Infidelidad programada

¡Comparte!

Me puso de bruces en la mesa del living, le dio dos roces ensartándome esa hermosura sin piedad, empezó a serrucharme, yo no pude más, acabé como loca, él sacó la pija, la colocó en la entrada de mi culo, no entró toda, tuve un dolor inmenso, pero pasó, dio unos círculos enterrándola toda hasta los huevos, me dio con todo hasta que acabó en un grito.

Desde hace tiempo me empezó a excitar la posibilidad de ver a mi mujer que está siendo disfrutada por otro hombre, empecé a visitar las páginas en Internet sobre fantasías y relatos de situaciones similares, encontré de todo, personas que lo hicieron con toda clase de resultados, malos y buenos, entre esas lecturas me contacté con una persona que me contestó enseguida, tuvimos afinidad de inmediato, al tercer e-mail ya teníamos buena cuota de intimidad, por suerte coincidimos en manejarnos con mucho respeto, como lo planteamos de entrada nos empezamos a sincerar muy bien y así tratar el tema con responsabilidad.-

El tuvo esa fantasía y la cumplió, pero reconoce que no es fácil, que hay que llevarla con mucha paciencia, muy bien charlada en el matrimonio, porque es necesario limitarlo a que es una fantasía, que no tiene que afectar para nada al matrimonio sino enriquecerlo, eso al no ser fácil lleva tiempo, tiene que madurar tranquilamente, que es conveniente elegir al hombre adecuado, tiene que ser alguien que despierte en la mujer algo y que el hombre lo vea con buenos ojos.

El fue cauto y lo fue planeando tranquilo hasta que le pudo sacar a la esposa en los devaneos amatorios que si lo quisiera hacer lo haría con su ex pareja, cumplió su primer paso, de allí tardó muchos años en realizarla, pero pudo.-

Esto me dio la base para pensarlo, primero tratarlo con responsabilidad respetando que la finalidad es cumplir una fantasía del esposo que en segunda instancia se la traslada a la mujer para que esta la elabore y esté segura de dar ese paso, pensando sobre manera el día después de haber cumplido la fantasía, es decir pensarlo para evitar los arrepentimientos.- Otra mujer que le cumplió la fantasía al marido comenzó su relato que en el análisis ella se decía porqué ella no podía analizar la fantasía del esposo, que si se la podía realizar y era placentero para ella no lo veía mal, aceptaba también la influencia de una cierta monotonía en las relaciones conyugales.-

Así con estas bases comenzó mi elaboración de mi fantasía, primero el hombre adecuado que podía despertar en mi mujer la atención si decidía pensarlo, después el trabajo fino que salga de ella el nombre que yo tenía y me lo guardaba.- Estar escribiendo esto recordando todos los pasos me produce excitación, realmente fue un trabajo que me gustó y con una expectativa que me mantuvo atrapado todo el proceso.-

Del trato con esta persona entré a pensar en un ex de mi esposa que es una excelente persona, un profesional retirado con muy buena posición económica, separado, con algunas parejas posteriores que se mantiene en perfecto estado físico, me pareció la persona ideal, a su vez ellos se habían peleado cuando yo entré a salir con ella, es decir algo tenía que quedar dando vueltas, seguro que no habían tenido sexo porque llegó virgen al matrimonio, para mejor se había ido a vivir a una ciudad balnearia distante de nuestra localidad, es decir se presentaban factores que ayudaban a una posible materialización.-

Empezó el trabajo sobre mi esposa, haciendo el amor le decía que me producía una excitación especial saber que otro hombre disfrutaba de su cuerpo y que ella me lo contaba con lujo de detalles después de haber estado con él o que me permita verlos y compartir el momento.- Llevó mucho tiempo (porque no quería saturar) que ella ingresara al devaneo de mi fantasía, pero la gotita orada la roca, al tiempo noté que sus orgasmos eran más sueltos, mejores, alegres, en fin nos sentíamos bien, tiraba la fantasía sin exigir hasta que un día en plena calentura del acto y ante mi requerimiento me contesta -¿Estás seguro de controlarte si me entrego a otro? -Estoy seguro, disfrutaría cuando me cuentes o vea como te disfruta otro.-

Después en las siguientes cogidas, me empezó a preguntar si tenía alguien que me gustaba para que ella se entregase, me hacía el distraído y le decía que empezaría a pensarlo, ella respondía que no le atraía nadie en especial, por eso que le era difícil decidirse, aparte de la situación compleja porque no quería problemas ni que se enterase nadie, -¿Pero te gustaría no…? -Bueno me has hecho la picadura del mosquito, aparte si no tenés problema lo pienso mejor.-

Al tiempo haciendo el amor vuelve ella con la pregunta le contesto que pensé en alguien que me parecía ideal, yo si es él no lo veo con malos ojos, -¿Quién es ?, -No esto lo tenés que buscar vos, yo encontré un potable hombre.-

Insistía que le dé pistas, yo le dije profesional, divorciado, ex de una persona muy conocida, que no vivía aquí en esta Ciudad.-No sacó el tema por un tiempo pero los orgasmos iban increscendo, hasta que un día haciéndole el amor por atrás, le digo, ¡Te está cogiendo la fantasía que tenemos, decime que sos mía que siempre quisiste ser mía!, contesta, -Si mi amor, soy tuya, -¡Estás caliente conmigo de hace tantos años! -Si Antonio, siempre quise que me cogieras.-

Coincidimos…era mi candidato, su ex, a quien yo se la había arrebatado, algo había quedado, tenía el camino pavimentado, a seguir pensando.- Nuestros polvos se acrecentaron ella se había liberado, charlábamos en el acto como si fuera él, evidentemente se trasladaba a la relación que habían tenido y no fue terminada cogiendo, por lo tanto acomodaba el polvo a su imaginación, en una de esos polvos le pregunto. -¿Quién la tiene más linda?, en eso pierde mi marido, empezaba a los gruñidos con gritos, pedía más, más profunda que la llene completa, Dame, dame…

Ya a esta altura, charlábamos el tema fuera de la cama, insistía que no se animaba a dar el paso, que estaba caliente por hacerlo, pero no se animaba, le dije cuando te parezca yo estoy de tu lado, cuando me digas te armo un plan para que des el paso (ya lo tenía estudiado).- No pasó una semana qué preguntó, -¿Como pensás que lo tengo que hacer, papá? -Te vas a Pinamar te conseguís el teléfono, lo llamás diciéndole que estás allá a pedido de una amiga, y que esta tiene un problema que por allí necesitaría un asesoramiento profesional, si él estaba dispuesto a hacerle ese favor, no te va a fallar, en la charla le decís que estás sola que si quiere se pueden encontrar a cenar o tomar una copa para verse.-

-Quedate tranquila que va a dejar lo que tiene para juntarse con vos, podría ser la posibilidad de tenerte en la cama como lo habrá soñado todos estos años, después le decís que a tu amiga no le hizo falta la ayuda que pudo solucionarlo sola, esa noche terminás cogiéndotelo.-

Pasaron dos meses sin tocar el tema, en la cama se había enfriado un poco la fantasía en la simulación que era su ex la que se la cogía, la dejé que se tomara su tiempo para decidirse, las cartas estaban echadas había que esperar.- Ella es una mujer independiente con su negocio, viaja seguido a la ciudad de Buenos Aires, así que me pareció normal un viaje allí, se fue un domingo porque quería aprovechar toda la semana a ver si terminaba volviéndose el domingo después.-No somos de andar con el teléfono prendido, en mi caso le dejo que ella llame así se maneja con tranquilidad, es nuestra forma en los años que llevamos.-

El martes llamó para decir que iba bien que no sabía si terminaba en la semana pero que me tendría al tanto.- El viernes me llama diciendo que se quedaba el fin de semana porque ya tenía una reunión programada para el lunes a la tarde.- Pasó el fin de semana sin hablar, cosa normal, el lunes a mediodía llama y me dice.

-Papá, tu fantasía cumplida, fui la mujer de Antonio todo el fin de semana, te contaré al regreso, no me dio oportunidad de preguntar.

Automáticamente tuve una erección, ya me imaginaba a mi esposa ensartada por su ex, haciéndolo en todas las formas posibles, ni me había dado cuenta que se había decidido a cumplir la fantasía, no me dijo nada la perra.- El martes regresó a las 9 de la noche, todo normal yo la veía con un brillo especial en los ojos, después que se fueron los nietos de saludarla ya que la habían ido a esperar al avión sentados en el living mirándome fijo dice, -Lo lograste, estuve todo el fin de semana en su casa, me hizo su mujer, pero los detalles te los quiero contar en la cama.-

Al desvestirse estaba vestida con un conjunto de lencería muy hot, empezó mi erección, con la luz baja se pone al lado mío me pone la mano en la verga, lo estás empezando a disfrutar, se pone boca arriba: -Mirame el baby doll, notás algo en la parte de arriba, sí, bueno es su leche cuando me acabó en la cara y las tetas, le rompí la boca con un tremendo beso profundo, no quise esperar, la subí clavándola de una, -Estás recaliente papá casi como Antonio…-¡Puta!, exactamente, ahora sí soy la puta de Antonio, -Contame, contame, -No no, sacate la leche así escuchas tranquilo como querías, ella fría yo no tuve que serruchar mucho porque acabé enseguida.

Empezó su relato, después de mucho pensarlo me decidí, lo que me ayudó fue que me pregunté ¿porque no puedo probar otro hombre en mi vida?, ya que vos me dabas la posibilidad me gustó la idea de ser de otro hombre para tener otra visión del sexo, por allí disfrutarlo de otra forma, más liberada. No te quise decir nada porque no sabía si no me iba a echar atrás a último momento, además pensé que era un momento mío, después vería, pero quería que eso fuese solamente mío para que fuera especial. Tal cual vos me guiaste el viernes me fui a Pinamar, de allí te llamé, a la tarde lo llamo, le digo lo que vos planeaste, le dio una alegría inmensa, tenía un compromiso pero lo rompía, que esta posibilidad de estar conmigo no la quería perder.-

Fuimos a cenar a un restaurante top, nos pusimos muy contentos de vernos, con mucha alegría, realmente nos sentíamos bien, preguntó, ¿cómo te decidiste a llamarme?, bueno visto lo de esta amiga pensé en vos, también me pareció extraordinario que nos juntemos los dos lejos de nuestras vidas y charlar después de tantos años, solos, me pareció excitante poder charlar tranquilos, te imaginarás que esto no lo podríamos hacer allá, ¡ni pensarlo! bueno acá estamos, pidió champagne para cenar, le dije que yo no tomaba pero aceptaba un poco de vino blanco, no, yo quiero festejar, vos te merecés lo mejor, esto para mí aparte de sorpresivo es hermoso, incomparable.

Charlamos muy bien, estábamos como cuando éramos adolescentes, en un momento me pregunta: ¿qué hubiera pasado de nuestras vidas si no nos hubiésemos peleado en aquel día de mayo?, estaríamos casados contesté, yo pienso lo mismo, siempre pensé en vos y a pesar de las cosas siempre tuve una esperanza, coincidimos, respondí, porque no culminamos lo que teníamos, en este momento lo único que quiero es hacerte mi mujer, y yo mi amante, qué esperamos, nada, vamos a completar aquello inconcluso.

Subimos a su auto, antes de arrancar me empezó a besar como aquellos años de adolescencia, sin ningún preámbulo le puse la mano en su verga, estaba durísima, le digo, igual que antes, no, peor ahora. Fuimos a su casa, al entrar no me dio tiempo a nada, me puso contra la pared me levantó la pollera, arrancó la tanguita, me la enterró de un viaje hasta el fondo contra la pared, con los pies cruzados en su espalda, a los gritos, dame fuerte, quiero esa pija después de tantos años, tomala puta, al fin sos mía, te voy a llenar de leche atrasada, sí, haceme tu puta, quiero tu pija bien adentro, acabé como loca, me bajó, me hizo arrodillar, chupámela, te quiero ver cómo me la chupás,(en ese momento haciendo una pausa en el relato me dice : Papá qué pija grande y hermosa, en eso perdés como en la guerra); estaba extasiada con esa hermosura en mi boca, era la primera vez que era mujer, simplemente una mujer sintiéndose una puta con ganas de tener un macho así que me disfrute totalmente.

Me acabó en la boca con un ¡Te quiero! Siempre te quise, ahora sí sos mía. Me levanto, nos damos un beso con lo quedaba del semen, ¡Que calentura teníamos! dice, no se vos yo todavía la tengo en cantidad, ¡puta!, me agarró con fuerza me puso de bruces en la mesa del living, de atrás me levantó la pollera, puso su mano en mi vulva, le dio dos roces, apartó su mano ensartándome esa hermosura sin piedad, esto es lo quiero, empezó a serrucharme, yo no pude más, acabé como loca, él sacó la pija, la colocó en la entrada de mi culo, al grito de ¡tomá puta caliente! me la mandó, no entró toda, tuve un dolor inmenso, pero pasó, dio unos círculos enterrándola toda hasta los huevos, si mi amor soy tuya totalmente tuya, me dio con todo hasta que acabó en un grito, mío, ¡este culo es mío!

