Otra de mis historias

¡Comparte!

Hola amigos de nuevo estoy aquí, en la pagina de márqueze, para contarles otro de mis relatos.

Recuerden que soy Colombiano, de la ciudad de Cali. Valle del Cauca. Casado hace mucho con una hermosa gordita bueno esto ya se los he contado en anteriores relatos.

Bueno esta ves les contare un relato que me paso, a raíz de que escribo estos relatos, estaba revisando mis correos, cuando vi uno que decía: saludos de caleñita, en seguida abrí ese correo y empezaba por saludarme y decía que le había excitado, mucho mis relatos, lo que yo hacia con mi pareja y me contaba que se llamaba Vanesa que era gordita, que era adicta al sexo, eso me intereso de sobremanera por que es muy difícil conseguir mujeres que sean adictas al sexo. Me decía también que había terminado con tres matrimonios por que ella le gustaba que a toda hora la cogieran. Bueno le conteste, le dije que me interesaba mucho de que me escribiera y que si era posible que algún día, nos conociéramos bien se a con mi pareja o solos.

Me contesto dándome un numero de teléfono de su oficina, al cual llame hablamos de todo un poquito y quedamos de que el sábado siguiente nos conoceríamos en un centro comercial al norte de la ciudad.

Llego el día fui y tal como ella dijo estaba allí era una mujer de unos 35 años de 160 de estatura como de unos 90 kg grandes senos grandes nalgas ojos azules brillantes de pelo indio negro muy sensual tenia un pantalón ajustado al cuerpo y una blusa descotada, que sus grandes senos querrían brincar de allí.

Bueno la salude, me impactó de primera vista, puesto que me fascinan gorditas y fuera de eso ya me había dicho que era ninfomanía, me fascinaba mas. La invite a tomar algo, fuimos tomamos un par de tragos de piña colada y empezamos a hablar de todo, mas de sexo que de otra cosa ya habíamos tomado unas cuantas copas y ella me dijo me caíste muy bien y dejémonos de rodeos, vamos algún lado haber como nos entendemos en el resto, de una me pare pedí la cuenta, cancele y en seguida salimos en busca de un motel en el camino ella comenzó a masajear mi tranca y yo estaba tan excitado, que la tenia a punto de estallar. Ella saco mi verga y como pudo se agacho y comenzó a una mamada suave rica luego la guardo y en esos momentos estaba ingresando al motel subimos al cuarto cerramos y comenzamos a lo que vinimos.

Vanesa- me fascinas.

Alfonso- de verdad.

Vanesa- de verdad esa tranca la tienes grande dura gruesa y me fascinan así. Quiero que nos desvistamos quiero acción.

En seguida me dirigí a ella y comencé a desvestirla, todo le quedaba súper apretado ella me ayudo, al poco rato ya le saque todo, sus senos enormes caían por la gravedad, eran verdaderamente grandes. Sus nalgas gigantes, su cuca depilada su estomago descolgado, todas esas carnes sueltas me excitaban mas. La tire en la cama y en seguida le levante las piernas y comencé a pasarle la legua de abajo hasta su clítoris ella se quejaba de placer.

Vanesa- papi rico sabia que eras un profesional en esto, lámame perrito cómeme toda mi leche soy tuya matéeme los dedos muérdeme mi gallo hazme sentir papi rico.

Yo no podía musitar palabra ella me tenia cogido de la cabeza, enterrado en esa hermosa cuca, súper gorda y grande con labios inmensos y gallo grande que parecía un mini pené. Obtuvo su primer orgasmos sentí como salía litros de leche del interior de su caverna y cuando quería yo respirar me encontré que ella tenia sus piernas totalmente aprisionando mi cabeza como queriendo introducirme dentro suyo. como pude y haciendo un gran esfuerzo le separe sus piernas y pude tomar aire.

Vanesa- quiero que te recuestes aquí, que rica pulla ahora me toca a mí, que bolitas tan hermosas, me las dejas comer?.

Ella comenzó, mamando los testículos los succionaba fuerte me dolía un poco, pero a la ves era una sensación de orgasmo, cuando al rato de esta mamaba comenzó con mi pené lamiendo de abajo a arriba como si fuera una paleta, luego tragaba mi pené, hasta el fondo de su garganta hasta dejar solo los testículos fuera, nunca me habían hecho esa mamada tan deliciosa era lo máximo.

Vanesa- amor quiero que cuando te vallas a venir me digas para que paremos y la pasemos rico toda la tarde si lo arias por mi?

Alfonso- are lo que quieras.

Y así fue, cuando no aguante mas le dije y ella de inmediato, dejo de mamar y paso a

lamer mis tetillas yo nunca había tenido un orgasmo sin venirme, era una corriente que me pasaba por todo el cuerpo, a veces parecía que me desmayaba, era la sensación mas rara que en mi vida había sentido. Prosiguió con mis tetillas mi nuca y luego me volteo boca abajo siguió besándome la espalda lamiéndola era una sensación que no hay palabras para describirla. Luego empezó a mordisquear mis nalgas y a pasar su lengua por en medio de ellas eso era lo máximo.

Alfonso- No aguanto mas ve voy a venir.

Ella enseguida paro, me volteo y cogió un hielo de la nevera y comenzó a pasarlo por mi verga era otra emoción rara deliciosa. Yo le metía mano en su cuca que estaba súper mojada y le metía los dedos por su culito apretado. La cogí como pude ese gran cuerpo y la monte encima mío, quedamos en un 69 esa cuca era gigante de verdad, le empecé a chupar el gallo a jalarlo y con mi mano a meter dedos en su cuca ella cada ves destilaba mas leche salada y me llenaba, la boca con su leche la cual yo tragaba momo un crío recién nacido hambriento, de ese coño cuando mi mano estaba bien mojada le empecé a lubricar su culito.

Ella se quejaba y a la ves me daba una mamada descomunal, sentía que quería tragar toda mi verga hasta mis bolas a la vez, era de verdad una ninfomana para el sexo. Me tenia en un éxtasis permanente y una locura total.

Luego se dio la vuelta, comenzó cabalgándome, su cuca ya era una laguna totalmente inundada, mi verga se perdió, en su interior estuvimos fallando, un buen rato y ella alcanzo otro orgasmo. Me apretó fuerte y enseguida se bajo. Y se coloco en cuatro patas y me dijo, acaba en mi culito damela en mi culo. En seguida me pare y de un solo empujón se la metí, en ese estrecho culito ella dio un chillido de placer y dolor y me decía la quiero sentir toda dentro cojéeme fuerte damela, en eso solté tremendo chorro de leche el preservativo se lleno al instante de leche era una cantidad enorme.

Bueno caímos exhaustos a la cama nos quedamos en silencio unos minutos y luego ella me dijo: tenemos que empezar a hacer muchas cosas mas, le dije: que desde luego que esto apenas era el comienzo.

Nos duchamos salimos, la lleve hasta su casa y ella me dijo la próxima será en un teatro. Quiero muchos alrededor mío.

Bueno pero eso también dará para otro relato, que desde luego se los contare con todo los detalles del caso.

Espero chicos y chicas me escriban con sus opiniones al e-mail

Abrazos.

Autor: Alfonso

alflili ( arroba ) hotmail.com

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *