UNAS BUENAS PAJAS

¡Comparte!

Hola mi nombre es Héctor, tengo 21 años y vivo en Medellín – Colombia.

Me gusta masturbarme, desde hace un tiempo lo he hecho, es más llevo algunos años con la práctica.

Hoy tengo novia, he ido a comer putas y aún así me la sigo haciendo, mi novia tiene un culo y unas tetas enormes, y me pone a mil, la pongo de mil poses y se la doy por todos lados, pero cuando la dejo en su casa sigo muy caliente, y le doy a la masturbada.

Si me cogí a una puta, vuelvo más caliente y necesito descargar todo lo acumulado con una buena paja recordando como la puta me chupaba la verga.

Me gusta el placer que se siente cuando uno se masturba con peligro, me explico…

Me excito más cuando siento que alguien está cerca y me pueda descubrir.

Siento más placer cuando corro riesgo de ser descubierto, ese morbo le da más gusto a mi masturbación, que alguien me pille.

Bueno, todo empezó hace un año y medio, más o menos, necesitaba más lugar y decidí mudarme.

Fue cuando me pasé para un apartamento en un tercer piso. Para entrar primero hay una rejilla y luego se sube por escaleras.

La rejilla deja ver el cuerpo, es decir, no tapa mucho; una vez me quedé solo un sábado por la noche y a eso de la 1 de la mañana estaba muy encañonado porque estaba viendo películas porno.

En una, una rubia impresionante le hacía la paja a un negro con una pija enorme, yo me tocaba la verga y no aguanté más.

Decidí bajar a la rejilla para ver que se sentía, al principio todo el mundo pasaba y no me veía. Era un placer inmenso, saber que te estás pajeando y la gente no lo sabe, me venia de una.

Luego seguí haciéndolo ahí cuando llegaba muy tarde de rumbear, tipo 3 o 4 de la madrugada.

Nadie pasaba, pero uno que otro si, y muy lento, algunos se detenían a mirar y seguían.

Cuando se detenían mi pulso aumentaba, la gente no decía nada, solo miraba, mi verga se ponía más dura y mandaba unos chorros de semen largos.

Luego cuando ya me cansaba cuando no pasaba casi nadie, a esa hora pasa muchos recicladores. Yo los llamaba para que vieran, era magnifico, sentir que te están mirando.

Muchos seguían derecho, pero a muchos les gustaba, y se quedaban mirando, otros me acompañaban en la paja…

Bueno eso era todo, es una práctica fenomenal, a mi me relaja y me deja muy tranquilito.

Si quieren escribirme háganlo a mi correo…

Autor: Héctor hapelaez87 (arroba) hotmail.com

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.