Luis y yo III

¡Comparte!

Nunca se la había chupado, solo le había dado algunos besos en su cabeza, pero sentir esa vara de carne en mi boca me excitó. Me pongo contra la puerta y espero que me penetre con la pija húmeda. Ahora me la metió y mi orto no hizo resistencia. Luis empezó a moverse al ritmo del tren. En pocos minutos tenía su leche llenando mis intestinos. Sentía el calor de ese líquido en mi culo.

En el tren.

Había pasado una semana desde mi encuentro con Luis en su casa. Las clases en el colegio habían terminado y el mes diciembre tenía un clima muy bueno para disfrutarlo juntos. Luis me propuso ir de campamento al sur y elegimos algún lugar cercano a Bariloche. En esa época no hay mucha gente y se puede estar más  tranquilo.

Llegó el día y nos fuimos rumbo a la estación de ferrocarril para comenzar el viaje rumbo a Bariloche. El tren salió al mediodía y nos acomodamos en nuestros asientos con vistas a un largo viaje.

Estábamos cruzando la provincia de La Pampa a la noche y las luces del vagón estaban apagadas para que el pasaje pudiera dormir.

Luis y yo estábamos inquietos y no podíamos descansar. Así que pasando mi mano por su bulto le dije al oído: la quiero ahora. Luis me dijo: vamos al baño.

Nos levantamos despacio de forma que nadie pudiera vernos y nos dirigimos al extremo del vagón donde estaba el baño.

Entramos y trabamos la puerta. El lugar era pequeño pero servía para nuestros propósitos, solo había un inodoro y un lavamanos. Me pongo de espaldas a Luis de pie mirando a la puerta de entrada al baño y me bajo los pantalones y el slip.

Tiro hacia atrás mi culo ofreciéndolo y digo: cogeme fuerte como la última vez.

Luis también baja sus pantalones y slip y con su verga ya dura me apoya por atrás y comienza a metérmela despacio. Como no podía metérmela me dice: chupámela un poco. Me doy vuelta, me arrodillo frente a él y empiezo una fellatio.

Nunca se la había chupado, solo le había dado algunos besos en su cabeza, pero sentir esa vara de carne en mi boca me excitó.

Ya está, me dijo, Pará que todavía no quiero acabar.

Me vuelvo a poner de pie y contra la puerta y espero que me penetre con la pija húmeda. Ahora me la metió y mi orto no hizo resistencia. Ya adentro mío, Luis empezó a moverse al ritmo del tren. En pocos minutos tenía su leche llenando mis intestinos. Sentía el calor de ese líquido en mi culo.

Poco después se retira hacia atrás y comienza a lavarse la pija y las bolas en el lavamanos. Yo me acerco por detrás y metiendo una mano por debajo entre sus piernas le digo: quiero beber tu leche.

La reacción fue inmediata; su pija creció hasta ponerse dura con su rosada cabeza apuntando hacia arriba. Luis se da vuelta y me dice: es toda tuya.

Yo me arrodillo y me pongo a pasar mi lengua por su cabeza y frenillo. Así putita, ¡así! me dice.

Me pongo toda la pija en mi boca hasta casi atragantarme. Mi chupada sigue por su tronco y cuando llego a sus huevos me los pongo de a uno dentro de mi boca. Luis tiene las bolas sin vello y en mi boca se sienten suaves.

Eso lo volvió loco y empezó a masturbarse con fuerza mientras yo lamía sus testículos. Yo de rodillas también empecé a masturbarme.

En eso me dice que va a acabar y yo abro mi boca y espero su semen.

Aaahhhhhhh…ahhhhhh…ahhhhhh…ahhhhhh…aaaaaahhhhhhhhh…
Cada eyaculación llegó a mi boca y lo mantenía sobre mi lengua saboreando ese néctar. Cuando acabó de salir leche, me dice:

A ver mi putita como se traga la lechita.

Yo tragué todo mientras terminaba mi paja. Acabé sobre el piso mientras terminaba de tragar el espeso líquido.

Me levanto, subo mi slip y pantalones y le digo: me gustó tu leche, espero que nunca se te acabe. Tiene olor a macho y sabor a pasto salado.

Luis se da vuelta hacia el inodoro y comienza a mear. Mirándome de reojo me dice: algún día te voy a mear el culo. Es algo que siempre quise hacer.

Me va a gustar, le dije.

Vayamos a dormir. Nos esperan días muy intensos.

Continuará…

Autor: Alex y Luis

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.