SALI DEL ARMARIO

La verdad es que no se como empezar, pero se que os contaré mi historia, que para mi será agradable y que estaré todo el rato alteradilla.

Ahora tengo 45 años y me conservo bastante bien, hago mucho padel, morena, pelo corto, por arriba de Castellón de la Plana, de cintura hacia abajo es de donde más me gusto.

Me casé con 27 años y tengo dos hijos. Mi marido, Manolo, no me lo ha hecho pasar demasiado bien es simpatizante del Opus, y no pertenece a la obra porque piden mucho dinero. Para él la cama es para procrear, o para desahogarse, dejándome de camino insatisfecha y con una sensación terrible de ser un objeto.

Yo que siempre he creído que en la cama podría jugar con mi pareja y hacer las cosas más inconfesables, que eso era intimidad, cariño, amor, pues resulta que cada vez que he intentado algo fuera de lo normal (o sea, otra cosa que abrir mis piernas) con él, se ha puesto hecho una fiera poniéndome casi de fulana.

Al final me he pasado la noche llorando de humillación y vergüenza. Para terminar soy profesional sanitaria, y vivo en una urbanización enorme por el Sur de la península.

Una vez que ya me conocéis mejor, ya puedo empezar.

Como os dije soy una buena jugadora de padel, pero aquel día no fui capaz de ir al campeonato, la noche anterior Manolo me hizo una de las suyas, bueno la culpa fue mía.

Empezó como siempre a desahogarse conmigo, pero yo en ese momento lo separé de mi, me acerqué a sus partes bajas e intenté besarle eso, su pene (mira que me ha costado escribirlo, ¡es que soy tonta!)

Intenté besar su polla (¡ya está!), bueno el caso es que se puso hecho un bruto y me ofendió, otra noche llorando en silencio con ese animal a mi lado roncando.

Como no podía jugar dejé tirada a mi sobrina Marta mi pareja (y eso que el año anterior quedamos segundas), es mi sobrina favorita, tiene 23 años, se parece mucho a mi pero en rubia y además de todo más que yo.

Más alta, más fuerte, más sujetador, más valiente,…., es mi amiga y sabe que lo paso mal por culpa de Manolo, aunque naturalmente yo no le cuento nada.

Así que yo me quedé hundida viendo la tele, a las 7 de la tarde apareció Marta totalmente congestionada y enfadada conmigo, es muy competitiva y por lo visto hicieron poco menos que el ridículo a pesar de que ella lo dio todo.

Pasó a la ducha y a los 10 minutos salió con una camiseta y un pantalón de algodón bastante mojados por lo visto, con la toalla en la cabeza, casi ni se habló.

Se sentó al lado mío en el sofá y no se pudo aguantar, me regañó, empezó a ponerme verde, yo estaba demasiado triste y le dije casi llorando: ¡tú también Marta!, mira que ya no puedo más…

Ella se quedó cortada, se dio cuenta de lo que me pasaba y le cambió la cara empezó a hacerme tonterías y a darme besitos, se puso mimosita me agarró el brazo, apoyó su cabeza en mi hombro y se durmió, bueno eso parecía al menos.

Así llevábamos unos minutos, cuando de repente cambio de postura puso sus piernas en el brazo del sofá y su cabeza sobre mi pecho derecho directamente, al minuto su cabeza empezó a ponerme alterada por lo alargué mi mano para apartársela, pero en vez de eso solo fui capaz de acariciarle el pelo.

Noté como mi pecho se ponía duro y se hinchaba, un ola de calor me subía a la cara, y empezaba a respirar más rápido, cerré un poco los ojos eché mi cabeza y crucé las piernas haciéndome la dormida…

Ya llevábamos así un buen rato, mientras yo tenia las piernas cruzadas apretando periódicamente mi coñito, me sentía que me iba dejando llevar, cuando se volvió a mover y puso su mano izquierda por dentro apoyando claramente su muñeca en mi pecho izquierdo, eso para mí fue demasiado, me faltaba el aire, estaba como loca.

Entonces me armé de valor, pasé

mi brazo derecho por encima de su hombro y coloqué mi mano sobre su pecho, estaba durísimo y su pezón más duro aún, a esas alturas ya estaba descontrolada…

Después seguimos una encima de la otra haciéndonos las dormidas, con miedo a darnos la cara, aunque más bien era yo la que tenia miedo y fue mi Marta la que me sacó del armario ese 15 de Agosto de hace dos veranos, haciéndome gozar como nunca en mi vida.

Ahora vagabundeo por los chat, donde mi nicks es siempre ESTHER45, y muchas veces he contado lo que me pasó ese día, creo que a partir de ahora lo podréis leer aquí.

Los chat se han convertido en mi mejor terapia y me gusta hacer todo lo que en la vida real no me atrevo, un beso…"

Autor: Esther45

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *