UNA NOCHE MAS

¡Comparte!

Bueno comienzo con la presentación mi nombre es Dana y el de mi ex novio y ex amante es Rafael; ambos nos conocimos en la preparatoria (soy mayor que él 7 meses).

Resulta que compartíamos el mismo grupo de amigos; y un día de esos tantos en que fuimos a ver una película al cine, entre nuestras pláticas resultó una muuuy sensual… las cosas empezaron de mi parte al dirigirle una pregunta a él: ¿me quieres? Su respuesta fue: sí. Yo no quedé conforme y lo repetí una y otra vez… llegó el momento en que le dije que si me quería tanto como decía que me lo demostrara… y así fue: aquello se convirtió en una orden para él y comenzó a besarme y acariciarme, aclaro que ese fue mi primer beso y el más maravilloso de mi vida, me puse amarilla, blanca, en fin de mil colores… él igual.

Una semana después nuestra amistad pasó a el siguiente escalón… se me Declaró y comenzamos a ser novios…

Esta relación duró aproximadamente 9 meses, en los cuales nuestra relación de novios había subido poco a poco de tono, sin embargo admito que a mi eso me daba muuucho miedo, él me besaba con una lujuria, con unas ansias locas de poseerme…

Nuestros encuentros eran maravillosos, los mejores eran cuando sobre la avenida ya entrada la madrugada, él se detenía en un lugar apartado y oscuro solo para observarme y besarme… comenzaba poco a poco a bajar su tierno beso hacia mis pechos donde se perdía en la unión de ellos estremeciendo su boca y nariz contra ellas, mientras yo le acariciaba su espalda, su cabello, sus orejas… y dejaba emitir un quejido taaan excitante que me hacía vibrar… sus manos me tocaban toooda y poquito a poco sentía como su otra mano entraba en mis jeans y esquivaba mi ropa interior hasta llegar a mi monte donde se deslizaba hasta su atrio húmedo… en cuanto sentía que llegaba ahí yo inmediatamente me apartaba y con una sonrisa tierna le decía… ¡¡por favor, vámonos!!

El vive lejos de mi casa, aproximadamente a 40 minutos y tiene que manejar por carretera para poder llegar… a pesar de eso se conformaba con lo poco o mucho que yo le daba sin darme una queja alguna.

Al pasar el tiempo, la relación decayó… teníamos que entrar a la universidad así que decidimos terminar nuestra relación. El destino, la suerte o el azar nos llevaron a la misma universidad, misma carrera, y misma aula.

Para entonces ambos teníamos una pareja estable, sin embargo él me insistía, me buscaba, me llamaba, fue durante un año…y teníamos encuentros fugaces encuentros: solo besos apasionados, caricias excitantes, miradas con deseo.

Un año después, en una fiesta de día de brujas del grupo de amigos de la facultad nos pusimos a beber… a fumar, comenzamos con nuestros bailes sexys entre mujeres… y claro no faltaba el apuntado que te agasajaba mientras bailaba… él se ponía súper celoso y les decía que me dejaran en paz. Llegó el momento en que nadie se me acercaba para no tener problemas con él. Tomamos muchísimo… llegué a mi casa a las 6am.

Eran las 10am y suena el teléfono de mi casa… me dice que está afuera esperándome que por favor le abra para platicar… yo toda adormecida aún por el alcohol bajo en pijama (bermudas y playera sin ropa interior, cabello suelto y largo) abro la puerta principal y me dirijo hacia el salón. Él entra y cierra con seguro por dentro y se dirige hacia donde estoy yo. Comienza a decirme molesto que si disfruté la noche anterior, a lo que respondo que sí… que la pasé genial. Su cara fue de asombro y su respuesta fue: está bien, pero ahora lo vas a disfrutar más.

Me tumbó sobre el sofá, apartó el cabello de mi cara, se montó en mí y comenzó a besarme intensamente, lo sentí temblar del coraje que le albergaba, me tomó firmemente entre sus piernas y brazos y dejó anclar su lengua en el fondo de mi pequeña boca hasta satisfacer sus deseos. No me dejaba hablar, yo intentaba quitarme, pero sus fuertes manos y su bien reportado soldado me impedían hacer un esfuerzo por separarme… la verdad me había encantado ese contacto, sentirme cada vez más temblorosa, empapada de sudor, de deseos de que me tocara mi cosita… p

ero a la vez era un miedo terrible saber que por primera vez iba a tener sexo… NO… Eso no podía ser.

Era una mezcla de sentimientos los cuales me tenían muuy confundida. A pesar de eso comenzó a desnudarme poco a poco (que no le costó mucho trabajo), yo comencé a desabrocharle la bragueta y quitarle su playera, su cuerpo caliente me incitaba a desearle más… me recostó con cuidado y se puso sobre mí, comenzó a besarme, bajó hasta mi ombligo donde jugó un rato, bajo mucho más… jugó en mi vientre, con sus dedos fue explorando hasta encontrar mi clítoris; el cual en cuanto lo encontró con sus dedos se abalanzó y lo tomó con sus labios y comenzó a succionar; no sé lo que sentía, era un dolor, pero a la vez era un gusto enorme que deseaba que no terminara, comencé a gemir despacio y continuamente hasta terminar en un grito exclamativo lleno de placer y satisfacción; en ese momento yo no sabía que era eso… tanto que llegué a tener mucho miedo y pensar que me había lastimado, después de una breve plática él me explicó que aquello había sido el orgasmo del cual tanto hablaban.

Es decir, que había tenido mi primer orgasmo sin que me penetraran ¡¡wow!!… en seguida se colocó encima de mí y me penetró con fuerza… Sentí un dolor horrible, pero una vez adentro no me importó y quería más… y más… y más… hasta que entre gemidos, besos, caricias, y después de vernos a los ojos solté unas lágrimas, no sabía si por tristeza , alegría o simplemente porque el amor de mi vida me estaba penetrando sin piedad. El sin dudarlo se vino dentro de mí y quedó tumbado al lado mío.

Desde entonces han pasado 2 años y seguíamos haciéndolo hasta hace 4 meses, que después de un retraso y un gran susto pensé que estaba embarazada, a partir de ahí, decidí no hacerlo más por mi bien y por el de nuestras parejas.

Autor: Lorena

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.