Un formidable trío

¡Comparte!

Laura soltó un suspiro que denotaba lo caliente que seguía. Sofía me seguía mamando la verga de maravilla, pero yo estaba allí para comerme el culito de Laura y esa idea fija no se apartaba de mi mente. Pero pensé en tener un apetitoso aperitivo antes de la gran cena, levanté a la nena, la puse de cara al culo de Laura para que se lo coma y de paso lo lubriqué y empecé a follármela por atrás.

Estaba cansado pues ya eran varios los días fuera de casa, pero al menos sabía que cuando llegara me encontraría con Laura para cenar. Les describo a Laura, 1,68cm, delgada, rubia con un culito muy apetecible y unas tetas normales más bien pequeñas. Es separada, con una hija y vive en las afueras de la ciudad.

Nos habíamos conocido un par de años antes en el trabajo y si bien en ese momento ella estaba de novia, la atracción fue mutua y lentamente nos fuimos acercando hasta que compartimos un par de noches.

El tiempo pasó y su noviazgo también, yo cambié de trabajo y de ciudad y no la vi durante un par de años. Un día previo a mi viaje me llamó para ver como estaba y me dijo de quedar “pues tenía muchas ganas de verme”. Yo sin imaginarme lo que finalmente pasaría, le dije que casualmente iba a su ciudad y que cenaríamos cuando llegara.

Llegué con un poco de retraso y ella ya estaba esperándome en el bar del restaurante tomando cava. Como siempre atractiva y sensual, con falda y blusa. Nos saludamos y al poco tiempo nos hicieron pasar al restaurante.

Elegimos nuestra comida con normalidad junto con un vino y empezamos la charla. Nos contamos todo lo que había pasado en los últimos anos, ella habló de su ex-novio, de su frustración con él y de que no estaba en pareja desde hacía más de año y medio. Conociéndola, internamente imaginé cual era su intención para conmigo, pero como es una mujer muy apetecible, no vi obstáculo alguno.

En esa dirección siguió la cena, más vino, primeras caricias y confesiones como “extraño sentirte” o “extraño tu perfume” y un par de besos tímidos al principio, pero más extensos luego. Seguía cansado, pero la adrenalina estaba subiendo y cuando ella se paró para ir al baño y se fue moviendo su figura, dije: no puedo dejar de comerme ese culito.

Cuando regresó, pedimos la cuenta y para sorpresa mía cuando le dije de ir a su casa, me sugirió mejor un café para tomar algo, pues en su casa estaban su hija (pensé que la dejaría en la casa de su hermano, como hacíamos antes) y su prima de 22 años que estaba cuidándola.

Imaginé perdido el tema, pues en mi hotel estaban todos mis compañeros de trabajo y no deseaba publicitar el tema. Nunca deseo mezclar trabajo y placer, sobretodo cuando la compañía paga. Algo frustrado fui con ella a un pequeño café cercano a su casa. Pedimos algo y aprovechando la oscuridad nos morreamos y tocamos bastante.

Yo deseaba follármela ahí mismo, pero ella empezó con excusas y que lo dejáramos para los próximos días, que arreglaría algo para estar solos. Intenté convencerla manoseándola un poco, pero se resistía. Entonces pensé que la mejor forma de hacerlo sería con algo más de alcohol de por medio y le sugerí ir a su casa a tomar una copa de cava y terminar la velada con un café.

Obviamente accedió, creo que ella deseaba lo mismo: ser follada y subimos a su piso. Cerramos las puertas de los pasillos y quedamos libres entre el salón y la cocina. Tomamos un par de copas de cava, seguimos con el morreo y las caricias y cuando intenté follármela nuevamente me dijo que no, que estaban su hija y su prima. Caliente como un toro, le dije entonces que mejor preparara un café así me iba.

Cuando se levantó y vi nuevamente su culo, se mezcló un sentimiento de calentura y frustración que me decidió a follármela quisiera o no, y yo estaba seguro que ella quería.

La seguí a la cocina y la abracé tiernamente por detrás, se recostó en mi y le magree las tetas y levanté su pollera, en ese instante le di un par de dedos para que me los sobe y mantenga ocupada su boca y de un solo movimiento saqué mi verga y la ensarté de un golpe. Ella dio un salto y trató de zafarse, pero la retuve y le dije al oído, esto es lo que estás buscando hace tiempo, déjate llevar y disfruta. Me miró y me dijo que si, pero que no hiciéramos ruido para que las chicas no se enteraran.

