MI TIA ISABEL ME ENSEÑO

Esto sucedió hace algún tiempo, vivíamos en Barcelona, mis padres, mi hermano y yo, mi madre 42, mi padre 46, mi hermano 21 y yo tres menos que mi hermano.

Era el mes de agosto e iban a venir unos amigos o sea un matrimonio de mis padres, en el piso solo había dos dormitorios, como mi hermano estaba en la mili yo dormía solo en uno de ellos.

Mi madre tenia una hermana que tenia una pensión a dos manzanas de nuestra vivienda, se llamaba Isabel y era la mayor de sus hermanos tenia 10 años más que mi madre, pues bien, mi madre le dijo a su hermana que como ella tenia siempre alguna habitación libre si yo me podría quedar allí o sea ir a dormir durante una semana para dejarles mi habitación a estos amigos que iban a venir, esto se lo dijo un mes antes y mi tía le dijo que no había problema.

A todo esto yo no sabia nada, cuando llegó el matrimonio, esa noche mi madre me dijo vas a dormir en casa de tu tía que yo ya hablé con ella, después de cenar me fui a casa de mi tía la cual se echó las manos a la cabeza al verme pues, se había olvidado del asunto y tenia todas las habitaciones ocupadas.

Me miró y sonriendo dijo, bueno, como tu tío no está embarcado, (mi tío era camarero de barcos), te puedes quedar conmigo no hay problema.

A mi me daba un poco de corte, aunque mi tía fuera mayorcita, pues yo para mi edad estaba bastante desarrollado, y no me gustaba que nadie me viera desnudo, y para colmo me había venido con lo puesto, cuando esto yo no usaba interiores todavía.

Cuando mi tía vino a acostarse yo ya estaba en la cama tapado con la sabana y en pelotas, mi tía entró protestando del calor que hacia y empezó a desnudarse y me dijo, voy a apagar la luz pues como hace tanto calor me voy a acostar desnuda, yo le dije tiíta yo también estoy desnudo pues, no traje pijama y me da un poco de vergüenza, mi tía riéndose dijo, no te preocupes que con la luz apagada no se ve nada, la cama era bastante ancha pero era de somier de esos viejos que se hunden en el centro, así que según se metió mi tía como pesaba mucho más que yo, se hundió el colchón y fui a parar encima de ella y ella riéndose dijo, ay cariño con el calor que hace y vamos ha tener que dormir pegados.

Mi tía me había dado la espalda y yo estaba encajado detrás de ella adrede claro, no lo pude evitar, al tener aquel culote pegado enseguida me empalmé y se lo estaba clavando entre las nalgas cuando mi tía dijo, aquí hay algo que me esta lastimando y echó la mano hacia atrás para ver lo que era y se encontró con algo que no se esperaba, quedó asombrada diciendo, ¿Andresito que es esto?

Se levantó y encendió la luz para verlo mejor, yo estaba rojo como un tomate y viendo ahora con la luz a mi tía en pelotas más dura se me ponía, menos mal que mi tía en vez de regañarme se sonreía y acercándose me la empezó a palpar diciendo, vaya tesoro que tienes cariño, entones dándome un beso me preguntó si había tenido relación con alguna chica, a lo que contesté que no, a todo esto mi tía seguía acariciándomela y empezó a meterse un dedo en el chocho.

¿Sabes una cosa Andresito que así no puedes dormir?, necesitas desahogarte y yo haciéndome el tonto le dije, ¿y que hago tiíta?

Mi tía se fue al ropero sacó una manta, la dobló, la puso en el suelo, se acostó boca arriba y me dijo, ven vamos a hacerlo aquí porque la cama cruje mucho y esto que vamos a hacer conviene que no lo sepa nadie, tiene que ser un secreto entre nosotros.

Estaba tan caliente que según me puse encima se la metió toda entera, tenia el chocho encharcado, según le di dos meneos ya estaba gimiendo y diciéndome palabras bonitas, como que rico mi amor, hacia tiempo que tu tía no disfrutaba de algo tan delicioso, yo creo que se corrió dos o tres veces antes que yo me viniera, me de

cía dale la lechita a tu tía que te quiere mucho, después de dejarle el chocho lleno de leche me la sacó y me la chupó hasta dejármela bien limpia, se puso una bata y salió al baño que estaba en el pasillo, cuando regresó me dijo vamos a dormir que mañana tengo que madrugar .

A la mañana siguiente mi tía se levantó a darles el desayuno a los huéspedes y yo me quedé en la cama, cuando regresó cerró la puerta con el pestillo y levantó la sábana y ahí estaba yo con la flauta tiesa, mi tía siempre sonriendo me dijo, mi niño no te puedes ir así a casa, entonces empezó a besarme en la boca con mucho amor y luego se bajó y se metió el flautín en la boca y vaya mamada tan rica que me dio, cuando me corrí se lo tragó todo y relamiéndose me dijo lo feliz que la hacia y que por favor todo esto quedara entre nosotros.

Demás esta decir que nos pasamos toda la semana practicando, mi tía me enseñó muchas cosas, al tercer día me pidió que le chupara el chocho y me dijo como hacerlo, yo cuando le chupaba le veía el ojete del culo como se contraía y se estiraba, entonces le pedí a mi tía que me dejara penetrarla por detrás, ella me contestó que nunca lo había hecho por ahí y que eso era una cochinada, que el culo era solo para cagar, pero como yo insistía ella para complacerme se compró un tubo de vaselina, porque quería complacerme pero que no le fuera a lastimar, pues tenia el culo muy sensible, así que al quinto se me puso de cuatro patas, me dijo que se lo había lavado bien y se había puesto la pomadita, me dijo que lo hacia para complacerme por lo feliz que la hacía pero que se lo metiera con cuidadito y despacio.

Cuando vi ese culo en pompa y ese ojete en poco encogido me provocó comérmelo o chuparlo y aunque lo tenia engrasado no pude evitarlo y se lo besé y le dio como un escalofrío, después le metí un dedo primero luego la puntita del pene y luego poco a poco toda, mi tía desde el principio decía, despacito mi amor, cuando comencé a bombearla vi que se metía un dedo en el chocho y empezó a gemir y creo que nos corrimos a la vez, cuando le pregunté que si le había gustado, me contestó que le gustaba más por delante y más que nada cuando se lo chupaba.

Aquella semana fue inolvidable para mí, no se repitió pues cuando regresó mi tío le hicieron una buena oferta por la pensión, así que la vendieron y se fueron para el pueblo.

Autor: Pedro

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *