QUIELY I

¡Comparte!

Como comenzar con algo que para mí es tan especial, tan real como esta página de internet, que luego de ser padre y esposo, decir que estoy perdido por una mujer que ha complicado todos los organigramas de mi existencia, llegando a estar por sobre todas las cosas presente en cada instante de mi vida.

Como expreso lo que pasó, o como me libero de esta sensación de adolescente que está iniciándose en las lides del amor, que el corazón se alegra cuando la ve, su perfume, su mirada, su loock, su andar, todo es especial, todo es bonito en ella.

Como cambiar que te vuelves un verdadero bobo y haces los papelones que cuando tenía 17 años tratando de seducirla.

Yo como varón creo que somos el sexo débil, que una mujer puede mucho más que nosotros y pueden hacer con nosotros lo que ellas quieran.

Luego de mis 34 años de vida ya con 6 años de casado y con un ser especial como lo es un hijo; me he enamorado o algo parecido de una mujer, de mi compañera de trabajo, la cual luego de mucho tiempo de estar juntos logramos congeniar y contarnos muchas cosas, hasta las más íntimas, así comenzó todo.

Luego de mucha confidencias, luego de bromas con doble sentido de mi parte, no se por el lado de ella (luego ustedes opinen). Desde la primera vez que la ví y a pesar de que estaba casada y tiene tres hijos logró moverme el piso, me gustó primero por su simpatía, su forma de mirar directa a los ojos, con sus ojos claros y tiernos, con andar sencillo pero sensual.

Me sentí como una basura por intentar acercarme a ella con otras intenciones mientras que ella me brindaba una amistad simple pero especial a pesar de todos los inconvenientes que parecían presentarse.

Yo vivía con mi actual esposa con los vaivenes normales de un matrimonio reciente, con la experiencia de padres primerizos y luchando por forjar un futuro distinto por el bien de la familia. Conocer esta mujer fue como estar mencionado para los premios Oscar de Holywood, ya por el solo hecho de que me escuchara y que se alegrara o entristeciera con mis situaciones de vida, era un halago; atenta (desde mi punto de vista) a mis situaciones personales, me gustaba, me sigue alegrando y creo no olvidar nunca esta situación.

Como sigue esto, yo tratando de conquistarla y ella accediendo a las distintas propuestas que le fui haciendo y luego rechazándome, como por ejemplo ver juntos pornografía en internet en nuestro lugar de trabajo, compartir nuestros problemas matrimoniales, regalos para nuestros cumpleaños, bombones o algo dulce en cualquier momento con cualquier pretexto, y muchas cositas, pequeñas pero significativas para mí. Hasta le regalé un Baby Doll para su cumpleaños el cual le quedó grande y lo cambió por uno de su talla y le dijo a su esposo que se lo habían regalado sus compañeras.

Como comenzamos, un viernes por la noche fin de semana laboral, yo solo pues mi familia estaba de viaje y ella con problemas con su esposo, sin ganas de llegar a su casa. Pedimos una pizza y la comimos juntos en mi oficina acompañada por un bebida espumante con poco alcohol, luego de nuestras confidencias la acompañé hasta su auto, al despedirnos me ofreció su mejilla para un beso y yo le arrebate un beso de sus labios, muy pequeño pero el mejor de los todos, luego de esto y de pedirle disculpas el día lunes, comencé a mirarla ya mucho más, de otra forma, con más deseos, deseos de todo, deseos de adolescente, bobo total.

Por situaciones laborales comenzó a trabajar en mi propia oficina en un escritorio a mi lado, una tarde luego de muchas caricias y besos de mi parte, en sus manos en su cuello, que notaba que le erizaban la piel y no los rechazaba, pude besarle en los labios, sus ojos, sus labios, me mató. Entonces le pedí que hablásemos sobre los nuestro y terminamos besándonos apasionadamente con sus pechos al aire y tocándonos por todos lados. Pero como sería de ahí en adelante, luego de esta situación el, no, está mal, soy casada, tengo hijos, me gusta mi marido, y un montón de palabras que hieren y enfrían hasta la situación más caliente.

Este tipo de situaciones se reiteró varias veces, y en creciente, ya que en las próximas hasta logré bajar sus pantalones y conocer en plenitud su monte de venus, sentir su aroma, y deslizar

mi miembro entre sus piernas, sentir como se humedecían sus labios vaginales al roce de mi miembro y el que me tomara con sus brazos acercándome a ella, para mi resultaba la culminación de hacerle el amor a mi esposa pensando en ella.

¿No lo podía creer? Para ella era un problema. ¿Que pasaría con su esposo y sus hijos? Pensaba en esto mientras mantenía su bombachita en los tobillos, sus pantalones enredados en sus zapatos, y la cara ruborizada por el placer que demostraba, mientras mantenías sus manos en mis caderas aprisionándome y su cuerpo pegado al mío. Y yo en mi pasión desesperada por penetrarla.

Pasó cierto tiempo, nuestra amistad cambió, fue lo que más me duele de esta situación, poca charla, agresividad constante, evasión, deseos de mi parte, no sé los de ella; hasta que cierto día me alcanzó en su auto a la salida del trabajo y me pidió que volviéramos a como era antes, sin sexo, sin besos, sin deseos, imposible, pero lo intentaría. No fue igual pues de mi parte siempre estaba la doble intención, hasta que un día la invité a almorzar a mi casa, ya que estaba solo por unos días; invitación a la que accedió y para disimular en nuestro trabajo me fui mucho antes. Cabe aclarar que esta es mi primera confesión al respecto, ella según me dijo se lo había contado a su amiga más intima la cual le había demostrado su preocupación y le había solicitado que me abandonara. Como ustedes verán no lo hizo.

Ese día llegó luego de casi 2 horas de espera, almorzamos, charlamos no recuerdo de que, y luego le invité a conocer mi departamento, ingresando inmediatamente al dormitorio, único muy amplio con la cama de mi hijo en la misma habitación, y la pregunta por parte de ella de que como lo hacía sin que él se enterara, pregunta que desencadeno que la arrojara a la cama y la forzara pues se negaba rotundamente a hacer algo hasta que le dije que no me importaba nada y que no la quería forzar, pero que necesitaba hacerle sexo oral, no me dijo ni que sí ni que no, pero dejó de hacer fuerza por zafarse de la situación y yo aproveché para apartar su bombachita a un lado y comenzar a besarle su monte de venus, y luego mientras que con una mano sostenía su bombacha al costado y con la otra le abría sus labios vaginales pude introducir mi lengua en su interior y saborear sus jugos, sus carnes, su ser, en una fracción de minuto posó su mano en mi cabeza y me presionó contra su entrepiernas, luego me diría que mi cabello estaba todo mojado por la transpiración de la pelea previa que habíamos tenido, continué unos minutos más y nuevamente, no, no, no por favor y reiterar los inconveniente morales de esta relación y terminar todo ahí con portazos y todo.

Esto fue un viernes, se fue muy enojada, yo casi igual, bueno no se sin palabras la situación.

El día sábado teníamos que trabajar juntos, y sin más detalles, luego de que llego y saludarnos y comenzar todos los protocolos que puedan imaginarse c tomamos mutuamente, nos abrazamos, nos acariciamos, levanté su pollera y le pedí que me dejara tocarla, a lo que accedió, pasé mi mano por sobre su bombachita por el monte de venus que parecía inflamado de la excitación, recorrí todo su cuerpo con mis manos, gemidos, suspiros, respiración entrecortada, pero vestidos y salimos del ascensor y nos dirigimos al próximo piso al baño para caballeros, ella tocando mi miembro por sobre la ropa y yo loco por poseerla, salvo que esta vez decidimos de común acuerdo terminar ese día pues la situación era bastante peligrosa ya que estábamos en terreno de otra empresa.

Y luego de ese día sufro por poseerla y hacerla mía. Solo que su estructura moral no se lo permite y según ella yo la he forzado a esta situación, que no puede continuar. Solo que esta vez por situaciones laborales me tengo que ir del país y le he pedido que me permita hacerle el amor por única y última vez…

¿Usted que piensa?

Espero no haberlos aburridos, con una historia real y que está pasando en estos momentos y que me tiene bastante trastornado, hasta llegar a publicarla en un sitio de relatos para desahogarme un poco.

Autor: Tedeseo

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.