Cuando nos tranquilizamos, vamos a tomar algo para festejar, te quiero, me has hecho un hombre feliz, de conseguir una puta, le respondo, me da un beso hermoso, puta pero únicamente para mí, estate seguro soy incapaz de comportarme así con otro, incluido mi marido. Estábamos vestidos todavía, él con la bragueta abierta yo sin tanga, desde la cocina me pregunta:

¿Qué tenés pensado hacer? Seguir cogiendo.

Se largó a reír como loco, nunca pensé que fueras así, por eso me río, yo tampoco lo creía, me parece que hace falta tener un amante para descubrir quién es uno. Te pregunté para saber qué vas a hacer después que cojamos. Me preguntás qué voy hacer el año que viene, realmente no sé, seguía con su risa. ¿Y con tu marido?, ni loca, así jamás, con decirte algo que no lo podrás creer, fuiste el primero por el culo. No te creo, imposible, no lo creas pero es así, me desvirgaste algo por lo menos.

Otra vez la risa imparable. Te aseguro que cuando la tenía en el culo pensé en tu marido, era una revancha porque te llevó sin poder intentar reconciliarnos, cómo me gustaría que nos estuviera mirando. Todo puede ser, quién te dice, que se yo, capaz que por allí nos pesca. Vamos a la cama, me estoy olvidando de esa maravilla que tenés por allí abajo. ¿Qué le vas a hacer?, ¡tragármela entera! Me agarró del culo me llevó a su dormitorio.

Allí nos desvestimos, parado al lado de la cama dice, ¡qué hermosas tetas! me estoy dando el gusto de verlas, antes me las tuve que imaginar, qué esperás para degustarlas. Se zambulló encima, las besaba, las lamía, me mordisqueaba los pezones, ya mi calentura era evidente, me tiró arriba de la cama abrió mis piernas y metió su cabeza entre ellas, me empezó a chupar la vagina, jugaba con mi clítoris, me metía un dedo en el culo, no tardé en llenarlo con mis jugos, yo en el cielo, él se tira en la cama y le veo esa verga erecta divina, arrodillada la tomo en mis manos le empiezo a dar besitos en su cabeza, con mi lengüita le taladraba el frenillo, subía y bajaba con la lengua hasta los huevos, me los metía en la boca, gruñía mirando su reacción con mi lengüita en su cabeza, le digo, quiero que me lo pidas, la quiero adentro hasta la garganta, enterada, hice mi primera garganta profunda de mi vida, empecé como si estuviera con un helado, al rato quejándose se sentó me agarró la cabeza y me la metió hasta el fondo, tomá mi leche putaza, me acabó yo creo que en el estómago.-

Estuvimos durmiendo tranquilos unas horas a la madrugada lo despierto con besos en la verga cuando se le puso dura lo monté, estás demasiado tranquilo quiero más acción, cogeme vos entonces, cabalgame y haceme acabar como buena puta que sos, ¡a la orden! Antes de que acabe le digo, terminá en mi culo, no se hizo rogar, yo en cuatro me la acomodó y sentí sus huevos enseguida, estuvo bombeando un buen rato al fin acabando a los gritos. ¡Me estás secando hija de puta!

Dormimos otro rato, y nos fuimos a almorzar a una cantina, charlamos bárbaro, a cada rato me besaba diciéndome que estaba muy feliz, que no quería que esto termine, que me quede todo lo que quisiera, le decía que no podía que regresaba a Buenos Aires, ¿volveremos a hacer esto?, yo tengo ganas pero veremos, ¿puede ser cuando vaya allá?, no sé dejemos así las cosas.-

Pero al final me convenció y me dije, no estaría mal otra noche disfrutando de esa linda verga y otros polvos con mi ex noviecito convertido en mi amante.-  Pasamos un día recorriendo con el auto a la tardecita nos fuimos a su casa, lo hicimos en la cocina, bañándonos, nos divertimos porque estábamos desinhibidos totalmente.-

El domingo me llevó al hotel donde me alojaba, me dio el beso de su vida, no quiero olvidarte, dame otra oportunidad, está bien, le di el último beso y bajé.-

Terminó el relato, la quise empezar a tocar, me frenó, dejame estoy muy confundida, no sé como seguir. Era fácil el epílogo, la estaba perdiendo, había jugado con fuego… Pero dejaría pasar el tiempo por allí cambiaba la actitud, y las cosas se acomodaban, había que enfriar el tema, pero llegué a cumplir la fantasía, solamente faltaba presenciar como el ex se la clavaba de la misma forma como en su relato, mi morbo estaba intacto…

Autor: Cornilargo Jim

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.