Últimas historias

Percibir el atractivo de un pariente es un sentir que se encuentra enmarcado por un contundente tabú social, el cual insiste en que se trata de una regla que no debe romperse pues se alteraría irremediablemente la convivencia de las personas, sin embargo, acudiendo a la frase que insinúa que las normas se hicieron para romperlas, tanto el incesto gay como el que se da de manera general es algo que se encuentra más presente de lo que suponemos en el transcurrir de la vida diaria.

Ante lo que es por si misma, una prohibición cultural, un encuentro sexual gay adquiere un calibre mayor cuando los participantes son familiares cercanos o incluso lejanos, pues la verdad es que, aunque el deseo es algo instintivo, se nos han mostrado una serie de límites que se orientan a castigar con ferocidad a quienes se rinden ante la tentación de una relación incestuosa.

Fantasear con folladas incestuosas gay

Hermanos, primos, tíos, sobrinos y hasta padres, estos suelen ser los parentescos que más se repiten en los relatos eróticos de incesto gay que en este apartado se plasman, las cuales comparten la característica de ser extremadamente detalladas para estimular al lector a recrear en su imaginación la más espectacular escena que seguramente removerá cada una de sus fibras.

Siempre y cuando se trate de familiares hombres, en estos encuentros prácticamente todo se encuentra permitido ya que tanto si se trata de aceptar la homosexualidad como de simplemente explorar qué es exactamente lo cautivante de esta preferencia, esta clase se amor filial se mantiene como una de las más seductoras a lo largo de la historia.

Un encuentro entre un padrastro y un hijastro o quizás de familias enteras que se entregan a los placeres inagotables de una orgía gay, hacen parte de esas fantasías que pocos se atreven a revelar abiertamente debido a esa habitual costumbre de juzgar a quienes actúan diferente.

El morbo de un gran tabú

Combinar variables como la homosexualidad y el incesto ha sido una apuesta con gran aceptación en la industria pornográfica, de ahí que los vídeos de jóvenes gemelos teniendo sexo sean los más apetecidos y esto de alguna manera a contribuido a que aquellos que se sienten cautivados por estas demostraciones de placer y lujuria encuentren tanto en estas cintas como en los relatos que se desprenden de ellas, medios efectivos para deleitarse a profundidad.

Vinculado desde siempre a la historia de la humanidad, la ambivalencia del incesto es atesorada por muchos mientras que otros se quedan con la alternativa de calificarla como conducta antisocial; puesto que cada cual es libre de vivir su sexualidad siempre y cuando no le haga daño a nadie, estas historias seguirán subiendo la temperatura y el morbo.