Últimas historias

  • chofer cole

    Una peteada al chófer del cole

    En mi vuelta a casa no pude evitar pensar que eras el chófer del cole… uno de los chóferes, porque viste que los de larga distancia tienen dos… Que sexy parado en la puerta del Bondi, serio, al estilo forro diría yo! Qué bien te queda el uniforne de la empresa… el pantalón que te […]

  • nenita golosa

    Una nenita muy golosa

    Mientras que el que jugaba con mis pechos bajó hacia mi boca y comenzó a besarme con un beso de lengua al que tuve que responder porque ya no podía más, deseaba que me usaran hasta el último rincón de mi cuerpo y que me demostraran que una hembra como yo estaba para dar placer […]

  • esposa mayor

    Mi esposa y un señor mayor

    mi esposa   es alta mide 5 pies  10 pulgadas delgada 23 años hermosa unas piernas que todos desean poder acariciarlas tengo un amigo un senor de 45 años trabaja en construccion igual que yo trabajamos en lo mismo en companias diferentes pero como hacemos la misma clase de trabajo siempre estamos en contacto la cosa […]

  • jovenes hoy

    Las jóvenes de hoy

    Las jóvenes de hoy sólo quieren sexo y eso lo pude corroborar. Tengo 40 años y soy profesor de baile (reggaeton), lo que les voy a contar me sucedió hace unos meses. Hace 3 meses una joven de 18 años se inscribió a mis clases, era una peliroja con lindas tetas. Sucedió que desde el […]

  • gemelas 3

    Mis hermanas gemelas 3

    Disfruta aquí de la Parte 2ª de Las Gemelas Al regresar a casa vimos que mi papa y Daniela ya habian regresado. Papa: que linda estas Lau. Laura: gracias. Dani: a donde fueron? Yo: al cine. Dani: yo queria ir. Yo: luego vamos a ir los cuatro. Antes que Laura se fuera a su habitacion […]

  • sexo lugares

    En el restaurante: Sexo en lugares inusuales, la excitación de la experiencia nueva

    EN EL RESTAURANTE LIDIA no sabía lo que le esperaba esa tarde .. Le habían ordenado que usara falda, que se mojara con la sorpresa que le tenían preparada. No era mujer que gustara de eso, le excitaba si pero no quería verse expuesta en un lugar público, aunque estaba ya excitaba por lo que […]

  • Amanda, la hermana de Victor

    Jóvenes y Cachondas. Mi nombre es Simón y esta historia tiene lugar en casa de mi amigo Víctor. Víctor vive en un chalet en un barrio de una clase social alta en la ciudad. Ese fin de semana sus padres se habían ido pero para su desgracia había dejado a su hermana de 20 años, […]

  • De señora a puta I

    Jóvenes y cachondas, Sexo de pago, prostituta, Barcelona. Aún no tenía muy claro cómo había llegado a aquella situación. Era la tarde de mi segundo día en aquel piso dónde no paraban de afluir hombres, buscando aventuras sexuales pagadas. A mis 20 años yo había tenido una vida sexual bastante activa. Había estado casada e […]

  • Juego de sexo para tres

    Trío, Jóvenes y Cachondas.  Era un día de esos lluviosos,  llovía a cántaros y no se veía un alma en la calle. Yo estaba solo en casa cuando de pronto sonó el teléfono…

  • Resolviendo las curiosidades de la amiguita de mi hermana

    Jóvenes y Cachondas. Joaquín se quitó las calzonas dejando su polla a la vista de la muchacha la cual en cuanto Joaquín se sentó se puso a lamer, Joaquín siguió a haciéndole un dedo a la muchacha la cual lo agradece lamiendo con más intensidad la polla del muchacho.

  • Con la hija de mi amigo

    Jóvenes y Cachondas, Maduritos Interesantes, Hetero, Exhibicionismo. Esta historia comienza una tarde de verano cuando un amigo nos invita a mi esposa y a mí a pasar un día en el campo, con su esposa y  su joven hija de 19 años

  • Gozando en el cine

    Hetero, Jóvenes  y Cachondas. Este relato me sucedió cuando trabajaba en un estudio contable, y lo que me pasó cuando hice amistad con uno de los empleados que ahí laboraba.

Si quieres mojarte de placer lo ideal es que sigas leyendo la sección de jovencitas heteros que preparamos exclusivamente para ti. Además, podemos hacer volar tu imaginación en cuestión de segundos y no necesitas esperar a estar en la privacidad de tu hogar si quieres gozar del placer que tiene la literatura erótica.

Viajando a alguna parte, esperando en la fila del banco e incluso en el autobús, siempre podrás disfrutar de relatos sumamente excitantes. Asimismo, es válido destacar que algunas personas deciden compartirlo con su pareja, para que sus encuentros sexuales sean mucho más excitantes.

El esplendor de la juventud puede llevarte a sentir un placer extremo al acercarte o mirar siquiera al sexo opuesto. Entonces, puedes imaginar lo que sentirás al leer cada una de las palabras de los relatos más sensuales que tenemos para ofrecerte.

¿Por qué te pueden interesar nuestros relatos eróticos  de jovencitas?

Simplemente porque cada uno de los relatos que tenemos para ti son simplemente excitantes. Cada línea cada palabra te dejará con ganas de seguir leyendo y ya no podrás parar. Es que todos los relatos que tenemos en nuestra página están confeccionados por quienes han tenido el placer de escribir sus experiencias sexuales hasta el máximo nivel. Incluso tú mismo podrás escribir alguna de todas las experiencias que has tenido a lo largo de toda tu vida.

Si todas las razones expuestas anteriormente no te satisfacen tenemos más para contarte, pues los relatos que hemos publicado son de gente sencilla, como tú, que un día desearon contarles al mundo lo que habían vivido y obviamente, nosotros estamos más que complacidos.

En esta categoría encontrarás relatos realmente atractivos que harán volar tu imaginación y también plantearte la posibilidad de vivir algo parecido y cuando lo vivas hasta podrás contaros qué te ha parecido.

La categoría de jovencitas tiene una gran variedad de relatos que son apasionantes, por lo tanto, si lo que quieres es saber cómo puedes conquistar a una joven o simplemente vivir una experiencia sexual sumamente caliente, no puedes dejar de leer las historias, porque quizás puedan llegar a tocarte a ti alguna vez y saber de qué se trata te permite tener una idea de cómo reaccionar.

Simplemente nuestras historias son reales, porque le pasan a la gente en diferentes partes del planeta. Además, las historias de sexo extremas siempre han sucedido, pero antes no existía la posibilidad de compartirlo a millones de personas en el mundo.

Nadie se enteraba, entonces era como si no hubiese ocurrido, pero ha decir verdad sería como el dilema filosófico que habla acerca de la existencia de la caída de un árbol en un bosque, la cual cuestiona el hecho de que si nadie lo ve, ¿realmente sucedió? Sin más palabras, los invito a que pasen y lean todo lo que tenemos.