MI PRIMO FRANCISCO

¡Comparte!

Era un día como cualquier otro, pero hoy iba a ir por primera vez al gimnasio con mi primo Francisco, el es guapo, moreno, de ojos claros, algo musculoso y vellos alrededor de todo su cuerpo, tiene 27 años en la actualidad. Yo soy alto, blanco y con ojos más claros que los de mi primo, tengo 25 años Bueno ese día fuimos a un gimnasio que estaba por su casa, él pasó por mí como a eso de las cuatro y yo me subí a su carro para irnos. Cuando llegamos, el gimnasio estaba repleto de gente, pero lo que no esperaba es que era un gimnasio solo para hombres, no le hice caso y entramos, entonces mi primo se fue por un lado y yo lo seguí hasta los vestidores.

Ahí mi primo se comenzó a quitar la ropa, yo me quedé algo atontado al ver su espectacular cuerpo semi desnudo, solo con un bóxer que le quedaban muy apretado y hacía resaltar su paquete. Después se puso un pans y una camiseta muy ajustada, yo también me cambié.

Salimos y nos pusimos a hacer ejercicio, uno frente al otro así que todo el tiempo estuve viendo a mi primo, como sudaba y se veía cada vez más sexy.

Terminamos de hacer ejercicio y nos fuimos a las duchas, mi primo estaba muy cansado, o al menos no se acordaba que estaba yo ahí, porque aunque yo estaba viéndolo fijamente, él se quitó su camiseta sudada dejándome ver sus pectorales bien formados, y el peludo pecho que tenía, eso me excitó muchísimo.

Mi verga estaba que no aguantaba más, pero ahí no término todo, sino que después de haberse quitado la camiseta, se quitó el pans que traía, dejándose ver solamente en bóxer, no conforme con eso se comenzó a sobar los pechos y su paquete, me prendí a todo lo que podía, tomó una toalla y se metió a las regaderas cerrando la puerta.

Yo no podía más, me metí a la regadera y comencé a bañarme, un poco después escucho a mi primo que me grita que en su regadera no sale agua caliente, me preguntó que si en la mía salía agua caliente, yo respondí que si.

Dijo que iba hacia donde estaba yo, no dije nada, después escucho que toca la puerta de la regadera y la abro, es mi primo con sus bóxer blanco transparentándose, entonces lo dejé entrar, yo aún estaba con mi bóxer, pero aún así se notaba mi pequeña erección.

Mi primo me dijo que si podía quitarse su bóxer que si no había ningún problema, yo le dije que no, que no había ningún problema, entonces el se comenzó a bajar su bóxer dejando ver su pene, era grande como de unos 23 cms., tenía una leve erección.

Mi primo se fijó en que yo estaba mirando su pene, entonces me preguntó que si alguna vez había visto el pene de otro hombre, le dije que no, que solo había visto mi pene, me preguntó, si quería tocarlo, dudé un poco, pero al final lo hice, me dijo que si lo podía masturbar, que lo excitaba mucho y a la vez sería nuevo para mí.

Comencé a jalarlo un poco, y de inmediato noté que comenzaba a pararse, eso me gustó y comencé a jalarlo con más rapidez, cuando noté que estaba completamente erecto lo dejé, mi primo solo gemía, me dijo que si le podía hacer un favor, yo lo dudé, pero le dije que sí, me pidió que lo dejara penetrarme, yo le dije que no podía.

Hizo que me pusiera a cuatro y comenzó a meter uno de sus dedos, al principio me dolió mucho, pero después comencé a gozarlo, después lo metió por completo, me dolió mucho, pero me aguanté, comenzó con el mete-saca, me gustó mucho hasta que se corrió dentro de mí.

Después me dijo que para podérmelo pagar me mamaría el pene, yo lo impedí, pero él quitó mis manos de mi miembro y se lo metió a su boca, le dio un pequeño mordisco y se lo comió completo, terminé dentro de él, seguimos bañándonos, pero yo lo enjabonaba a él y él a mí, después de s

alir de las regaderas fuimos a su casa, ahí seguimos teniendo sexo, pero hubo una sorpresa para mí, pero eso es otro relato.

Autor: Giancarlo

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

1 voto
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.