Últimas historias

  • Noche dominado por universitarias en botas 1

    A merced de un grupo de amigas universitarias que nos ponen a sus pies, abofetean y terminan pateando nuestros huevos en un rico ballbusting con botas de pinchos. Me llamo Álvaro y os voy a contar lo que nos aconteció una noche de invierno en la que no tenía planes, y, un buen amigo me […]

  • verano sumision

    VERANO DE SUMISION

    Hola, mi nombre no importa. Desde hace tiempo quiero contar esta historia a todo el mundo pero jamás me he atrevido a ello. Esto me ocurrió un día de verano. Yo solía ir muchas veces a una discoteca en las afueras de mi pueblo de veraneo. Cuando tenia 20 años iba con mis padres a […]

  • con plomero

    CON EL PLOMERO

    Hola. Me llamo Cecilia, estoy a punto de cumplir 24 años y vivo sola en Buenos Aires. Estudio Derecho y no me falta demasiado para recibirme de abogada. Soy bastante atractiva, alta, delgada, de cabello castaño largo y lacio, ojos negros, boca sensual, mi cuerpo es armónico, tengo pechos pequeños pero bien formados y una […]

  • habitacion 103

    HABITACIÓN 103

    Mil treinta kilómetros me separaban a mí de la mujer más deseable que había conocido en mi vida. Nos conocíamos desde hacia unos dos años, nos habíamos conocido en un chat y quedábamos con cierta frecuencia o cuando nuestras ocupaciones nos lo permitían. En un principio charlábamos como simples amigos, pero poco a poco nuestras […]

  • casada curiosa

    Una casada curiosa y juguetona.

    Hola, tengo 50 años, y llevo mucho, mucho tiempo como Amo, y voy a compartir algunos momentos que para mí fuero maravillosos y únicos. Conocí a Laura, ( no es su verdadero nombre), por el chat, estaba curioseando como Ama con una sobrina de su marido, divirtiéndose un rato. Después de varias conversaciones , ella […]

  • rica verga7

    La rica verga de mi hermano (7)

    Lee aquí la sexta parte de «La Rica Verga de mi Hermano» Ver a mi madre y mi abuela desnudas y con un collar era muy impactante. Ambas se acercaron a mi desnudandome por completo, colocando correas en mis pies y amarrandolas al techo. Esto me dejo en una especie de balancin con las piernas […]

  • el reino

    El reino (V)

    Esperando mi turno Todo fue igual que el día anterior, aunque no cometí los mismo errores que el día anterior. Allí si que sabían como corregirte. El grupo corriendo en el patio fue un drama. No habíamos dormido nada. La Superior Ley nos maldecía una y otra vez y nos arremetía con el látigo. Al […]

  • tequila relato

    TEQUILA

    LLegó al aeropuerto entró en los aseos y se puso un top rojo que le marcaba bastante los pezones para presentarse frente al amo Susana había decidido entregarse a su Amo y recibiendo ordenes cogió un avión y se presentó en la ciudad del Amo, según llegó al aeropuerto entró en los aseos y se […]

  • atado amordazado

    Atado y amordazado por mis primos en pantalon de cuero

    Desde que tengo memoria, he sentido fascinación por las prendas de cuero y no fue hasta los 25 años( me mude solo a un apartamento), que compre mi primer pantalón. Recuerdo la excitación cortando mi respiración al momento de probar y adquirir uno. Hoy en día, mi colección llega a 3 pantalones de cuero ( […]

  • hermanito mayor

    Como tú digas, hermano mayor 2

    Disfruta aquí de la primera parte de «Como tu digas hermano mayor» Pero Andrés no sólo quería besitos y tocaditas con aquél caliente puberto, así que le empezó a bajar su pantaloncillo y su diminuto interior, dejándolo sólo con su camisita.El jovencito intentaba abrir su culito lo más que podía para darle paso a las […]

  • dulce placer

    DULCE PLACER DEL ABANDONO EL DIFRUTE DE LA SUMISA

    De rodillas», le repitio despues de librarla, despues de hundir su mirada en la suya que.. Maria dudo un momento,un instante mas alla de las palabras y del tiempo, y obedecio. Ese tipo de dudas, porque incontroladas, eran el placer de su amo. En esos momentos, Maria no pensaba – o pensaba demasiado, demasiado ocupada […]

  • in submision

    IN SUBMISSION V

    Rea y yo estábamos estiradas a los pies de nuestro Amo mientras éste ojeaba tranquilamente una revista sentado en su sillón favorito. Rea parecía dormitar, con el cuerpo acurrucado y la cabeza apoyada en el brazo; podía ver cómo los pechos se desplazaban con suavidad al ritmo de su respiración y sus labios musitaban palabras […]

Entre los modos alternativos de practicar la sexualidad, el BDSM bondage, dominación, sumisión y masoquismo se han convertido en una opción perfectamente viable para miles de personas que movidas por aficiones poco convencionales se instruyen poco a poco hasta disponer de las herramientas y habilidades requeridas para garantizar además de seguridad, el más abrumante placer.

Es así como la recopilación de relatos eróticos de BDSM se ha convertido en fuente inagotable de toda clase de ideas tanto para fantasear como para llevar a la práctica, siendo a su vez parte de un mundo calificado como oscuro y sórdido por el tabú que le rodea y es que aquello de disfrutar del dolor o por ejemplo de los castigos que recibe el sumiso, son cosas que no despiertan los mismos niveles de excitación o predilección en todas las personas.

El dulce placer del Bondage

Abrir lo suficiente la mente para elaborar fantasías hetero en las que haga presencia el BDSM es casi que una subcultura en la que existen las condiciones para descubrir un nuevo concepto de placer que de hecho se construye a partir del dialogo y la manifestación de lo que se está dispuesto o no a hacer.

Bien sea que se trate de cumplir roles, de ataduras, de someter o de quizás un poco de exhibicionismo y voyeur todo está dado para que aquellos que recién se inician en esta ruta o por supuesto quienes ya cuentan con algo de experiencia puedan navegar entre un sinfín de anécdotas y narraciones que por su buen nivel descriptivo resultan perfectas para dejarse llevar un poco por el dulce placer que se desprende de lo que es casi que un estilo de vida.

Juegos eróticos pervertidos

Quienes solo buscan probar el BDSM pueden referirse a esta clase de encuentros de esta manera, pues con el placer de innovar de por medio, erotizar partes del cuerpo que nunca antes se habían tenido en cuenta forma parte de todas estas increíbles prácticas.

Fomentando la estimulación y como ya lo mencionábamos, la imaginación, la presencia de ropa ceñida y ajustada al igual que toda clase de juguetes eróticos, cuerdas y demás, consiguen llevar a otro nivel los encuentros sexuales que aquí se presentan. La oficina, el parque, un hotel o el transporte público son zonas que adquieren un matiz diferente cuando son ocupados para dar vía libre a estos encuentros que tanto inspiran y a que a fin de cuentas hacen parte del sentir del ser humano.

Debido a que estos relatos pueden estimular mucho más que una cinta porno, este material se encuentra pensando más que nada para esos momentos del día o de la noche en que se desea fantasear sin que para ello sea necesario observar imágenes explicitas.