UNA NOCHE VIEJA MUY MOVIDA

¡Comparte!

Maduras, hetero, felación. De cómo la conoció y su primera experiencia juntos en casa de ella

Hola lo primero decir que tengo 23 años y que soy un chico normal, mas bien bajito pero con muchas ganas de fiesta y un poco páyasete, en cuestión de carácter siempre de bromas, pues bien creo que fue por esto que sucedió lo que a continuación contare que es 100% real.

Aunque no soy canario vivo aquí y todo comenzó por mis andanzas festivas cuando saliendo yo de marcha, me encontré con una mujer y cuando digo mujer es por que es mayor que yo, pues bien digamos que me dobla la edad pero yo eso no lo sabia ni me importaba, por lo que un servidor se fijo en ella, empezando mi estrategia de acercamiento, y no esperando mucho el 31 de diciembre después de las uvas de rigor salí de copas con los amigos, perdiéndolos en un par de pub´s cosa que no me importo porque la vi a ella y me puse a rematar la estrategia, después de estar toda la noche de copas por fin se rindió a mis encantos (y la borrachera que teníamos los dos)con lo que terminamos en su casa a eso de las 8 de la mañana los dos muy excitados por los bailes y las copas decidimos acostarnos pero mi sorpresa fue cuando sin esperarlo pues como dije antes estábamos muy borrachos después de quedarnos dormidos, me despierto con un empalme de los de órdago y empiezo a notar un calor sobre humano en mi polla levante la sabana y lo que vi me puso todavía mas excitado, me estaba haciendo una mamada en toda regla con lo que yo decidí hacerme el dormido para después despertar y corresponderla como era debido y a mi esfuerzos por no demostrarla que estaba despierto lo logre pues bien la deje actuar y que maravilla como chupaba estaba que reventaba, me acariciaba el glande con su lengua y bajando poco a poco llegaba a los huevillos los cuales la cabían los dos en su boca no tarde mucho y me corrí como un volcán en su boca cosa que ella provecho para tragarse todo lo que de allí salía sin dejar escapar nada, después de esto me desperté y sin decir ni una palabra como por telepatía baje yo a corresponder llegando a la parte que palpitaba la mas cálida de su cuerpo y que cuerpo y sin mas dilación empecé a juguetear con su clítoris que parecía un dedo meñique se lo bailaba de arriba hacia abajo sin parar y notaba como jadeaba y se retorcía como su pulso se aceleraba y tras barios minutos la penetre con la lengua hasta q me dolía de tanto sacarla y moverla cosa que ella agradeció corriéndose a borbotones en mi boca, cosa que me volvió a poner a mil y dándose cuenta ella decidió calmarme con besitos en la puntita y caricias en mi pecho a lo que yo aproveche para masajearla sus pechos los cuales eran perfectos redonditos grandes y firmes con unos pezones color café con leche preciosos y duros y una aureola del tamaño de una moneda de quinientas pelas, después de un buen masaje subí y me encontré con su ara frente a la mía con lo que ella me mordisqueo mis lóbulos acto que me excita muchísimo y teniendo mi rabo apoyado en su coño no fue difícil el enviste solo un pequeño movimiento y mi polla entro de un solo golpe chocando mis cojones contra su trasero, me quede quieto un rato para poder sentir esa sensación sin igual y tan maravillosa tras varios segundos decidí comenzar el vaivén con un ritmo acompasado nos movíamos los dos sin embargo ella quería mucho mas y con sus piernas me engancho por la cintura sin dejarme escapatoria y me empujaba contra si parecía que la iba a operar de anginas a ese ritmo pero con una agilidad pasmosa y sin soltarme, de repente me encontré yo abajo y ella arriba montando ese potro salvaje y queriéndolo dominar empezó a galopar de adelante hacia atrás cuando note que me venia la quite de encima un poco brusco, pero esa brusquedad la excito mas con lo que la puse a cuatro patas para montarla yo pero por ese agujero que nos pone a todos, apoye la punta y sin pensarlo y de un solo envite se la clave de un sopetón cosa que la dolió y me decía que se la sacase, alo que yo hice caso omiso y seguí con mi polla dentro y comencé a moverme despacito al principio y cuando por fin dilato me suplicaba que no se la sacase y era ella la que empujaba para atrás en cada envestida

mía hacia delante con lo que no tarde en venirme de nuevo pero no quería terminar así por lo que la di media vuelta y la tumbe en la cama para poder meter mi polla entre esas tetas tan explosivas que tenia, ella accedió y empezó a hacerme una cubana como jamás nadie lo ha hecho hasta nunca estallando y llenándola toda la cara de semen cálido y rico, con lo que ella se relamía, después de esto nos quedamos dormidos para despertar a eso de mitad de tarde con una tremenda erección por mi parte como es natural en los hombres y decidí descargar esa tensión acumulada en el sueño.

Sin despertarla y con mucha suavidad la empecé a acariciar su culo no muy grande pero firme como una roca, para poder con sigilo meter mi mano hasta su almejilla, respondiendo ella y apartando sus muslos sin despertar una vez tuve mi mano en el sitio en cuestión estire el dedo corazón q entro sin ninguna dificultad en ese coño húmedo y ardiente mientras con el pulgar jugueteaba con su ano, ella como por acto reflejo estiro su brazo hacia atrás amarrándome mi polla y empezó a pajearme tras unos minutos despertó y de un salto se puso en posición sesenta y nueve con lo que yo correspondí su petición descargando toda mi leche en esa garganta que podía albergar todo lo que se propusiese.

Desde entonces nos vemos casi a diario y follamos hasta quedar exhaustos y dormirnos seguidamente.

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.