Lucerito (VI)

¡Comparte!

Confesiones, Jóvenes y Cachondas, Lésbico Gay. Ruben tiene un encuentro sexual con Julio y se lo cuenta a Lucerito , esta le confiesa que al igual que él cuando hacen algo piensa en Gloria en lo sucedido tiempo atrás con ella y Ruben también asiente confesando en que el también ha estado pensando en Javier mientras lo hacían.

Frente al televisor Ruben se agachó a colocar el vídeo que tantas veces había visto, aquel que le regaló su primo. El lo conocía de memoria, pero ahora era diferente, lo vería en compañía de Lucero.

..Empezaba el vídeo, mostrando la preparación de una fiesta de matrimonió. Luego a la novia vistiéndose y al novio en otro cuarto con la camisa a medió abotonar hablando por teléfono.

Se escuchaba lo que decía:

“Lastima primo, que no hayas podido venir.. Te estaba esperando… pero, de todas maneras ya nos veremos….si, si, yo me acuerdo…..allá te caigo… no se a que horas llegaremos….todo depende de la hora en que podamos volarnos de la fiesta….entonces hasta pronto… un abrazo…y besos a karen…chao “.

Seguía el momento de la aceptación del compromiso y pasaba la imagen al brindis de la fiesta, luego el momento en que arrancaban en un auto y se iban de luna de miel.

Cambiaba el panorama y aparecía el mar, luego una playa y una casa. Un acercamiento por una ventana mostraba a una hermosa mujer vestida con una bata larga como las que usan las mujeres del Oriente, acabando de tender una manta en una amplia cama. La mujer sale y se dirige a un estudió lleno de anaqueles repletos de libros. A un lado una mesa, se ve a un hombre joven de unos veinticinco años trabajando enfrente de una computadora.

Esta listo todo para recibir a tu primo Jorge y su flamante esposa.

El hombre se da vuelta en la silla y mira de frente a la hermosa mujer, extiende los brazos y la atrae hacia si, sonriendo.

Y…tu estas lista. Con la mano abrazando la cintura de la mujer, comienza acariciar las nalgas; luego mientras sigue acariciando con una mano la otra baja a levantar el ruedo del vestido, descubriendo poco a poco, primero un hermoso par de piernas y luego el trasero desnudo de la hembra.

Pronto queda desnuda, no lleva nada mas que la tenue bata de velo. Ella le quita afanada la camisa al tipo y luego se arrodilla a quitarle el pantalón. La imagen cambia y muestran a un carro que se acerca por la carretera, un primer plano, permite ver a la pareja de recién casados.

La pareja llega, miran hacia la casa y el joven abre el baúl y saca dos maletas, ingresan a la casa y deja las maletas en el suelo del recibidor, mira a su esposa y tomándola de la mano la arrima a el, se abrazan en un beso apasionado. luego se separan sin soltarse de la mano y recorren un pasillo que comunica con la parte trasera de la casa. El dice;

deben estar atrás en la piscina.

Cuando se los ve entrar al estudió, presencian el espectáculo de los dueños de casa en un “sesenta y nueve” de infarto.

La aproximación del lente, permite apreciar el momento en que de la verga del hombre salen unos espesos goterones de semen, que la mujer recibe golosa en su abierta boca. se oye como en un eco, el saludo del recién llegado.

“Hola. llegamos en buen momento”.

La pareja sin cambiar de posición, miran a los recién llegados y sonríen. Lentamente se los ve pararse, y acercarse a saludarlos. Tal como están el hombre con la verga totalmente en erección, les dice: Bien venidos, esta es su casa. le pregunta al recién casado;

“puedo besar a la novia ?”,

se aproxima el lente y muestran la boca ensalivada y mojada aun por los jugos de la hembra.

Claro que si.

El hombre desnudo besa a la novia en un profundo beso en el que la hace saborear los jugos y saliva, introduciéndole la lengua.

“Yo puedo besar al novio ?.

pregunta la hermosa hembra desnuda, y se arrima al joven y en igual forma que su compañero se prende en un intenso beso apasionado, pasándole la lengua en la que aun hay restos del semen de su marido.

La película siguió corriendo; pero Ruben y Lucero ya no la veían estaban inmersos en su mundo de placer y ensoñación.

Lucero transportada de frenesí, se esmeraba en saciar sus ansias chupando y lamiendo la verga de Ruben.

Cuando el comenzó a derramarse en su boca, Lucero feliz sintió también en su ser el inició de su entrega; pero no se dejo llevar hasta el final; con su boca llena del semen del muchacho, se enderezó y enfrento con su cara la cara de Ruben; luego se prendió en un apasionado beso, introduciendo con su lengua, parte del semen que acababa de libar.

Lucero se estremeció y su orgasmo se completo en largas convulsiones que estremecían todo su cuerpo.

Mucho Rato después, aun abrazados; se pusieron a dialogar; fue ella quien toda ilusionada y expectante le pregunto a Ruben, si le había gustado lo que había hecho.

Fue muy rico, es la primera vez que pruebo mis propios jugos.

Pero te gusto ?.

Si, si me gusto; pero fue mucho mejor sentir tu orgasmo.

Seguimos viendo la película ?.

Ahora no; tengo que estudiar.

Cuando Ruben termino de estudiar se dirigió a la alcoba y encontró a Lucero dormida; no quiso despertarla, se desnudo y se acostó al lado de su adorada mujercita.

Las tiernas caricias y besos de Lucero lo hicieron despertar a la mañana siguiente; se amaron felices durante mucho rato y luego se organizó para irse al colegió mientras Lucero le preparaba el desayuno.

El tiempo en clases, le pareció largo y monótono; solo hubo algo que altero la rutina y fue la conformación de parejas que debían efectuar una investigación acerca de un tema histórico.

Ruben busco a un compañero con el cual había cierta empatía; coincidiendo los dos en buscarse mutuamente. Sin embargo Ruben era reacio a tener familiaridad con sus compañeros y mucho menos a que le invadieran su privacidad; pues no quería estar lejos de su adorada Lucero y estuvo de acuerdo en que el trabajo lo hicieran en el apartamento de él.

Cuando regreso esa tarde a su apartamento le comentó a Lucero que un compañero iba a ir a visitarlo para hacer un trabajo.

Lucero, se le quedo mirando como esperando que le dijera mas acerca de ese compañero, pero Ruben no le dijo nada mas.

Entonces se atrevió a preguntarle lo que ella debía hacer.

No te preocupes mi amor, estaremos en el estudió, no te mortificaremos.

Pero… no quieres que les prepare algo, o que hagamos algo especial ?.

Que tienes en esa cabecita, mi amor ?.

La verdad…, bueno…, pense que …… Mejor no te digo.

Vamos dime, que pensaste ?.

Pensé que era algo relacionado con lo que hablamos. Te acuerdas la posibilidad con el padrastro de Gloria ?. Además coincide con la película que comenzamos a ver ayer.

Ah,… no. Es un compañero, no tenemos mucha confianza.

Pero dime que te imaginaste.

No se, algo especial, como de lo que tantas veces hemos hablado.

No amor, por lo pronto eso se queda solo en nuestra imaginación con el tiempo, tal vez, quien sabe.

De acuerdo, pero como me debo comportar ?.

El no sabe con quien vivo, así que le diré que tu eres una prima que vive aquí y si de pronto pregunta mucho le diré que vivo con mis padres y una tía que es tu mamá.

De acuerdo Amorcito, como me debo vestir ?.

Lo mas conservadoramente posible, ponte pantalones y el suéter de lana el de cuello de tortuga, como cuando salimos por la noche.

Una hora después llego Julio el compañero; Ruben lo recibió amablemente y lo condujo al estudió. Se sentaron a estudiar. Luego de un largo rato de concentración se tomaron un reposo, Ruben le ofreció emparedados y jugo y se pusieron a conversar.

Julio le comento que no vivía muy lejos de ahí; unas siete u ocho cuadras le dijo.

Las preguntas iban y venían, los comentarios acerca de puntos comunes se extendió por largo rato.

Cuando iniciaron el trabajo, Julio se puso a escribir mientras Ruben buscaba información en los libros; esto le permitió a Ruben observar bien a su compañero. Julio era de su misma edad, muy bien parecido, de rasgos muy delicados y finos.

Llamaba la atención sus ojos de mirada ensoñadora pero curiosa.

Ruben penso en Lucero, en la conversación sostenida, días antes y se dijo para si mismo que seria agradable; pero lastima que no haya ninguna confianza.

Absorto en sus pensamientos, Julio suspendió lo que hacia y le solicito que le indicara donde quedaba el baño.

Ruben se paro y lo condujo, abrió la puerta y mientras Julio hacia uso del sanitario Ruben se quedo mirándolo a través del espejo que cubría toda la pared; cuando Julio se desocupo mientras se lavaba las manos, se dio cuenta de la mirada de Ruben y le sonrío.

