NO SIEMPRE ES FACIL COMPRENDER EL AMOR

Bueno primero que nada empezaré a decir mi nombre, me llamo Alejandro. Es la primera vez que me atrevo a plasmar una vivencia mía muy personal, en este espacio de relatos.

Para que me conozcan mejor me describiré con la verdad, soy una persona tímida a morir, y reservado en algunos aspectos, físicamente soy delgado, blanco, ojos cafés oscuros, pelo rubio cenizo, tengo 22 años de edad estudio la carrera de ciencias de la comunicación, que más puedo decir de mi, bueno soy una persona que se negaba aceptar a enamorarse de alguien del mismo sexo, pero ocurrió esta es mi historia que trataré de relatar a continuación.

Yo vivía en la más monótona vida que uno puede formarse para vivir una vida sin complicaciones, pero en mi interior no quería seguir teniendo esa coraza de protección que me alejaría de toda posibilidad de vivir plenamente conmigo mismo.

Era un día común de clases en la universidad o sea de tareas ,clases aburridas etc., hasta que al salir de la escuela me topé por accidente con un muchacho que nunca antes me había visto, él muy amablemente me ayudó a recoger mis cosas que tiré al toparme con él .

Conversamos amenamente, le pregunté que carrera estudiaba que edad tenía cosas así sin importancia, desde ese momento nos hicimos amigos, y nos frecuentamos seguido para cualquier cosa, para ir al cine o alguna tarea que me ayudara. Con el tiempo que pasaba con él me sentía pleno y sin miedos, y feliz, pero yo me negaba a sentir amor por este muchacho. Yo me decía en mi mente no puedes involucrarte en tener una relación gay, y que dirán todos, y tus padres, y si él no te corresponde y quedas en ridículo. Todas esas ideas pasaban por mi cabeza cada vez que pasaba más y más tiempo con Juan Pablo así se llama este hombre del que me he enamorado en contra de mi mismo.

Un día salí en la noche de la escuela y Pablo se ofreció a darme un aventón a mi casa en su auto claro que yo acepté con gusto su ofrecimiento. Cuando estábamos en su auto él me comentaba que tenía un problema muy grande y que no sabía como resolverlo, yo le dije: Plantéame tu problemática y a ver si yo puedo ayudarte o darte algo de ayuda. Entonces él empezó a decir esto: Conozco una persona desde hace tiempo, me he llegado a enamorar de ella, pero no se como decírselo y que reacción tendrá conmigo, y somos muy buenos amigos y no quiero que eso cambie. Yo seguía oyendo lo que Juan Pablo me decía hasta que él me dijo lo siguiente: Esa persona que adoro y amo no se trata de una mujer si no de un hombre y esa persona eres tú, Alejandro.

Yo me quedé helado, impactado, no respondí nada porque no se me daba las palabras en ese instante. Las únicas palabras que pude decirles fueron estas: Pablo siento algo por ti me gustas, pero en este momento no puedo, lidiar con esto y me bajé de su auto asustado, excitado con mil cosas en mi cabeza, me fui caminando a mi casa dejando a Pablo solo y confundido con mi forma de actuar.

Al día siguiente medité mi forma de actuar y me arrepentí muchísimo, pero seguí a mi razón no a mi corazón que este me hubiera dicho entrégate y se feliz con él y déjate de estupideces ya, por eso tomé la decisión de ir a buscarlo y decirle lo que siento de verdad por él y enfrentar todo lo que se venga.

Fui a verlo y le dije te quiero y haré lo que sea por estar contigo sin importar nada, así de sencillo en esas palabras.

Fuimos a mi casa porque nadie estaba en ese momento mis papás estaban de viaje a Cancún y me dejan solo siempre. Y cuando llegamos lo primero que hicimos fue besarnos, sus labios carnosos y dulces me hicieron conocer el cielo y él me dijo que estaba esperando este momento desde hace tiempo y que quería que yo fuera exclusivamente de su propiedad.

Nos besamos y acariciamos, él me acariciaba tiernamente diciéndome cosas al oído: como me encanta tu cuerpo, tu cara de niño y tu forma de ser, quiero hacerte el amor en este momento yo le dije lo que quieras, haz conmigo lo que sea.

Me desnudó y yo a él con pasión, fui directo a su abultado miembro que al ve

rlo y tenerlo entre mis manos medía sin mentir 20 cm. algo grueso y circuncidado lo saboreé con deleite y chupé y succioné sus testículos y su glande como si fuera una puta profesional, mientras él gozaba y me decía te amo mucho sigue perra y eso me excitaba cada vez más y se la chupaba con más ganas y por más tiempo, él dijo quiero seas mío totalmente, me agarró mis nalgas y me dijo déjame prepararte para que te la meta yo sin miedo, le dije hazlo ya, él sacó un lubricante a base de agua y me untó en mi hoyito cerrado primero un dedo y me dijo relájate te va a encantar esto, mientras me deseaba con un dedo me dijo intentaré con 2 dedos y así lo hizo y me dijo estás listo empecemos, él me dijo que me relajara y que lo disfrutaría mucho eso hice, empezó a meter su pene poco a poco y me dolía bastante y seguía y seguía hasta que metió todo su gran pene, me dolía mucho y grité, él me besó en ese instante como para callarme y me fui acostumbrando a su gran pene y empezó a gustarte sentir dolor y placer, me relajé y el empezó a embestirme yo lo seguía besando.

El me mordía la oreja y me decía seguí así mi niño goloso sigue, mientras me bombeaba, yo con mi mano le tocaba las bolas a Pablo y le decía métela y sácala de golpe, lo hizo y me corrí sin masturbarme y me seguía metiendo y sacando y se vino en mis nalgas y lo frotó con su pene en todo mi cuerpo eso me gustó, y se lo chupé para que no quedara residuo de semen.

Así estuvimos muy buen tiempo, ese día nos amamos como locos. Hoy en día soy feliz y pleno, él es mi pareja y no lo niego todos lo saben, aunque lo único malo de Juan Pablo es que me cela mucho.

Autor: Alejandro

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *