LO QUE ME SUCEDIÓ CON LA ENCARGADA Hetero, polvazo. Cogiendo confianza con su jefa

Comenzare por describirme: mido1.75 de estatura, soy delgado, piel aperlada o entre morena y blanca, ojos cafésobscuros, pelo hasta los oídos en forma de palma o como se dice hongo caído,me dedico mucho al deporte y por algunos comentarios de mis amigassoy algo guapo pero sin irse a los extremos y lo que más sobresalede mí es mi forma de tratar a las mujeres ya que soy muy cariñoso conellas.

Bueno, lo único que es inventadoen esta historia son los nombres ya que no puedo mencionarles por las cosasque voy a relatar, lo que si es verdad es que soy de Monterrey México,y estoy por cumplir los 19 años y los hechos que serán relatados ocurrieronen el mes en el cual cumplí 18 años.

Al cumplir 17 años comencéa trabajar en una empresa la cual tampoco puedo decir el nombre, comencécomo todo mundo, desde abajo, pero poco a poco me fui ganando la confianza de laencargada la cual era mi jefa directa o inmediata como le quieran decir,al paso del tiempo, el trato entre ella y yo paso de ser a empleado-jefaa una relación de amigos, a tal grado que nos hablábamos de tu y no nosseparábamos por nada del mundo.

Les describiré a mi jefaa la cual llamaremos Marcela, tiene 28 años, ella es de piel blanca, linda de carapero tiene las orejas un poco puntiagudas lo cual hacia que se vea algo chistosa,es de muy buen carácter, tiene un par de tetas grandes pero muy firmesy duras, su cintura no es muy marcada pero no esta mal, sus piernas sontorneadas pero se ven llenitas ya que ella es algo bajita de estatura, perolo que mas me gusta de ella es que tiene muy buen culo, redondito y muyfirme.

Siempre andábamos juntospero sin pasarnos de la raya, hasta que un día, estábamos solos ya que todoslos demás trabajadores llegaban 2 horas más tarde, estábamos platicandocomo si nada pasara pero después nos quedamos sin decir nada, nos mirábamosfijamente a los ojos y sin darnos cuenta nos estábamos dando un besoen los labios pero muy suavemente, después de el beso no mencionamos ninguna palabray paso el tiempo y llegaron los demás compañeros, pasaron algunosdías hasta que hablamos de lo que paso y quedamos en que nos habíagustado a los dos, y desde entonces nos besábamos mas seguido, durante una semanasolo fueron besos, pero después pasmos a las caricias, yo todavía nome atrevía a más por que no sabia como reaccionaría pero me arme de valor y mis manosse fueron a sus tetas y a su culo, pero al ver que no daba muestra de resistirsefue cada vez mas fuerte el manoseo y le estaba magreando completamente,así pasamos una semana más, solo besos y manoseos.

Todo iba muy despacio pero díasdespués me dije que tenia que llegar a cogermela y pues me deje de juegosy comencé a manosearla en serio, un día en su oficina, nos encerramos dentro,pusimos llave a las puertas y comenzó lo bueno, primero la bese muy lentamenteen los labios, después poco a poco fui metiendo mi lengua en su bocaa la cual ella respondió metiendo la suya en mi boca, después comencéa besarle el cuelo y el lóbulo de la oreja, ella al sentir eso comenzó arespirar cada vez más fuerte mientras la besaba en el cuello, oídos y boca,con mis manos le agarraba las tetas y el culo, después mis besos fueronbajando hasta sus tetas pero todavía por encima de la blusa, ese día tríauna blusa rosa de tela muy fina que al besarla era como si la estuviera besando directamente,sus pezones comenzaron a endurecerse y después lelevante la blusa y pude ver ese par de tetas por primera vez totalmente desnudas,eran hermosas, blanquitas y con los pezoncitos rozaditos al igual quela aureola pero lo que mas me gustaba es que la aureola de los pezones noes muy grande, y comencé a besarlos y chaparlos muy fuerte y para estoella comenzó a gemir muy despacito, casi no se escuchaban pero como ella mebesaba los oídos si pude escucharlos, después mi mano bajo a suentre pierna, ella es día llevaba una falda larga hasta los tobi

llos pero con unaabertura en medio, lo cual me facilito meter mi mano y comenzar a tocar su panochita,la cual se sentía muy mojada por sus jugos, le estuve tocando lapanochita un rato por encima sus bragas pero después fui metiendo undedo y comprobé que sus jugos eran muy abundantes y le fui tocando su rajita, le pasabael dedo medio por lo largo de su raja sin llegar a meterlo, esto la pusomuy caliente, combinado con el manoseo en las tetas con mi otra mano y losbesos que le estaba dando, cuando me dedicaba a besarle el cuello osus oídos gemía ya con más intensidad, después con mi dedo mediole toque el clítoris muy suavemente y ella dio un respingo, entonces me detuve unpoco pero segundos después seguía tocando su clítoris, despuésde frotarlo por un tiempecito le introduje todo el dedo en su vagina, y ella dio un gemidoalgo fuerte, se lo metía algo despacio pero fui aumentando la velocidad hastaque dio un gemido largo y sentí en mi mano como se corría, soltabauna gran cantidad de jugos pero yo no pare de meterle el dedo hasta que se lepaso el orgasmo, lamentablemente para mi ese día fue todo, yo terminecon una gran erección que solo me pude calmar hasta que llegue a mi casa y me hiceuna gran paja en su honor, así pasaron los días, dándole dedoy manoseándola y besándola donde estuviéramos hastaque ella se corriera, claro, siemprey cuando no hubiera nadie presente, a veces llegaba a correrse dos veces solocon mis toqueteos, los cuales después supe que eran muy buenos, ya que variasamigas de mi edad con las cuales tenia ese tipo de relaciones me lo comentabanque les gustaba mucho como las tocaba hasta hacerlas correr, pasaronlos días hasta que una vez, estando en la oficina me dijo que yo siemprele daba placer y ahora me tocaba a mi, entonces me desabrocho el pantalóny saco mi pene, el cual ya estaba muy duro y erecto, yo no les voy amentir como los demás, mi pene en su mejor estado mide 17cm de largo y comounos 4 0 5 de ancho pero si es muy duro cuando estoy cachondo, entonces,cuando termino de sacármelo por completo, lo miro detenidamente y comenzóa lamerlo muy lentamente, solo con su lengua, la pasaba desde el glandehasta la base del tronco, después, sin previo aviso lo introdujo todoen su boca y comenzó a darme la mejor mamada que me hayan dado, durócomo 20 minutos mamandomela hasta que no aguante más y le avise que estaba por correrme,que donde me iba a vaciar pero ella me hizo señas, que se los echaraen su boca y no tuvo que decírmelo dos veces y solté mi semen de una maneraque nunca lo había hecho, pero a pesar que mi corrida fue algo abundante ellano desperdicio ninguna gota y se los trago todos, y después me la siguióchupando hasta que me la dejo limpiecita, pero ese día andaba demasiadocachondo que se me volvió a parar, ella me miro con picardía y seguimos besándonosy la seguí manoseando, después la senté en su escritorio, le abrí laspiernas, le moví las bragas para un lado se lo empecé a meter despacio,muy lentamente, quería disfrutar el momento pero ella estaba demasiado calientey me pidió que le diera fuerte y así lo hice, comencé a darle muy fuertecomo ella lo pedía, lo sacaba por completo para después meterselo de unsolo empujón y repetí los movimientos por un buen rato, mientras ella tenia sus piernaen mis hombros y yo le sujetaba los tobillos con mis manos, estuvemetiendosela un buen rato a si, después cruzaba las piernas, a veces poníalas dos piernas en un mismo lado y esto hacia que ella gozara más,se la estuve metiendo en esa posición durante unos 20 minutos, despuésme dijo que si quería probar otra posición a lo que le respondí que si,se bajo del escritorio y me dio la espalda, recostó su abdomen y sus tetas en el escritoriodejando su culo al aire y bien paradito, me fui acercando, ellatomo mi pene y lo condujo hasta su raja y cuando lo colocó en la entrada,de un solo empujón se lo volví meter, fui amentando el ritmo se podíaescuchar el golpe de mi pubis con sus nalgas, ella me decía, ahhhhhhhque rico papito me gusta mucho como me lo haces, metelo hasta el fondo, si eso damemassssssssssssss oooooo mira como me tienes que rico, si ahhhhhh, yoal escuchar sus gemidos y lo que me decía me ponía cada vez mas cachondo,y entonces ella soltó un grito algo fuerte diciéndome que se estabacorriendo y pude sentir como se corría ya que sus músculos vaginales apretaronmi verga de una forma muy deliciosa y esto ocasionó que yo me corriera,y se los deje ir t

odos, mis semen chocaba en las paredes de su vagina y ellame decía que sentía muy rico mi semen en su interior, que no lo sacara hastaque mi echara mi ultima gota de semen, después se dio la vueltay me lo chupo un rato para limpiarme mi pene, se levanto, me dio un beso y me dijoque la había pasado muy bien, que le gusto mucho y ojala y se volviera a repetir,nos acomodamos nuestra ropa y salimos de la oficina como si nada hubierapasado, pasaron los días y a diario lo hacíamos, durante todo elmes lo hicimos de muchas formas.

Pero si quien saber como lo hicimosde nuevo, escríbanme, mándenme sus comentarios y yo les enviare misacercamientos sexuales con mi encargada y pronto les mandare lo que me regalode cumpleaños, me entrego su rico culito que tanto deseaba. Este relato es 100% real, tan realque ya mismo me la tengo que jalar por que al recordar los acontecimientosme puse bien caliente. Fin. elregio19 (arroba) hotmail.com.

[

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *