Mi novio y su amigo

¡Comparte!

El amigo comenzó a cogerme con la verga rozándome el clítoris, así es que hizo venir otro par de veces, mientras que yo se lo mamaba a Jorge, el cual explotó llenándome la boca y embarrándome la cara de esperma, mi novio es todo un semental, su amigo se vino un par de minutos después dentro de mí, con unos espermas hirvientes que sentía que me quemaban.

Me presentaré un poco, me llamo Claudia, vivo en Guadalajara, México y tengo 20 años, hasta hace un par mis hermanos y primos creían que yo era algo así como una monja, aún cuando tengo sexo intenso desde hace mucho, es la ventaja de ser discreta.

Era un sábado como cualquier otro, caluroso y solitario, estaba sola en casa, mi novio estuvo fuera de la ciudad 15 días, me metí a bañar para quitarme la calentura, aproveché para rasurarme la vagina, estaba  tersa y suave, la tengo larga y profunda, con labios vaginales cortos, en fin a los hombres generalmente les encanta.

Salí de bañarme y me puse una tanga blanca y una playera que llegaba apenas a tapar la parte baja de las nalgas, como estaba sola en casa, me acosté en mi cama a ver la TV, en eso escuché ruidos de un carro afuera, me asomé y vi que llegó mi novio Jorge, wow, en ese momento pensé en las cogidas que me daba y me mojé todita.

Bajé corriendo las escaleras y abrí la puerta, me quedé pasmada cuando vi a Jorge con un amigo, al cual yo había visto un par de veces…

Ho, ho, hola le dije, disculpen la facha, déjenme ponerme algo más presentable, espera me dijo Jorge, vine a avisarte que ya regresé, y a que mi amigo vea lo buena que estás, acto seguido, me levantó la playera y me giró para que le mostrara mis nalgas a su amigo, eso me súper calentó, obviamente el amigo se quedó con los ojos cuadrados, al verle la cara de pazguato, le pregunté: ¿te gusta lo que ves?

El solo dijo claro que si, yo estiré la mano y comencé a tocarle su  miembro a Jorge y al amigo también, ooohh, tiene una verga  gruesa y dura, se la saqué por un lado del short (venían de jugar fútbol), y comencé a acariciársela.

El amigo se sacó su miembro que era igual al de Jorge, a lo mucho 15 cms, yo me giré y me empiné para meterme el garrote de Jorge a la boca, bueno lo que me cabía, su amigo se paró detrás de mí, y sin más me hizo a un lado la tanga y me metió su garrote.

Se sentía delicioso, yo le seguí mamando el chorizo a Jorge, de repente Jorge se hizo hacia atrás y se sentó en el brazo del sofá, junto a la pared por si venía alguien a la casa, su amigo seguía metiéndomelo, pero de repente el amigo incrementó la velocidad de sus embates de manera espectacular, me cogía como un perro, y yo comencé a venirme.

Yo le mamaba la verga a Jorge como desesperada mientras que su amigo me cogía como locomotora, de repente Jorge dijo, a ver ahora me toca a mí. Se sentó en el sillón me puso de espaldas a él y yo me senté en su escopeta…

Aaaaggghh, ooohh, la vez pasada que me cogió yo creo que andaba muy tomada, me costó muchísimo trabajo meterme la enorme cabeza, poco a poco fue entrando y yo sentía como me partía en dos.

Finalmente me comí toda su verga, me sentía mareada aturdida, repentinamente me di cuenta de que tenía la verga de su amigo en la boca, así es que no la desaproveché y se la mamé, me vine como tres veces más con la poderosa escopeta de Jorge ensartada dentro de mi, cuando comencé a sentir que me inundaba con litros de esperma ardiente, yo me vine en ese momento y su amigo me hizo el favor de darme una mascarilla facial de esperma.

Con cuidado me desmonté de la verga de Jorge, y oh sorpresa, la tenía igual de dura que antes de venirse, así es que me puse a mamárselo, a los dos minutos su amigo estaba listo de nuevo para la contienda, así es que me abrió las patas y me clavó la verga…

La verdad es que no la sentí mucho, Jorge me había dejado la vagina como para que me entrara un poste por ahí, Jorge sugirió que me cogieran los dos al mismo tiempo, pero yo los mandé al carajo, por el culo solo mi novio me la mete.

El amigo comenzó a cogerme con su acostumbrada velocidad, con la verga rozándome el clítoris, así es que hizo venir otro par de veces, mientras que yo se lo mamaba a Jorge, el cual explotó llenándome la boca y embarrándome la cara de esperma, mi novio es todo un semental, su amigo se vino un par de minutos después dentro de mí, con unos espermas hirvientes que sentía que me quemaban.

Después de lavarme y de que se fueron, me acosté a dormir y tuve otro orgasmo mientras escurrían espermas y flujos vaginales de mis entrañas…

Autora: Claudia

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Un comentario

Dejar un comentario
  1. Estando conscientes que si tu novia o esposa está buenísima para cogerla y ella para gozar de cogidas, lo natural, recomendable y apropiado es compartirla con otros que la gocen, para que a su vez ella comparta el placer de confiarte sus aventuras y comparta con su hombre momentos de gran placer, como es el caso cuando ella lo comenta con amigas y esas amigas también se interesan en hacerlo contigo su hombre y macho, el macho no es el que se la coge solamente, sino el que la viste, la alimenta, la disfruta, la complace la divierte y la comparte y sobre todo la ama.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.