Jugando con mi criada (II).

¡Comparte!

Esta mañana Margarita vino a despertarme.

– Señorita! Señorita! …….que ya son las 8.30!!!

He abierto mis ojos y la he visto.

Es un placer despertarse y ver el escote de Margarita. Imaginar lo que hay dentro . Ver la falda tan corta que asoma esas piernas tan femeninas.

Me he incorporado en la cama, apoyando mi espalda en el cabecero. He hecho un ademán indicándole que se siente junto a mí . Ella en silencio ha obedecido. He comenzado a rozar con la yema de los dedos el contorno de sus tetas, sobre su uniforme, Mientras le sostengo la mirada y ella la rehuye.

He abierto el primer botón de su camisa.

El segundo .

El tercero.

He intuido dos melones contenidos en un sujetador de encaje blanco.

Margarita me pone.

Sus pezones están erizados bajo el sujetador.

Quieren salir.

Margarita está muy caliente.

Le palpo la entrepierna.

Ella me va facilitando el trabajo.

Voy abriendole las piernas.

Subo sus faldas del todo.

Sus piernas las mantengo abiertas

Le llevo mis dedos a su boca.

Los mojo .

Los dirijo a su braguita que voy desplazando para comprobar su estado de calentura.

No la toco.

La miro de nuevo.

Margarita tiene una mirada calenturienta pero a la vez inocente.

Me incorporo aun más. Me siento en el filo de la cama y apoyo mis pies en el suelo.

Le hago a Margarita ademán para que se tumbe boca abajo sobre mis piernas. Ella extrañada obedece.

Sus bragitas son tanga. Dejan al descubierto su culo redondo con piel lisa y firme.

Dirijo mis dedos hacia su tanga. La desplazo y le acaricio la nalga . Le voy separando con ambas manos las dos nalgas.

– Que va a hacer señorita?

– Que pasa Margarita. ¿Nunca han disfrutado con tu culo? .

– No señorita.

Margarita tiene un culo extraordinario.

Acerco mis dedos de nuevo a su boca. Con mis dedos busco su saliva.

Humedezco mis dedos y los llevo hacia su culo.

Despejo el terreno. Separo bien sus nalgas para facilitar la apertura . Acerco mi boca. Dejo caer saliva . Acerco mis dedos y masajeo la zona que sobre todo me interesa, dejando entre masaje y masaje entrar toda la yema de mi dedo.

– Umnh……Ahhh ……Señorita……

– Nunca ha intentado tu novio meterla por aquí?

– Umnhmnh ……El sí lo intento señorita……pe ….pero nunca se lo permití.

– ¿ Y Por qué no?………no te gusta que te meta yo ahora estos dos deditos

– Ahh…uhmn…….Si señorita ….si…

Margarita miente. Este culo ya ha sido estrenado. Su culo está perfectamente receptivo. Margarita debe de ser una buena putita. No rechista. Solo lanza a veces suaves gemidos. Con su postura cada vez se esfuerza más por ponerse a mi disposición . Su culo no puede estar más disponible. Estoy segura de que desea que continue. Está completamente mojada.

Saco los dedos y le doy una nalgada fuerte. Ella está asustada.

Me has mentido. Le vuelvo a dar otra cachetada. Margarita vuelve su cabeza para mirarme.

– En qué , señorita? En qué le miento?ç

– A ti te han metido más de una polla en este culito, puta.

– No de verdad, señorita. Mi novio lo máximo que me metió fue el dedo. Nunca llegó a más.

– Incorporaté Margarita!!

– Como señorita?

– Que te levantes!!

Obedece extrañada.

Sigue con su sujetador y con sus bragitas.

Yo continuo sentada al filo de la cama.

Me bajo las bragas.

Abro mis piernas.

– Cogiendola del pelo la coloco justo delante de mis piernas. De rodillas!!

Le acerco la cara hasta mi coño.

– Empieza despacito y suave.

Me muevo sobre sus boca. Estoy muy mojada. Mi coño corre bien sobre sus labios, sobre su lengua.

Mientras, le sobo las tetas metiendole la mano en el sujetador. Sus melones están que se salen. Voy aligerando los movimientos de mi coño dejándome llevar por el ritmo que con fuerza me va viniendo. Le desabrocho el sujetador. Libero sus tetones que se bambolean al verse liberados. Están dilatadas de la excitación. Siento que me viene una corrida. Presiono ahora un poquito más fuerte con mi coño sobre sus labios.

– ¡¡¡¡¡¡Me corro zorra……. me corrooo!!!!!!!!.

En e

stado de nirvana dejo caer mi espalda sobre la cama. La cojo del brazo para que se tumbe a mi lado. Mientras disfruto todavía de la sensación de la corrida, acerco mi cara a sus tetas. Las mamo lentamente……………..Margarita cierra los ojos. Sigue teniendo los pezones dilatados.

Llevo una mano hacia su coño. Le deslizo un dedo por toda su rajita. Está muy humedo. Puedo notar que Margarita aun está muy excitada.

– Lo has hecho muy bien. Eres una buena puta. Hoy tendrás la tarde libre.

Levantaté y preparame un baño.

Continuará

Autor: Los olivos

losholivos ( arroba ) hotmail.com

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.