LA BALADA DE DON JUAN TENORIO

¡Comparte!

Poesía erótica. Don Juan y Doña Inés andan muy calientes y deseosos de echar un buen polvo.

Don Juan: Oh, mi bellísima Inés

ven aquí ante el espejo,

apártate los pendejos

y dámela de una vez

De mi poronga ya ves

todo el altivo vigor.

No te produzca temor

verla grande y macanuda,

que tu cajeta peluda

la va a aguantar sin dolor.

Aprisa, mi Inés, aprisa

que mis pelotas están

tan llenas, mi Inés, tan llenas

que me parecen ajenas

de lo pesadas que van.

La puerta de tu amor abre

y deja que mi chipote

como al agua el camalote

se deslice a su sabor.

Doña Inés: Aunque ya estoy bien caliente

andad Don Juan con cuidado

que en este lugar sagrado

hasta hoy no anduvo gente.

Don Juan: No vengáis, amada ardiente,

a deciros tal pavada

ni a poneros colorada

diciendo que sois estrecha.

No veis que para esta fecha

la estrechez esta acabada?

Doña Inés: Don Juan! Don Juan! Soy doncella!

La puntita nada mas!

Don Juan: Nada, nada! Toda ella

y las bolas además.

Así Inés comprenderás

la grandeza de mi amor

y sentirás el sabor

de este polvo que echaremos

meneándonos de mi flor!

Vayamos a aquel sofá

para acabar de una vez.

Doña Inés: Ya me viene!

Don Juan: A mí también!

Doña Inés: Oh Don Juan!

Don Juan: Oh, Doña Inés!

………………………….

" Se oyó un beso y un chasquido

"y de un suspiro un murmullo

"y en medio de tanto arrullo

"de un culo se escapó un ruido

"que sonó como un motor

"y Don Juan ante el olor

"declaro en forma bizarra

"estas endechas de amor:

Don Juan: Oh, tus macanudas tetas!

Que bien paradas las puntas!

La calentura trasuntan

de tan peluda cajeta!

Oh, este polvo virginal

que exhaustas dejó mis bolas!

Oh, este polvo que a solas

echamos, tan celestial!

No es verdad, amada ardiente

que de la cama a la orilla

y doblando la rodilla

se coge mucho mejor?

Doña Inés: Oh perdóneme señor

pero a veces en la silla

me parece la morcilla

de mucho mejor sabor

Don Juan: Pues vamos a ver si es cierto!

Doña Inés: Cuando?

Don Juan: Ahora, vive Dios!

O es que ya no queréis mas?

Doña Inés: Mas Don Juan! La tenéis muerta!

Don Juan: Si tan poca cosa os medra

sobadla bien y veréis

como al punto la ponéis

como si fuera de piedra.

Doña Inés: Es verdad! Ya se despierta!

Ya levanta la cabeza!

Ya poco a poco se estira!

Oh mira, que macanuda belleza!

"Se abre despacio un puerta

"y aparece una cabeza,

"y ante tamaña herejía

"entra con paso resuelto

"el señor Don Luis!

Don Luis: Oh, que es lo que ven mis ojos?

Vos, Don Juan? Tu, Doña Inés?

Que audacia! Que desparpajo!

Don Juan: Porque no os vais al carajo?

Ándate, viejo carcajo,

déjame con ella a solas!

Don Luis: Esto si que va a traer cola!

Se la pone hasta las bolas!

"Absorto, temblando y mudo

"quedo allí Don Luis

"viendo como iba y venía

"aquel chipote morrudo.

"Y aguantar ya mas no pudo:

"en tranquilo subibaja

"y al compás de aquel meneo

"se puso a hacerse una paja.

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.