Seguimos de espalda y la penetré salvajemente durante un rato largo hasta que ambos nos vinimos sin gritar, pero haciendo algo de ruido. Por eso decidimos ir al salón ya que queda más alejado de las habitaciones. Me senté en el sillón, ella lo hizo arriba mío y me cabalgó duramente mientras yo le pellizcaba los pezones, se los mordía y le metía un par de dedos en el culo.

Si bien tratábamos de hacer poco ruido nuestros gemidos se debían oír en toda la casa y así fue pues cuando la giré para que quedara con el culo en pompa sobre el sillón y pudiera clavársela por ese agujerito tan rico vi una figura en la entrada del salón, era su primita de 22 años que era realmente otra mujer hermosa: algo más baja 1,65cm, pero con un culo y unas tetas de película.

Al ver a su prima, Laura se sobresaltó e intentó explicar algo, pero imagínense la imagen que Sofía, tal era el nombre de la primita, tenía ante sus ojos: Laura con el culo en pompa en el sillón y yo con la verga al aire súper crecida lista para ensartársela en su agujerito.

Sofía, estaba indecisa, pues no decía nada, pero no dejaba de mirarnos con ojos bien grandes. Estaba con ropa de cama muy ligerita y transparente por lo cual se le notaban sus hermosos pezones bien erectos. Eso mismo me indicó que la nena tenía ganas de participar también y como nadie decía nada, opté por agarrarle la mano, traerla hacia nosotros y dejarle tocar mi verga.

Laura me dijo instintivamente no, pero Sofía le contestó, tranquila creo que podemos pasarla bien los tres, ¡inmediatamente empezó a mamarme la verga como si fuera un helado! Yo flipaba pues la nena sabía lo que hacía y jugueteaba con la punta, me daba mordiscos y se la tragaba entera.

Y más flipaba cuando la escuchaba decir, que linda verga tenés papito, ¿así que le querés romper el culo a la puta de mi prima? Ya era hora, pues la muy guarra se viene tocando hace días pensando en vos y yo quería saber si tu verga valía la pena tanto trabajo previo o era calentura de la muy puta.

Entre el alcohol y la sorpresa Laura no hacía nada más que mirar sorprendida la situación con el culo en pompa desde el sillón, temiendo que no siguiera me estiré para meterle un par de dedos en el culito y otro par en su rajita.

Allí pareció olvidarse de todo y soltó un suspiro que denotaba lo caliente que seguía. Sofía me seguía mamando la verga de maravilla, pero yo estaba allí para comerme el culito de Laura y esa idea fija no se apartaba de mi mente.

Pero pensé en tener un apetitoso aperitivo antes de la gran cena, levanté a la nena, la puse de cara al culo de Laura para que se lo coma y de paso lo lubriqué y empecé a follármela por atrás.

Al mismo tiempo que la penetraba Sofía tiraba su cuerpo para atrás a fin de que mi verga llegara más profunda y mientras tanto le comí el coñito y el culito a su prima. Con esta imagen no tardé en correrme y llenar el culo de la nena de semen que cuando saqué la verga le corría por las piernas.

Me desplomé en un sillón, y mientras me recuperaba las primitas se montaban una 69 de película que no hizo más que calentarme y ayudarme en la recuperación. Como no deseaba interrumpir ese espectáculo me puse cerca de la cara de Laura y el coñito de Sofía y repartí atenciones, dejando que la Laura me la chupara y metiéndosela en el coñito a Sofía…

Mientras Laura me decía, cabrón, te gustó, tengo que ir a despertar a mi hija, darle el desayuno y esperar el micro de la escuela, hizo una pausa y agregó…después seguimos, ¿no? A lo que Sofía le respondió, claro, mientras tanto, nosotros te esperamos en el dormitorio principal…

Miré a la primita y me di cuenta que la pasaría muy bien durante la espera y cuando Laura se paró para arreglarse y vi ese hermoso culo nuevamente, comprendí que la pasaría muy bien luego también.

Autor: Gemi dos

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.