Últimas historias

  • visita doctor

    Visita al Doctor

    Mi nombre es Lorenzo, tengo 38 años y siempre he sido muy reservado en cuanto a mi sexualidad. Fui criado con la consigna de que el sexo es para tener hijos básicamente y que el hombre debe ser quien imponga las condiciones en la casa. Lamentablemente eso ha moldeado, me parece, mi vida sexual. Diría […]

  • culo metro

    Me encontre un culo en el metro

    Hola Soy Freddy y les voy contar lo que vivi en el metro de la CDMX, la historia que les cuento es real y paso un domingo en la mañana que me dirigía a ver un juego del America al Azteca, para esto tomo una combi y después tomo el metro a chabacano ese dia […]

  • delicioso anal

    DELICIOSO ANAL-SOLO PARA TI

    Soy una mujer morena de cabello negro, con unos senos exquisitos, redondos, grandes y bien formados, con un chochito caliente y jugoso capaz de hacer enloquecer a cualquier hombre y con un culito apretado que me hace presa de un deseo loco y desenfrenado del que les voy a contar a continuación, porque luego de […]

  • panaderia

    NUEVA EN LA PANADERIA

    Me llamo Paola, tengo 28 años y soy nueva en la ciudad. Vinimos con mi marido por su trabajo. Es ingeniero y la empresa en la que trabaja lo traslada habitualmente. Los primeros meses me entretuve arreglando la nueva casa en la que vivíamos pero luego sentí la necesidad de hacer algo. Estaba casi todo […]

  • familia

    familia

    Soy divorciado tengo 55 años, vivo solo cierta tarde al comenzar el verano me llama una prima de mi ex mujer y me pide por favor que la aloje con su hija los meses de vacaciones ,ella venia del interior del país y tenían las dos que hacer cursos Janet la prima  de cuarenta mas […]

  • novia amante

    CON LA EX NOVIA DEL HIJO DE MI AMANTE II

    Al acariciarle suave la concha vi que ya estaba totalmente mojada. Bajé y le dediqué un breve instante a su clítoris hasta que se irguió bien, me puse sobre ella y le apoyé la punta de mi verga en la entrada de la concha, la tenés bien grande, me dijo, sí y es toda para […]

  • primera anal

    Mi primera experiencia anal

    Embriagada de placer, así me sentí aquella noche cuando pude sentir su verga golpeando mi clítoris luego de haber sido penetrada una y otra vez; chorreaban mis jugos entre mis piernas y recorrían espasmos permanentes por todo mi cuerpo, era como estar sumergida en un mar de vino, a cada golpe de su verga mi […]

  • solo tia

    Solo con mi tia

    Hubo un problema con mi madre y me fui a caminar fui a casa de mi tia que vivia cerca del lago un lugar muy apartado con su esposo. Llege tarde en la noche la casa estaba totalmente oscura ..solo la luz de la puerta principal alumbraba el camino. Tuve que tocar la puerta varias […]

  • telma

    TELMA.

    Una mañana de vacaciones salí de la ciudad en compañía de Miguel, Braulio, Isabel, Telma, Erika, Laura y Luisa. Casi todos teníamos 24 años (eran compañeros de generación -y degeneración), salvo Miguel, que tendría 21 o 22, Y Luisa, de 27, vecina de Isabel y Telma, quienes rentaban un pequeño depa. Íbamos a uno de […]

  • modificacion terapia

    Modificaciones de la Terapia

    Soy psicólogo con diplomado en área clínica, 10 años de ejercicio, 1.80, con cuerpo robusto y restos de mi época de deportista. En mi trabajo hay enfermedades asociadas a la mente que son complejas de tratar, pacientes que requieren de terapia intensa, pero hay casos que solo necesitan reforzar su autoestima, reconocer su sexualidad y […]

  • hija jardinero

    La hija del jardinero

    El sábado pasado fuimos varios amigos al chalet del padre de mi amigo Manuel para hacer una barbacoa y ver juntos el futbol.  Cuando llegamos en el chalet estaba Ramón, el jardinero del chalet, un hombre paraguayo de alrededor de 50 años. A Ramón lo ayudaba Larissa, la hija de su pareja. Una chica flaca […]

  • desgarro lucia

    Desgarro anal de Lucia

    Hace tiempo que no me veía con Carmen quien desde que se casó con tu tipo mayor comenzó a frecuentar otros círculos. Carmen es una mujer espectacular, próxima a los cuarenta se mantiene muy bien. Con su metro setenta y sus tetas de 120 da el tipo de actriz porno. Un fin de semana estábamos […]

Subestimado por muchos y protagonista de las más excitantes fantasías, el sexo hetero anal es una práctica rodeada de todo tipo de mitos, especialmente de aquellos en los que la prevención por el supuesto dolor que hay de por medio pasa a transformarse en una barrera contundente que impide explorar desde una perspectiva erógena esta zona del cuerpo.

Entre juguetes vibradores, dedos traviesos, masajes y besos negros, aunque no de forma masiva, muchas parejas se atreven a labrar el camino para finalmente llegar a este punto máximo y es aquí donde las confesiones sexuales de sexo anal aquí plasmadas, se convierten además de fuente de gran y sensible inspiración, en la prueba de que, con un poco de creatividad, comunicación y abandono al placer, es perfectamente posible sacar partido de lo que no es más que otro tipo de sexo.

El placer del goce anal

Tal y como se deja ver en los relatos eróticos que forman parte de esta sugestiva sección, la actividad sexual que opta con incluir la penetración por el ano debe liberarse por completo del miedo y ocuparse más bien de lo que podría denominarse, seducir el ano, pues solo de esta manera la intensidad del momento creará por si misma las condiciones para que esta no sea una práctica que deje malos recuerdos.

Puesto que de acuerdo a las experiencias recopiladas se entiende que, cuando se lleva a cabo el anal, los orgasmos son mucho más profundos, tanto la mujer como el hombre partiendo de la curiosidad, definitivamente pueden lograr un disfrute inesperado en lo que posiblemente de manera inicial era visto con reservas.

Cuando el coito anal es una gran fantasía

Inmediatamente se supere el pensamiento de que el sexo anal es exclusivo de la comunidad homosexual, la verdad es que esta inclinación sexual deja de ser algo tan inalcanzable para los heterosexuales y en consecuencia empiezan a darse imágenes mentales que poco a poco van elaborando fantasías de sexo anal con todos los detalles necesarios para ser completamente realistas.

Así pues, aunque muchos declaran no ser fan de una desfloración anal, probablemente por dentro están pensando todo lo contrario ya que la curiosidad definitivamente puede ganar, aunque no se esté dispuesto a admitirlo. Situaciones que surgen de la nada o quizás planeadas, con desconocidos, con la pareja o incluso con familiares lejanos, absolutamente todo se vale cuando el objetivo no es otro que explorar aquello de lo que tanto se habla pero que no todos están dispuestos a asumir como un gusto más.

La invitación se concentra por lo tanto, en disfrutar de las apasionadas historias recopiladas, abrir un poco la mente y dejarse llevar por esos cúmulos de emociones que al ser planteadas de cierta manera inducen a los más morbosos pensamientos.