Viaje de placer

¡Comparte!

Aun no me había repuesto, cuando lo sentí arriba mío…levantó una de mis piernas y se la puso encima de su hombro…su pija estaba más grande todavía…y así, como estaba…la frotó primero contra mis labios, contra mi clítoris haciéndome desearlo aun más…la frotó contra mi ano que palpitaba de placer.

Mi nik es Alessandra, si como la Rampolla porque ambas estamos ligadas al sexo. Ella desde la profesionalidad  académica…yo, desde la profesionalidad de la vida. Tengo 50 años…y si bien la vida me ha regalado innumerables experiencias, las mejores de todas las he vivido alrededor de esta edad…pues las elijo y las disfruto con mayor intensidad…(¿es necesario aclarar que hablo desde la libido…?)

Soy bastante rubia, el cabello más allá del hombro, con algunos rulos en las puntas, no muy alta ni muy gorda, buenas lolas, y un trasero acorde a las circunstancias…En fin, algunos de mis amigos dicen que les hago volar la cabeza…debe ser, además, por mi actitud!

Me encanta conversar, y mis temas son variados pero los preferidos son los sexuales! Y sobre todo, mis memorias y experiencias…como esta que les cuento a ustedes…Tengo muchos amigos en el chat y con algunos de ellos he tenido un encuentro, o varios…

Así fue que acordé viajar para encontrarme con uno, (un arquitecto de 35 años, bastante lindo, amable, deportista y con una pija inmensa que me había mostrado por cámara mientras me hacía un show erótico para poder dormirme).

Más de cuatro horas de viaje nos separaban..pero la cantidad de horas que habíamos pasado en el chat nos tenían súper excitados…desde el cyber espacio me había besado, le había recorrido el cuerpo con mi lengua…me había penetrado y cabalgado por horas y le había hecho el sexo oral más profundo de mi vida…nos conocíamos como si hubiéramos pasado la vida juntos…desde el momento que escribimos” nos vemos” comenzó a crecer la adrenalina…

Viajé de noche…y le anuncié que había subido al micro…me respondió, estoy acostado. Le digo –¿Me haces un lugarcito en tu cama? puedo ir haciéndote la previa…(ya empezaba a sentir un cosquilleo entre las piernas…) y diciéndole lo que pensaba hacerle…lo fui sintiendo…y se lo empecé a decir por teléfono. Las luces del micro se apagaron…y yo me desprendí el pantalón…y metí  una mano bajo la remera y alcancé a tocar una de mis lolas que ya estaban como locas imaginando el festival!

Debí acallar mis gemidos hasta casi un susurro para que no me escuche el que iba a delante…no podía pensar porque mi pensamiento estaba desatando la bata de mi amigo que había visto por cámara cuando me hacía los shows.

Acomodé el celular en mi hombro para tener las dos manos libres..y las deslicé suavemente…por todos los lugares que podía…mi abdomen…mis lolas…mis caderas y siiiiiiii mi entrepierna! Aaaaaahhhh fue casi un ahogo decirlo…separé los labios hinchados con los dedos pues la posición sentada los mantenía apretados,  y una catarata de jugos los empapó…

El clítoris era un monumento al placer, duro, latiente, pidiendo a gritos que fuera acariciado mmmmmmmmmm….que delicia introducir mi dedo mayor en la vagina…mis gemidos me resultaban pesados, ahogantes, imposible hacerlos inaudibles!

Y del otro lado, Gabriel, me incitaba que siguiera haciéndolo, que sacara los dedos y me los chupara…que me apretara los pezones duros como piedras …que me mordiera los labios y que acabara yaaaaaaaaaaaaaaaaa! Fue necesario que me tapara la cabeza con el saco y la manta para ahogar un poco el grito mudo que tuve que sofocar!

Me encantó, mamita, me dijo…no sabes como tengo la pija…tan dura y tan parada como un mástil, tan caliente como una chimenea..y tan chorreante como un surtidor! Si, mi cielo, te comprendo…pero ya te voy a dar todo el tratamiento que estás esperando cuando llegue…ahora estoy cansada y relajada, voy a dormir un poco…

Tuvieron que despertarme cuando el micro paró en la terminal. De arriba, lo busqué con la mirada, no lo conocía personalmente. La verdad, que estaba mucho mejor que en la cámara… alto, apuesto, el pelo negro y la cara recién lavada y afeitada, un saco de cuero negro desprendido le quedaba pintado…nooooooo pensé, ¡este caramelito es un regalo del cielo! Y un estremecimiento recorrió mi cuerpo y puso mi vagina a delirar!

Cuando me bajé me recibió con un cálido abrazo y un beso en la mejilla. Me separó un poco para mirarme…mmmmmmmmmm….no me había imaginado esos ojos, me dijo. Me tomó la mano y fuimos hasta su auto. Apenas me senté me abrazó muy fuerte y me dio un beso….esos besos que te hacen derretir! Uyhh si así besa, como debe ser lo demás, pensé. Sus labios estaban húmedos, con olor a menta, fueron invadiendo mi boca, atrapándola, succionándola, su lengua se metió de golpe en mi boca, me recorrió cada espacio, sintiendo su saliva caliente y mentolada….ahhhh no quería que la despegara nunca de la mía.

