A traves de la sumision llego al cenit sexual (V)

¡Comparte!

Nunca la había imaginado como una posible amante, tan sólo la veía como una de sus mejores amigas pero a partir de recibir la orden de seducirla había empezado a notar una cierta excitación y una humedad en su conejito.

Acabó Paula el entrenamiento, su amiga Mar había acabado hacía 5 minutos y se había metido en el vestuario. Nunca la había imaginado como una posible amante, tan sólo la veía como una de sus mejores amigas pero a partir de recibir la orden de seducirla había empezado a notar una cierta excitación y una humedad en su conejito.

Se metió en el vestuario y comprobó que Mar se acababa de meter en la ducha, se fue desnudando y cogiendo una toalla y el champu se metió en las duchas, observó en una ducha a su amiga duchándose.

Mar era una chica de unos 22 años, morena con el pelo rizado, ojos negros, un cuerpo bastante duro por el trabajo de gimnasio pero sin estar marcado para nada los musculos, unos pechos que cabrían en una mano unos pezones rosas circulares con las aureolas simétricas, un culo respingón pequeño y duro y un conejito con los labios finos y vello púbico abundante en el pubis pero se veía escaso en los labios vaginales.

Paula tomó la determinación que era el momento más adecuado para hacerlo, además la monitora le había dejado hoy encargada de cerrar el gimnasio, ella iba a bajar las persianas y echar el cierre exterior pero la puerta que comunicaba al portal tenía que cerrarla ella, además se la había cerrado ella y le había dejado las llaves por dentro para que las cogiera así que no tenía prisa, era viernes y en su casa no la esperaban porque iba a dormir en casa de Mar.

Se acercó a Mar y cogiendo el gel de Mar empezó a jabonarla la espalda poco a poco por los hombros, fue bajando por su columna, lo hacía de forma muy sensual lo que hizo que aunque Mar no sospechase empezase a emitir suaves gemidos, con la mano fue descendiendo hasta su culo, dudó si acariciarselo por que si lo hacía ya no había vuelta atrás, al final lo hizo, suavemente fue frotando las nalgas primero una y luego la otra, esto logró que Mar se girase y la apartase sujetándola por los hombros pero como si fuese un imán la atrajo hacia si y se fundieron en un suave y profundo beso juntando sus lenguas.

Paula la dió la vuelta y siguió enjabonándola, luego por el frente, cuando hubo acabado la aclaró entera se arrodilló a su espalda y empezó a abrirla el culo con las manos y con la lengua fue bajando hasta llegar a su agujerito y empezar a lamérselo poco a poco, se lo fue abriendo con los dedos y metiendola la lengua cada vez más profundamente, Mar gemía cada vez más fuerte, ya casi más que gemidos eran jadeos y algún que otro alarido, fue descendiendo luego la lengua por el perine hasta llegar a su coño, el cual fue rozando hasta rozar con ella los labios vaginales que fueron engrosándose, mientras la comía el coño le metió de golpe un dedo en el culo mientras seguía con los lametones en el coño, fue rozando con la lengua las ingles, luego por el pubis, los labios rozándolos suavemente, dando pequeñas puntadas en el clítoris para luego cada vez mas seguido cogerlo con los labios y apretándolo lo que hacía que Mar se estremeciese, eso le servía a Paula para ir controlando todo, de repente cogió el bote de su champú que tenia forma cilíndrica en la parte de arriba y que algunas veces había usado como consolador para ella misma y se la clavó en el coño de un golpe.

Fue follandola con él con vigor el coño, mientras ella la comía el culo y se lo masajeaba mientras la metía dos dedos en el culo mientras con el champú le follaba el coño. Mar jadeaba como una perra cada vez más fuerte y algun grito que otro hasta que notó como se estremecía entera con el orgasmo que le estaba viniendo, se quedó quieta de piesy le dijo a Paula que ese placer se lo tenía que devolver ella a lo que su amiga le respondió que lo hará y varias veces pero que ahora acabasen y se fuesen a casa.

Ahora voy al baño a orinar—dijo Mar.

Mar, ¿por qué no me meas encima?, me gustaría mucho—dijo Paula.

De acuerdo—dijo Mar.

Mientras Paula se tumbaba boca arriba y Mar coloc&aa

cute;ndose en cuclillas encima fue haciendola una preciosa lluvia dorada por todo su precioso cuerpo.

Cuando acabaron se empezaron a vestir pero cuando Mar solo se había puesto la camiseta le dijo Paula:

Me parece que voy a tener que quitarte todo ese pelo de ahí y dejarte el coño muy suave a lo que Mar respondió que cuando su amiga quisiese.

Paula cogió un poco de crema de afeitar que llevaba en la bolsa de deporte ya que venía muy preparada porque había pensado hacía tiempo que cuando cumpliese la tarea tenía que ser en el gimnasio, la tumbó completamente extendida la fue aplicando la crema extendiéndola con los dedos por todo el coño, la piel entre el coño y el culo y todo el culo, luego cogiendo una maquinilla de afeitar fue extendiendo suavemente la piel quitándole todo el vello del conejito de mar hasta dejándolo completamente limpio.

Cuando acabó le aplicó una crema y la dio un pequeño beso el cual se fue prolongando y acabó ella situándose encima de su amiga en una posición desde la que hicieron un magnifico 69.

Su compañera que era nueva en estos asuntos se comportaba dulcemente acariciándola muy timidamente el sexo mientras emitia pequeños gemidos ante los lametones de su amiga. Lugo la fue abriendo los labios vaginales y pasando la lengua por su borde muy lentamete y sin apenas rozarlos haciendo que Paula se estremeciese de placer de tal manera que no dejaba de arquear la espalda y poner el culo como en pompa lo que hacía que Mar la cogiese más fuerte, la abriese más el coño con los dedos y de vez en cuando le metiese las yemas de los dedos para con la punta de los mismos tocar el clítoris y jugar con el haciendole resbalar entre ellos.

Paula cogió unas bolas chinas que llevaba en la bolsa, todas del mismo tamaño como de 2 cms de diámetro cada una, en total serían como unas 6 bolas. Fue chupando cada una y metiendo primeramente una a una en el culo de su amiga muy lentamente entreteniéndose en cada una que la metía a lo que su amiga respondía atrapando el clítoris de ella con los labios y dándole pequeños pellizcos e introduciendo la lengua como queriendo follar su coño con ella. Siguió metiendo ahora las otras bolas en el coño hasta que tuvo las 6 metidas y repartidas en ambos agujeros, cuando esto ocurrió empezó a jugar con ellas metiendolas y sacándolas alternativamente haciendo que resbalasen dentro y fuera por la lentitud del movimiento lo que hacía que Mar se excitase cada vez más haciendo que emitiese autenticos alaridos y jadeos tan fuertes que en cualquier otro lugar se hubiera escandalizado cualquier persona.

Mar estaba como poseída por todo el placer que le estaba dando su amiga, a la vez Paula se estaba calentando tanto que se sentía su orgasmo muy próximo pero quería que coincidiese con el de su amiga que se produjo de repente explotando en un terrible grito de placer y apretando convulsamente su clítoris y follandola en una última y tremendamente placentera estocada con su lengua que hizo que estallase también ella y se corriese de gusto de tal manera que acabaron casi desmayadas las dos jóvenes.

Cuando acabaron, se ducharon, ésta vez solas, se vistieron, cerraron el gimnasio y se dirigieron a casa de Mar donde iban a pasar el fin de semana.

Paula, muy misteriosamente, le dijo a Mar que éste fin de semana sabrás lo divertido y placentero que es el sexo cuando se hace en buena compañía y con mucho morbo,la dijo guiñándola el ojo y palmeándola el culo, lo que hizo que Mar se quedase como sorprendida pero no le dio mas importancia.

Este relato lo mismo que toda la serie son IMAGINARIOS, si alguna persona quiere escribirme, sobre todo mujeres, puede hacerlo a la siguiente dirección o agregarme al msn

Autor: Picante100

picante100 ( arroba ) hotmail.com

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.