Violeta, la niña sissy de mami

violeta sissy

Siempre me han gustado los chicos aunque la verdad siempre he sido curiosa con las mujeres. Aunque jamás he dado rienda suelta a mis fantasías. Debo confesar que siempre he sido un poco pervertida y por eso en ocasiones como todo el mundo he degustado del porno de lindo. Así que cuando conocí a mi actual pareja, después de cierto tiempo me di cuenta de que éramos la pareja perfecta, ya que él me comprendía completamente. Él es muy atractivo y lo siguen muchísimas mujeres que hasta parecen irreales, pero cuando empezamos a convivir me di cuenta de que era un tanto distinto a las relaciones convencionales. Algo que lejos de asustarme, me fascinó. He aquí el por qué.

El, después de pasar algo de tiempo juntos, me comentó que tenía un cierto gusto por la ropa de mujer.  Lo cual no me pareció extraño, después de la convivencia me daba cuenta de que debajo de esa imagen de chico rudo había una hermosa mujercita esperando salir con ansias. Cuanto más me contaba, más emocionada y excitada me ponía… Pues como dije, tenía mis deseos ocultos con mujeres. Así que le dije suavemente:

– Mi amor, esto que me cuentas no me sorprende en absoluto. Así que quiero que sepas que te amo y que he de apoyarte en todo para que seas feliz y tengas lo que deseas. Tu felicidad es la mía.

Él se sintió tan feliz y comprendido como nunca antes, que me dió un gran beso con tanta emoción… Y fue ahí cuando decidimos comenzar una especie de entrenamiento.

Cuando estábamos a solas era “ella”.

Ella era todo para mí, se convirtió en mi bebé, en mi niña deliciosa de una manera indescriptiblemente hermosa. Comencé a bañarla y vestirla de muñequita. Cepillaba su cabello,  y la mimaba con besos ardientes en su cuello delicado y bajando lentamente a sus pechitos perfectos. Comenzaba de principio a tocar su pene , bajando poco a poquito hasta que mis dedos dulcemente rozaban su ano… Ella gemía deliciosamente como una nena pequeña, cosa que  yo disfrutaba enloquecida de tan bella visión. Al principio la tocaba solamente , claro teniendo muy en cuenta y mucho cuidado de sus necesidades… Pues ella aún no había sido penetrada . Así que le dije que haríamos que su primera vez fuera inolvidable.

Hicimos muchas tardes de entrenamiento, y planeamos cada detalle del gran día … Hasta que éste llegó. Me sentía excitada, muy mojada.

Llegamos a una habitación de hotel, perfecta para el gran momento. Lo que ella no sabía era que yo le tenía una sorpresa.

-Mami? Me dijo… -todo va a salir bien?

La besé tiernamente  y le dije al oído que todo saldría perfecto y mejor de lo que ella había imaginado.  La desvesti poco a poco y comencé a darle un baño de esponja. Ella gemía y se sonrojaba con el roce de mis manos en sus nalgas perfectas…y eso me ponía más excitada . Procure vestirla con la ropa especial que había elegido para ella, un vestido blanco entallado, y hermosa lencería . Escogí un hermoso liguero para ella que enmarcaba muy bien sus nalgas y dejaba ver toda la hermosura de sus piernas. Se veía tan sublime con el maquillaje que no podía creerlo. Era perfecta … Procedo a ponerle en su pene una pequeña especie de jaulita… Ella se sorprende un poco , pero al decirle que todo saldría bien , se sintió con muchísima confianza. Sabía que la amaba … Y que haría todo por hacerla feliz , sin condiciones.

-Hoy te convertirás en una mujercita mi amor…

Tu sueño se convertirá en realidad…

Por supuesto me vestí también para la ocasión… Yo llevaba un vestido rojo entallado y los labios rojos…

A ella le puse un antifaz y yo también me coloque uno antes de salir a la habitación. La tomé de la mano y le pedí que me siguiera . Ella sumisa, y obediente caminó con pasos tímidos . Y ahí en la habitación nos esperaba un bello chico semidesnudo.. tenía un cuerpo increíble … Era toda una poesía. Él también llevaba puesto un antifaz y a través de él se podía apreciar el deseo con el que la miraba.

Ella se puso nerviosa. Pero al sentir mi mano se tranquilizó, estaba totalmente ruborizada …y sonreía . El chico le extendió la mano dulcemente para invitarla a la cama … dulcemente la besó ante mis ojos, de una manera tan dulce pero muy muy pasional. Tomaba su cabello con dulzura y besaba su cuello y sus hombros… Ante lo cual yo cada vez me ponía más y más mojada. Después comenzó a tocarla … Sus pechos sus nalgas deliciosas enmarcadas por ese liguero blanco… Los apretaba cada vez con una delicada fuerza …

Él la recostó y yo me acerque para tomarla de las manos en tanto el bajaba para besarla completamente … Hasta que su lengua llegó a su ano. Qué delicia y magnificencia esos suspiros y gemidos salían de su boca. Gemía como toda una nena dulce … Entonces no aguante más y comencé a besar sus pechitos tan dulces mientras me tocaba… Ella gemía y se retorcía de placer… Eso sólo alimentaba más nuestro frenesí.

Después el, la levantó y dándole un beso apasionado la puso de espaldas  para comenzar a besarla de nuevo. Comenzó a tocar de nuevo despacio su ano, hasta que lentamente comenzó a introducir sus dedos. Ella gimió y yo Levante su carita y la besé con pasión … Mientras la seguía acariciando hasta que poquito apoco se fue acostumbrando.

Después ella se incorporó y se puso de rodillas ante el chico que estaba completamente excitado y con toda su virilidad encendida y al rojo vivo. Ella lo miró y lo tomo en sus manos. Sabía lo que tenía que hacer así que lo introdujo en su boca y comenzó a saborearlo , succionandolo gustosa una y otra vez. Yo me sentía en la luna observando aquello. Su lengua se enredaba en aquel gran pene… Qué desaparecía una y otra vez dentro de sus labios como si aquello jamás debiera de cesar…

A esta altura yo estaba sin mis bragas , y tocándome al rojo vivo a punto de explotar. La lujuria me invadía de una forma increíble.

El chico la tomo en sus brazos y volvió a ponerla en cuatro. Despacio fue introduciendo su duro pene hasta que desapareció casi por completo

Comenzó a moverse despacio. Mientras mi nena jadeaba enloquecida como una nena pequeña … Chupaba sus deditos con gran placer… Entrecerraba sus ojos de una forma lujuriosa y deliciosa. Me acerque a ella para acariciarla mientras era penetrada … Ella gozaba cada vez más con cada embestida… Estaba a punto de terminar… Los movimientos del chico tomaron más ritmo y yo estaba a punto de explotar.

Escuché la voz de mi nena diciéndome :

-Mami, ya no puedo más … Me vengo.

Y si. No pudimos más… Una explosion enorme nos inundó a todos deliciosamente. Nos acurrucamos los tres en la cama para agasajar a mi pequeña como ella lo merecía , como toda una princesa que es para mí… Ella estaba feliz , con lágrimas en sus ojos de placer, de felicidad , de amor…El chico la miraba como contemplando una perfecta obra de arte , la besaba y acariciaba al igual que yo…Así fue como consolidamos nuestra perfecta relación de amor… Ella sabía que yo la amaría por siempre …Y ahora se había convertido en lo que siempre había soñado.‌Toda una mujercita. Mi mujercita . Y yo no podría estar más satisfecha y orgullosa.‌Espero que disfruten este relato.

‌Besitos Cariñosos.

Roja.

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

5 votos
Votaciones Votación negativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *