EL PINTOR ME DESCUBRIO

¡Comparte!

Por motivos obvios me llamaré Carlos. Tengo 19 años, esto sucedió hace tres meses tengo un amigo pintor que hace unas pinturas maravillosas, él es soltero de 35 a 40 años comentan las personas que siempre le gustaba estar con jóvenes, eso era mi curiosidad.

Cierto día fui a visitarle a su cuarto porque necesita hacer un dibujo, mientras hacía el dibujo íbamos conversando, tocamos temas algo calientes, y me decía que a varios chicos le había pintado en cuerpo desnudo, y me mostró varios dibujos en diferentes poses cosa que me excitó y me daba curiosidad poder ser su modelo.

Parece que se dio cuenta de mi interés y me dijo, que si me animaba a posar para él, que sería algo entre nosotros, cosa que acepté. Me empecé a desnudar muy tímidamente, él llevaba solo una toalla en la cintura porque estaba por darse una ducha antes de que llegara.

Me acosté en la cama con una pierna abierta, mi pene estaba bien erecto cosa que me ponía algo nervioso, me empezó a dibujar, pasaba el tiempo y mi pene perdió erección, al percatarse de esto él se acercó y algo tímido me dijo que lo levante porque quería tener la posición para el dibujo.

Cuando se acercó se me estremeció el cuerpo porque quería que abriera un poco más las piernas, no sabía que hacer, por lo que me empezó a tocar el pene, luego fue bajando hasta tocarme el ano, y me decía que lo tenía bien delicioso, yo nervioso y desconcentrado sentí algo de gusto y me deje llevar.

Aprovechó la situación y ganó terreno, empezó a besarme todo el culito me sentía en la luna, tenía una forma de hacerlo, era todo un experto, cada vez que pasaba su lengua en mi ano era una sensación única, me gustaba lo que estaba haciendo.

Vi como se quitaba la toalla que llevaba puesta, tenía un pene no muy grande unos 15 cm. me lo puso en la entrada de mi recto y fue empujando despacito, como estaba bien lubricado no fue mayor problema, sentía un pequeño ardor que poco a poco se fue convirtiendo en placer, era quizás lo que estaba buscando.

Gozaba con cada embestida, no dejaba de besarme las tetillas. Estuvimos así como 5 minutos, luego me hizo cambiar de posición se echó en la cama y me senté encima de él, empecé a cabalgar como todo una putita.

Como yo soy delgado no me cansaba de estar cabalgando, no quería que se terminara ese momento, luego volvimos a cambiar de posición esta vez me puse en cuatro patas, el venía por detrás, que sensación tan fabulosa.

Me empezaba a frotar el pene, él me dijo que me preparaba. Empezó a metérmelo con más fuerza y aceleraba sus movimientos ya no aguantaba tanta ricura, así que tuvimos un orgasmo simultáneamente.

El vació todo el semen dentro de mi culito y al instante saltó un chorro de semen contra la cama, fue algo maravilloso, como si una corriente recorriera mi cuerpo al sentir su semen, que me hizo correr.

Dejó su pene adentro por unos minutos y yo podía sentir toda esa lechecita en mi intestino, así que terminamos, nos duchamos y nuevamente en el baño nos besamos y pudimos gozar de otro rico polvito.

Cada vez que estaba excitado corría a buscarlo para que baje mi calentura cosa que él no perdía el tiempo de gozar con mi culito ya que solo se lo entregaba a él y lo tenía bien paradito, ah… pero también gozo cuando hago el amor con mi enamorada.

Si les gustó mi historia escriban.

Autor: Solo Secretos

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.