cosas que nos gustaban, yo conté que a mi lo que me gustaría es participar en una orgía o un intercambio de parejas, pero a eso Carmen siempre se ha negado, ella en cambio contó que la fantasía de toda mujer es estar con dos hombres, pero que una cosa era imaginar y otra llevar esas cosas a la práctica.

Miré la hora y recordé que daban la peli guarra el plus, lo puse apretando el mando, y justamente salió una escena en la que dos hombres hacían un sándwich a la protagonista.

-Eso es lo que te gustaría hacer prima.

Ella se puso un poco colorada.

-En la fantasía, además seguro que no es tan fácil.

Eso me dio pie para decir que por que no lo intentábamos. Carmen se escandalizó, y me dijo que ni de broma, le insistí, pero no y no.

Entonces Jesús haciendo de intermediario, dijo que Carmen tenía razón y que había que respetar su opinión. Pero también que a él le había parecido una idea muy excitante, y que si lo hubiéramos hecho nunca hubiera contado nada.

Carmen puso cara de incredulidad, y le dijo a Jesús que si lo estaba diciendo en serio, él le dijo que si y nos quedamos todos en silencio contemplando la doble penetración del televisor. Yo pasé la mano por encima de los hombros de Carmen y la besé, ella respondió bien y empezamos a tocarnos y besarnos como si Jesús no nos estuviera mirando. Nos desnudamos, y nos magreábamos como si estuviéramos solos, Jesús no reaccionaba, solo nos miraba no atreviéndose a acercarse al cuerpo de su prima desnuda. Le toqué el sexo a Carmen, y pocas veces lo ha tenido tan húmedo como aquella vez. Carmen por otro lado no quería ni mirar a su primo aunque estuviera consintiendo en lo que se avecinaba. Yo estaba sentado en el sillón, y subí a Carmen encima de mí introduciéndose mi polla en su sexo, y moviéndose arriba y abajo a un ritmo frenético. Yo le hice señas a Jesús para que se desnudara, lo hizo rápidamente, enseñando una polla muy larga aunque menos gorda que la mía. Carmen tuvo un orgasmo y se paró. Yo aguanté a duras penas y le indiqué a Jesús que se acercara, cogí la mano de Carmen y la llevé hasta la polla de su primo.

Esta que seguía sin mirarlo a el miró su polla y empezó a masturbarlo, mientras volvía a moverse poco a poco sobre mi nabo. Jesús perdió el corte y la tocó por todos los sitios sus tetas y sobre todo su culo, que se notaba era lo que mas morbo le daba.

-Prima que ganas tenía de verte así. Siempre me has puesto súper cachondo, no sabes cuantas pajas me he tocado a tu salud.

-Entonces aprovecha primito, y Carmen empezó a chuparle la polla con ganas.

Yo me salí de dentro de ella y poniéndome a lado de Jesús, la hice chupárnosla por turnos. El hielo por fin estaba roto y disfrutábamos de nuestra sexualidad sin complejos como debería ser siempre.

Entonces decidimos ir a la cama, e intentar una doble penetración, yo me pedí el culo, pero Carmen sonriendo me dijo que se lo dejara a su primo que nunca lo había hecho. Me recosté sobre la cama y Carmen saco la crema que solemos usar para practicar sexo anal. Le estregó bastante a su primo en la polla y se puso de espaldas a el poniendo su culo en pompa para que el se lo lubricara, mi polla estaba a punto de explotar con la escena. Jesús se lo humedeció bien metiéndole el dedo y cuando lo hubo hecho, Carmen se subió encima de mí metiéndose mi polla y abriéndose el culo para su primo.

Este lo intentó una y otra vez, pero hacía daño a Carmen, era imposible, no éramos capaces de hacerlo. Carmen de nuevo sorprendiéndome me dijo que porque no dejábamos que su primo la follara por el culo mientras me la chupaba, así que desistimos.

Volvieron a lubricarse culo y polla y Carmen cogiendo la polla de su primo con la mano fue metiéndosela toda en el culo poco a poco, contoneando su culo para que le fuera entrando fácilmente como suele hacer conmigo. Cuando estuvo cómoda, le pidió a su primo que se moviera y este lo hizo primero despacio y después aumentando el ritmo.

-¿te gusta? Le pregunté a Jesús.

-Estoy

en el paraíso, que suerte tienes de poder disfrutar de esto cabrón.

-¿Te gusta el culo de prima verdad? -Siiiiii, diossssss.

-Y a ti Carmen ¿te gusta que tu primo te de por el culo? -Si estoy súper cachonda. Me contestó mientras mordía el puño de su mano.

-Vamos a intentar de nuevo la doble penetración. Les dije.

Y pararon, pero sin sacar la polla del culo me dejaron meter debajo, y esta vez si hubo éxito, se lo aconsejo a todo el mundo, marcaba el ritmo Jesús y nos movíamos despacio, pero era maravilloso, le dije a Carmen si me quería y me dijo que mucho mientras me besaba y su primo le penetraba el culo con mas fuerza. Tardamos un poco todavía en corrernos siendo la primera Carmen con unas contracciones brutales, yo la seguí, y Jesús fue el último llenando con su leche el culo de mi novia. Nos quedamos los tres desfallecidos, el la misma posición y cando nos recuperamos. Jesús volvió a su cama.

Nuestra relación desde aquel día sigue siendo muy buena, aunque noto que ellos ya no tienen la misma confianza, supongo que piensan que ahora me puedo sentir celoso, pero no me ha ocurrido. Sin embargo, cuando vuelva a surgir la ocasión creo que no la perderemos porque mi mujer y yo cuando follamos lo recordamos poniéndonos más cachondos y seguro que a Jesús le pasa lo mismo.

Ya os contaré más novedades.

Autor: Chicharrero

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.