Sus manos empezaron a recorrerme con tanta vehemencia que casi tengo un orgasmo… Seguí, seguí gimiendo , me dijo, que aún tengo en mis oídos los gemidos que me diste por teléfono. Fue cierto que te masturbaste en el micro? Te imaginaba apretando los labios para no gritar, imaginaba tu vulva mojada y apretada y no pude dormirme más….Quiero que lo hagas de nuevo!!!! Voy a mirarte hacerlo y voy a disfrutarte como loco….

Arrancó su auto y fuimos a un hotel. En cada semáforo nos besábamos de nuevo, apretaba mis lolas, me acariciaba la entrepierna… Por fin en el hotel nos abrazamos como desesperados, empezó a besarme el cuello, las orejas, bajando hasta mis tetas que ya estaban duras y enloquecidas…Metió sus manos por debajo de mi remera y me sacó las tetas del corpiño….empezó a chuparlas con tantas ganas que pegada a su cuerpo comencé a sentir como el bulto debajo de su pantalón me rozaba mi vientre…

Me encanta, le dije, me encanta…..ahhhhhhhhhhhhh fue mi primer acabada…..y le desprendí el cinto, el botón y bajé el cierre…que delicia meter mi mano y encontrar esa verga tan dura y caliente…que empezaba a chorrear un líquido también muy caliente… Nos sacamos la ropa entre besos y chupadas….sus manos buscaron mis caderas y sus dedos mi labios inferiores….estaba tan mojada que parecía un mar…..cuando sus boca bajó hasta mi cueva, ya no podía más nuevamente…

De pie, una pierna sobre la cama y él ahí, de rodillas dándome la más delirante de las chupadas…mis jugos le llenaban la boca…sus dedos me acariciaban y me frotaban el clítoris…cada embestida de sus dedos eran torrentes de flujos y  acabadas, Aaaahhhhhhhhhhhhh mi vida, que placer intenso me estás dando….no quiero que  dejes de hacerlo., le decía mientras apretaba y pajeaba su pija con mis manos…

Se acostó boca arriba y su enorme falo quedó ante mis ojos…me puse en cuclillas y comencé a acariciarlo suavemente, con mis manos haciendo un hueco ceñido y con mis labios a rozarlo casi apenas…mi lengua lo empezó a recorrer….describí círculos…bajé por la parte de atrás y me lo metí todo en la boca….noooooooooooooo, noooooooo no puedo masssssssssss, y fue ahí donde dejé de chupar el pene y pasé a sus amiguitos…mi lengua los acariciaba y me los metí en la boca, de a uno.. y otra vez mi lengua….nnnno puedo masss…acabo, acabo….siiiiiiiiiiiiii le dije, siiiiiiiiiiii…y una leche espesa e hirviendo me bañó la cara, los labios y la boca…. Me lo hubiera comido, literalmente…!

Pasado ese estado de excitación tan profundo, levantó mis piernas y empezó a chuparme, y a cogerme con la lengua y los dedos…uno en la vagina y otro en el culo…cuando lo metió por atrás pegué un grito de dolor y placer… ¡y me estremecí de gozo! ¡Quiero que me cojas ahora! Le grité, quiero sentir tu pija dentro mío…quiero que me recorras con tu verga hasta mis entrañas…

Me giró, me puso de espaldas….levanté mi cola y me ensartó como un condenado a muerte…Su pija dura era un tizón caliente que devoraba mi intimidad palpitante.. mi flujo le bañaba los testículos y podía sentir su  golpeteo contra mis nalgas…

Siiiiiiiii, mamita…… movete así, movete así que me recalentás….gemí, gemí y gritá como lo hacías al teléfono que acá nadie va a oírte…

Cambiamos de posición…le agarré la verga con mis dos manos y me la refregué contra mis tetas, mientras me movía sobre él…cabalgando su pierna…frotaba mi clítoris contra la misma y él metía sus manos en mis partes más mojadas…ahhhhhhhhhhhhhhhhh desesperadamente lo monté! Juro que mis gritos de placer los han escuchado desde ¡la conserjería!

Mi cuerpo se arqueó como en un estremecimiento de muerte, mis pechos se bambolearon borrachos de lujuria y una catarata de jugos empapó hasta las sábanas…mi vida…dame más fuerte, cogeme más fuerte…así, así, asiiiiiiiiiiiii…abrazados, con las bocas pegadas de pasión y locura, le mordí el labio, le mordí el cuello, le mordí sus hombros…

Aun no me había repuesto, cuando lo sentí arriba mío…levantó una de mis piernas y se la puso encima de su hombro…su pija estaba más grande todavía…y así, como estaba …la frotó primero contra mis labios, contra mi clítoris haciéndome desearlo aun más…la frotó contra mi ano que palpitaba de placer…

Siiiiiiiiiiii métela, si, ¡métela por favor! no doy másssssssss, siiiiiiii, ahí la metió con tanta fuerza que tuve que agarrarme de la cama para no salir despedida! Sus embestida eran las de un toro desbocado…gemía, gritaba y se retorcía de placer…acabo, mi vida, acabo…aahhhhhhhhhhhh y su leche llenó mi afiebrada concha hasta inundarla…

¡Fue espectacular!, dijimos y nos quedamos uno dentro del otro hasta que comenzamos nuevamente…

Pero eso lo cuento otro dia.

Autora: Alessandra

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Un comentario

Dejar un comentario
  1. hoool a alessandra…………quieres otro viaje en bus y luego encontrarnos en buenos aires, para pasar un buen fin de semana???
    me gusto mucho tu relato y envidio a ese chico, por lo q espero hacer q pases una velada mucho mas agradable….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.