Mi tío Ovidio

¡Comparte!

Cambió de postura fue cuando me la sacó y me recostó boca abajo y me empezó a dar de una manera tremenda que se sentía en su respiración agitada. Entonces le propuse que nos pusiéramos de pie y accedió, entonces subí un pie en la cama y le puse mi culo a su disposición. Él me dijo que me agachase un poco más y me la metió hasta el fondo.

Que tal amigos, soy su amigo Christian de nuevo, hace mucho que no escribía para ustedes, eso no significa que no halla leído muchos relatos de otros amigos.

Aquí va nuestra historia, hace ya algunos años por falta de espacio en el coche tuve que ir sobre las piernas de mi tío de nombre Ovidio, claro que aproveché lo más que pude y con discreción para sentir el paquete de mi tío, esto ocurrió en Querétaro cuando fui de visita ya que soy de Veracruz.

Hace unos meses el tío con que ocurrió esa situación acababa de regresar de Atlanta ya que tuvo unos problemas los cuales lo mantuvieron unos días en la cárcel, por lo que no tenía contacto con alguna mujer.

Llegó a mi casa y cuando lo vi me alegré por él y por mi ya que se dormiría conmigo. Cenamos, se tomó una cerveza, llegó la hora de dormir y bueno el tiene un hijo que es homosexual y mi confidente por que no dudo que este le halla contado a mi tío que me gusta mamar vergas.

Nos fuimos a acostar y él me sacó conversación de un modo que yo la sentía sarcástica, temas como la novia y todo eso.

Según nos dormimos, yo esperé a que todos se durmieran y con el objetivo en mente, entonces, ¿que hago? me giro y sin más abrazo a mi tío, claro mi mano con descaro quedó en su miembro la quise quitar como si me hubiera dado pena más sin embargo mi tío, así como lo oyen, me agarró la mano y me la volvió a colocar en su miembro, que a pesar de sus 50 años estaba durísima en unos solos segundos.

Ya entrados en confianza le empecé a sobar el paquete y por supuesto me apresuré a mamársela, mi tío está bien dotado, una verga larga y gruesa que de solo acordarme de la situación me pone a 100.

Yo me había dormido en bóxers, bóxers que aventé a un lado de la cama y sin más mi tío se desnudó y empezó el cachondeo, ¡vaya que la tenía atrasada para mi suerte! ya que jadeaba de placer.

Entre el cachondeo y todo eso que me empieza a apretar las nalgas con fuerza, me dolía pero que me excitaba, en eso que empieza a meterme el dedo en el culo, es cuando sin más ensalivé su miembro, me puse de espaldas y me empieza a dar de lado.

¡Como disfrutaba! pero entonces me pidió que me  subiera sobre él y empieza a penetrarme de una manera exquisita tomándome de las caderas, claro que sentía un poco de dolor que aunque no era mi primera vez su miembro si estaba grande y lastimaba un poco.

Cambió de postura fue cuando me la sacó y me recostó boca abajo y me empezó a dar de una manera tremenda que se sentía en su respiración agitada. Entonces le propuse que nos pusiéramos de pie y accedió, entonces subí un pie en la cama y le puse mi culo a su disposición.

Él me dijo que me agachase un poco más y me la metió hasta el fondo, podía sentir los vellos de su vientre en mi pelvis algo que me volvía loco, cuando de pronto empieza a acelerar el ritmo de la penetración y me aprieta contra su cuerpo y casi se tira sobre mi dejándome todo su líquido seminal en el culo.

Sin sacármela empiezo a moverme más y a masturbarme, teniendo por finalizada la primer noche sexual con mi tío de las cuales son un montón, se ha seguido quedando con nosotros y pues en afuera atiendo a los cuates pero la noche en casa es para mi tío.

Espero les haya gustado mi anécdota.

Espero sus comentarios.

Autor: Christian

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

2 Comentarios

Dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.