En Punta de Este

¡Comparte!

Luego empezamos a jugar un ratito hasta que ella se subió arriba mío, tomó mi pija, se la puso lentamente en la puerta de la cueva y centímetro a centímetro la deglutió toda, me empezó a coger como una fiera en celo, no paraba un segundo, se movía como puta en la barra, me bañó la verga con sus corridas, esa noche la cogí seis veces y fueron unos polvos bárbaros.

Hola a todos, los que le voy a contar fue real, esto pasó en una playa de Punta del Este, Uruguay, el verano pasado, yo soy un chico de Buenos Aires, Capital, atractivo buen cuerpo y con una buena “herramienta”. Les paso a contar la historia.

Eran las 10:30 de la mañana y yo estaba en la playa tomando un poco de sol para estar bronceado. Cuando veo llegar una mujer de unos 37 años, muy bella y atractiva, pelo negro, muy buenas tetas y una cola infernal.

Ella se puso justo delante mío a tomar sol y yo ya estaba haciéndome la película. Pasaron varios minutos y yo la miraba fijo y cuando me di cuenta ella me miraba muy fijo también y yo ya ahí estaba muy erecto y no me podía parar porque se notaba mucho.

A los minutos como ella sabía que la miraba la muy puta se dio vuelta y se me puso en cuatro para que le vea toda la cola y yo no podía más. Al rato ella se paró y fue para el agua y yo dije acá es mi oportunidad.

Fui atrás de ella y le empecé hablar y ella me hablaba muy sensual, hablamos un rato largo y le dije si quería ir almorzar conmigo y ella accedió. Fuimos a comer y después de nuevo a la playa, ahí jugamos un ratito pero nada de sexo.

Quedamos en que yo la pasaba a buscar a la noche por el hotel. Llegó la noche y la pasé a buscar, la llevé a recorrer Punta que no conocía, hasta que paramos en el Faro y ahí fue mi iniciativa, me le acerqué y le di un beso a la que ella, la muy puta, no me quiso dar.

Pasaron unos minutos y la agarré, la abracé y le empecé a chupar el cuello y toda la oreja, ella se empezó a volver loca y me decía basta y yo no paraba, luego le empecé a besar toda y con mi mano le tocaba las tetas y ella no podía más hasta que largó un grito de placer y se había corrido.

Le dije vamos al hotel y ella dijo que sí, pero que no pasaría nada, yo dije que está bien, pero por adentro pensaba acá me la re cojo.

Llegamos al hotel, nos sentamos en unos sillones que había ahí y me dijo, bueno nos vemos mañana y yo me puse loco, ¿cómo que nos vemos mañana?, si, si no va a pasar más nada, y yo dije bueno, está bien pero por adentro iba a ser todo lo posible para poder cogerla.

Le dije, bueno, dale que te acompaño hasta la puerta de la habitación, ella me dijo ok vamos. La acompañé hasta la puerta y sin decirle nada la agarré, le besé una teta y sin preguntarle la metí adentro de la habitación.

La tiré en la cama, le subí la pollera y le corrí la tanguita, le empecé a sobar su vagina, los labios vaginales, su clítoris hasta que me dijo que no podía más y se iba a correr en mi cara, a los minutos pegó un alarido,  apretó mi cabeza contra su cueva y se corrió en mi cara.

Luego me sacó el pantalón y me empezó a chupar la pija como una desesperada, se la metía toda adentro y no podía más, me decía, dame toda la leche, y eso me volvía loco, a los veinte minutos le di toda la leche en la boca, en los pechos, en la cara, la manché toda.

Luego empezamos a jugar un ratito hasta que ella se subió arriba mío, tomó mi pija, se la puso lentamente en la puerta de la cueva y centímetro a centímetro la deglutió toda, me empezó a coger como una fiera en celo, no paraba un segundo, se movía como puta en la barra, me bañó la verga con sus corridas, esa noche la cogí seis veces y fueron unos polvos bárbaros.

Luego tipo 6 de la mañana terminamos de hacer todo lo nuestro, la saludé con un beso muy apasionado. Al otro día ella se había vuelto a Buenos Aires y yo no tenía ningún teléfono así que nunca más la vi.

Bueno espero que le haya gustado, bueno un beso a todos.

Autor: Manfredijuan

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.