Tu también necesitas entrar ?.

Si, si le respondió Ruben. Sorprendido por la voz de Julio.

Julio salió, pero se quedo en el mismo sitió donde había estado parado Ruben. Este saco su miembro, pensando que Julio lo observaba y su naturaleza empezó a manifestarse en estado de semierección.

Por primera vez en su vida, se exponía a un compañero y sintió que su corazón bombeaba un poco mas rápidamente.

Su exhibicionismo duro el tiempo en que se desocupaba la vejiga; el intuía que Julio lo observaba y no quiso comprobarlo a través del espejo, se lavo las mano y salió del baño.

Regresamos al estudió ?. le pregunto a Julio.

Si claro, fue la respuesta.

Cuando se sentaron nuevamente. Ruben quedo inquieto espero que Julio se pusiera a escribir nuevamente y se paro; se excuso por un momento y salió a buscar a Lucero.

La encontró en la alcoba; le comento rápidamente lo que había pasado en el baño y la inquietud que había sentido, le mostró su verga en estado de semierección y concluyó: no se lo que me pasa pero es algo que jamas se me había ocurrido, creo que inconscientemente he estado pensando en la posibilidad de hacerlo con el padrastro de Gloria.

Ay Amorcito, que locura tan deliciosa; vi al muchacho y me pareció muy lindo; pero ten cuidado no te vayas a equivocar.

No se como se presenten las cosas, pero vamos a hacer algo que se me ocurre; no te vayas a hacer ver, escóndete en la otra habitación desde donde puedes ver todo lo del estudió, a través de la rejilla de la chimenea; mantén eso si, la luz totalmente apagada; pero primero déjame llegar al estudió y llamas por la otra línea; yo hablare con mi supuesta papá; quien me informara que hoy no pueden regresar a la ciudad, por consiguiente estaré solo esta noche.

Ruben regreso al estudió; no acababa de sentarse cuando empezó a sonar el teléfono, contesto y hablo tal como había convenido, pero agrego algo referente a la llegada a las diez de la noche mas o menos; de su prima Lucero.

Era mi padre, que llamó a informar que se quedan en la finca esta noche y regresan mañana.

O sea que pasaras toda la noche solo ?. pregunto Julio.

No, mi prima llegara pasadas las diez de la noche.

De donde viene ?.

Desde Santa Isabel, en el Tolima.

Ah ya. bueno yo ya casi acabo esta parte; que tienes tu ?.

Me parece que esto es interesante, se trata de los aspectos subjetivos de la filosofía de la historia; las diferentes visiones acerca de un hecho determinado.

Julio, se paro del asiento donde se encontraba y se arrimo a donde Ruben, su cercanía la sintió Ruben demasiado próxima; o seria su imaginación desbordada ?.

Julio puso un brazo sobre el hombro de Ruben y se agacho a mirar lo que había escrito este.

Ruben sintió la necesidad de sentir mas el cuerpo de Julio. Al mover la cabeza, lo hacia como buscando acercar su cara a la cara de su compañero, el calor de este le quemaba la piel; o al agachar la cabeza para el otro lado, aprisionaba como acariciando la mano y parte del brazo de Julio.

Mientras tanto este seguía leyendo en forma audible lo que tenia en frente Ruben.

Cuando termino de leer, no se retiro de donde estaba, si no que se quedo en la misma posición; mientras decía: Uy hermano, esto esta estupendo, eres un genio. Lo felicitó estrechándolo un poco mas con la mano que tenia sobre su hombro y arrimando mas su cuerpo.

Ruben se echo un poco para atrás como desperezándose, su brazo derecho que estaba al nivel del entrepierna de Julio, rozo en tres oportunidades el entrepierna del muchacho; dejándolo luego pegado a nivel del miembro.

Ruben creyó sentir el palpitar de la verga de Julio, pero penso que eso no podía ser posible, estaba imaginado cosas con sus deseos.

Julio luego de un momento de estar al lado de Ruben, dijo: creo que con esa parte concluimos perfectamente el trabajo; solo falta pasarlo en limpió.

Eso lo podemos hacer mañana, organicemos bien todos los apuntes y mañana en la mañana lo mandamos a sacar en maquina. Aquí en la otra cuadra hay una señora que siempre me saca en limpió los trabajos.

Como tu quieras, pero a mi siempre me saca los trabajos mi hermanita. tu veras ?.

Es mejor no molestar. Es mas; aun es temprano para ir a donde yo te digo, la señora trabaja hasta tarde.

Bien eso hagamos, a ver tu me vas diciendo el orden y yo organizo de acuerdo ?.

Ahora fue Ruben el que se arrimo a donde estaba Julio, le coloco la mano no en el hombro si no en la nuca, como en suave caricia; su cuerpo lo pego al de Julio de tal forma de que este sintiera la semierección que tenia. Ruben estaba sin pantaloncillo y la suave tela del pantalón le permitía sentir plenamente la cercanía de Julio. Julio continuo organizando el trabajo como si nada, no dio ninguna muestra de haberse percatado de las actitudes de Ruben. Muy pronto todo estuvo listo y codificado; se levanto Julio de donde estaba y le propuso a Ruben que fueran a dejar el trabajo.

Ya de regreso al apartamento de Ruben, Julio le propuso que si quería lo acompañaba un rato hasta que llegara su familiar; pero Ruben le agradeció argumentando que se iba a duchar y descansar viendo televisión.

A la puerta del edificio se despidieron y Ruben se apresuró a subir, busco afanado a Lucero y sonriendo nervioso la abrazo y la beso, a la par que le preguntaba su parecer acerca de lo que había visto.

No se que decirte; tu me dijiste que nunca se te había ocurrido pensar en un hombre sexualmente, pero pude ver tu propósito aunque no logro entenderlo del todo.

Pero tu me dijiste que te gusto Julio.

Claro que me gusto, es muy bello; pero, mi idea…. no se como expresarla, es diferente,; no se si me entiendas.

No, no te entiendo, por eso quiero que me expliques todo lo que te imaginas acerca de esto.

Lo que me imagino desde cuando Gloria estuvo con su padrastro; es poder estar con el y con ella, ver como se la come a ella y luego hacerle yo el amor a Gloria mientras el me acaricia o me hace el amor a mi; con Julio tu compañero pensé que tu le ibas a confesar lo nuestro y luego entre los dos hacerme el amor a mi y de pronto,……… verte a ti con él.

Mira Amorcito, es verdad que nunca, te repito nunca he pensado en ningún hombre sexualmente, pero pensando en ti cuando lo vi a Julio en el baño, me imagine muchas cosas y al verle la verga se me comenzó a parar no se por que, pero pensaba todo lo nuestro.

Tal ves nos estamos precipitando y de pronto nos metemos en un chisme bien feo.

Tienes razón, pero ahora quiero que me hagas el amor tu; dándole salida a todo lo que te imagines de acuerdo.

Lucero no se hizo esperar mucho, lo desvistió rápido y comenzó su rito de adoración y de locura; pero esta vez introdujo mas variantes, no se conformo como otras veces en besar por todo el cuerpo a su adorado; si no que cuando llego a besar el ano, lo lamió durante largo rato, luego le introdujo la lengua lo mas que pudo, remplazo su lengua por un dedo primero y luego dos, volvió su mirada a un frutero que había en la mesa cercana y de el tomo un banano sin sacar sus dedos de donde estaban.

Hizo una pausa, mientras pelaba el banano, luego se lo metió a la boca como si fuera la verga de Ruben, lo ensalivo todo lo que mas pudo y lo colocó a la entrada del ano de Ruben, lentamente se lo fue introduciendo y retrocediendo, en un coito que trasformo al muchacho.

Ruben quiso adueñarse de todas las sensaciones que sentía, pero estas eran mucho mas rápidas e inesperadas que su raciocinio, llego un momento en que su cuerpo entero vibro y se entrego totalmente al placer que sentía, en el momento máximo antes de perderse en la ensoñación del orgasmo vio muy cerca de si la cara de Julio. Lucero acelero el proceso cuando vio lo que sentía Ruben, y luego disminuyo el ritmo hasta parar totalmente cuando sintió que Ruben se evadía de la realidad en el disfrute total.

Pensó que lo que había sentido Ruben era mucho mas intenso de lo que ella sentía, cuando practicaban esa variante, ella la disfrutaba intensamente, pero nunca había perdido la conciencia en esas oportunidades, como si ocurría cuando Ruben le sorbía el alma de su sexo con su boca o la taladraba con su verga.

Cuando Ruben se recobro, le dijo:

mi vida fue tan intenso lo que me hiciste sentir que un instante antes de caer derrotado pensé que era Julio, el que estaba detrás mío.

Pensé igual que tu y eso me estremece, como cuando pienso en lo que me hacia sentir Gloria.

CONTINUARA….

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.