MI SUEÑO HECHO REALIDAD

Hola, mi nombre es Angélica y tengo 27 años. Lo que les contaré a continuación me sucedió a los 19 años.

Bueno todo comenzó en una fiesta, mi hermano mayor cumplía los 26 años y lo estaba celebrando junto a sus amigos. Algo que a cada segundo se ponía más y más entretenido.

Mi hermano tiene amigos bastante wapos. Pero hay uno de ellos, que siempre me ha traído loquita. Desde muy pequeña que lo deseo. Él tenía en ese entonces 27 años, es alto, con el cabello castaño, ojos claros, una gran espalda, un trasero perfectamente arqueado, definitivamente está riquísimo.

Yo era virgen, nunca había tenido un acercamiento sexual con ningún hombre, y no es porque no fuese linda, ni nada por el estilo, sólo que no me entrego fácilmente a un hombre.

Cerca de las 3 de la mañana, estaba yo bailando con Cristian (el amigo de mi hermano que me tiene loquita), en uno de esos bailes medios eróticos mi cuerpo comenzó a calentarse cada vez más y más. Yo miraba sus ojos, su cuerpo moverse de un lado para otro, y me imagina a mi junto a él cogiéndonos mutuamente.

Hasta que llegó un punto que no aguante más y le dije que me esperara que iría al baño. Lo cual nunca sucedió, ya que me sentía tan excitada que me dirigí a mi cuarto a masturbarme.

Me encerré en mi habitación, cerré los ojos y me imaginé a él junto a mi , besándonos, , yo tocándole su pija, la cual está dura, caliente, como si fuese a explotar. Tanta fue mi excitación que tuve un orgasmo que nunca en mi vida había tenido.

Fue ahí cuando entró alguien en mi cuarto, yo muy asustada saqué mi mano de mi sexo. Era Cristian, él cual venía a ver porque tardaba tanto.

En ese momento me puse muy nerviosa, y le dije que saliera porque me sentía mal. Por su puesto el no me creyó, entro y cerró la puerta.

Yo estaba muy avergonzada, ya que sabía que él había visto todo.

Estuvimos unos segundo callados, y él dijo : " ¿En quien pensabas?, ¿Era en mi, no es así? Yo me mantuve callada, fue ahí cuando él me agarró de la cara y muy cerca de mis labios me dijo, "yo también estaba caliente mientras bailábamos". Yo en ese momento me dije a mi misma: "esto es un sueño".

Pero no, de repente sentí su lengua tocar mis labios, fue ahí cuando comenzamos a besarnos, apasionadamente, fue un beso que creo nunca olvidaré. Fue tan largo, agresivo, ambos estábamos calientes, en lo único que yo pensaba era en que me cogiera luego.

En ese momento, él ya tenía su mano sobre mis senos, yo media inexperta solo lo abrazaba.

Entonces le dije: "soy virgen", él me miró con una cara muy tierna, y me dijo: "Sí lo sé", yo le dije "¿cómo lo sabes?", y él me dijo "Tu cara me lo dice, es tan pura" En ese momento lo tomé y lo seguí besando, creo que él entendió claramente que yo quería ser cogida por él. Entonces me tomó de la mano y me tiró en la cama.

Comenzó acariciando suavemente mis senos, yo un poco más audaz puse mi mano sobre su pantalón, sentí su gran pene entre mis manos, estaba duro y muy caliente.

Fue ahí cuando me sacó la pollera y el sujetador, me besó los senos, los chupó de una manera que el placer que sentía era infinito. Comencé a gemir muy despacio, ya que a fuera la fiesta continuaba. Me saqué el pantalón y se lo saqué a él también. Estaba tan dilatada que sentía una gran cantidad de fluido correr por mis piernas.

Al parecer Cristian tiene experiencia con las primerizas, ya que antes de meterme su gran pene introdujo sus dedos para abrirme la vagina.

Se dio cuenta de la gran dilatación que tenía en ese momento, así que lentamente montó su pene sobre mí, y comenz

ó a moverse lentamente, pero cada vez intensificaba la velocidad en esa especie de balanceo.

Luego de un rato, comencé a sentir mis piernas dormidas y yo le decía en el oído, "sigue por favor", "no pares", "mételo más adentro", "ya casi, ya casi". Hasta que por fin llegué al placer máximo que nunca antes en mi vida había sentido, fue un gran pero gran orgasmo, pegué un grito (pero él rápidamente puso su mano sobre mi boca, para que el resto de la fiesta no escuchara).

Estuvimos un rato quietos, pero luego de unos segundo él se acercó a mi sexo y comenzó a chuparlo, su lengua me hizo sentir otro orgasmo exquisito, yo ya estaba exhausta. Pero como manera de agradecimiento, me dirigí yo hasta su pene (él cual estaba chorreado por un rico semen) y empecé a chuparlo, primero lo soplé suavemente (creo que nunca antes se lo habían soplado, ya que instantáneamente gimió y dijo sigue, sigue), luego pasé mi lengua de arriba hacia abajo, con la parte interna y externa de ella.

Finalmente me lo introduje todo. Él tuvo un gran orgasmo, al terminar me besó y me dijo "Nunca antes me lo habían chupado así", me sentí muy bien, ya que era la primera vez que lo hacia, y pensé que lo estaba haciendo mal.

Bueno luego nos vestimos, yo seguía en las nubes. Cuando ya estábamos vestidos conversamos un rato, y le conté que ese siempre había sido mi sueño, ya que él era para mi en ese entonces un amor platónico.

Él contestó, "Yo siempre te admiré, ya que eres tan perfecta, pero antes te miraba como una niña, pero hoy me doy cuenta que ya eres toda una mujer"

Nos besamos nuevamente, pero esta vez más suave, lento y tierno.

En ese momento nos fuimos a la fiesta, seguimos bailando. Intentamos disimular lo que había pasado, ya que mi hermano se molestaría mucho si se entera de algo así (mi hermano con Cristian, tiene un pacto de fidelidad, algo así como: "menos con las hermanas"). Mientras bailábamos nos tocábamos nuestros sexos disimuladamente, y la excitación continuaba, pero paramos ya que mi hermano comenzó a mirarnos raro.

Bueno, luego de esto nos comenzamos a ver a escondidas, pero esto sólo duró un tiempo, ya que Cristian le contó a mi hermano que me quería, en un comienzo mi hermano se enojó mucho con él, pero luego se dio cuenta que en verdad nos amábamos.

Ahora estamos casados y siento que él es el hombre de mis sueños.

Lo cual no quiere decir que no lo he engañado, ya que no me podía quedar con tener sexo sólo con un hombre, necesitaba probar otras experiencias, estas experiencias me hicieron darme cuenta que Cristian es un maestro en la cama, ya que nadie me ha hecho sentir como él.

Pero esas historias se las contaré en otra oportunidad.

Autor: Angy

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *