UNTRIO DE PELICULA

¡Comparte!

Esta era una ocasión en que había invitado a una chica con la que salía desde hace un tiempecito a salir de nuevo

Planeamos el día la hora y todo estaba bien hasta que al momento de recogerla me encontré con la sorpresa que no venia sola, pues estaba acompañada de una amiga de ella, una hermosa morena, de ceñida cintura, unas piernas de arrebato y ni decir del par de hermosas tetas que portaba, alucinaba con solo verle en su entallado vestidito, me causó curiosidad y pensé, ya se me hizo, hoy no me sale nada.

Ambas subieron al vehiculo todo terreno en el que andaba y empezamos a circular por la avenida rumbo a la ciudad puesto que esta chica vive en un sector fuera de la ciudad y yo le pregunto a mi chica ¿y que pasó no que íbamos a salir a tener sexo tú y yo y tu amiguita qué ?, y ella me comenta que su amiga había llegado en esos momentos y que no quiso dejarla sola y se la llevó, que ella iba a esperar en el vehiculo mientras nosotros teníamos nuestra sesión de sexo en una cabaña, dije ok.

Pero sucedió que al llegar a la cabaña seleccioné por equivocación una cabaña ejecutiva con yacuzzi y todo por error y la amiga dijo, yo no me quedo en el vehículo, yo me bañaré en el yacuzzi mientras ustedes están juntos, dije no hay problemas, apagamos las luces y empezamos con los besos y las caricias y a desnudarnos cuando mi chica me dice que su amiga quiere hacerlo conmigo, me sentí asombrado puesto que no tenia la mínima idea de que le gustaba a su amiga y le digo que si ella no tiene problemas yo tampoco..

Ni corto ni perezoso me meto con la amiga en el jacuccy y comienzo a besarla y acariciarla, tenia unos senos preciosos, grandotes y firmes, con un perfume que me encendió aún mas, mordí sus pezones que gradualmente se endurecieron al contacto con mi lengua, su culo era de película, de cachetes durísimos, y la raya se ofrecía tentadora a la lujuria total.

Con un clítoris rebosante, ya húmedo mas que por el efecto del agua del yacuzzi era debido a mi lengua y mis dedos, y le dediqué mi mas rica mamada a ese botón inflamadísimo, muy lenta, gozando de sus labios vaginales, rojos de deseo y de un sabor a gloria, metí en mi boca esos labios, los chupé, me deleité con cada una de sus contracciones, estábamos en las nubes.

Introduje un dedito en su culo cosa que la hizo estremecer y luego dos, entrando y saliendo de aquella cueva ardiente y ella le dedicó especial atención a mi pene, duro erecto como nunca y que estaba a mil por lo que estaba viviendo, no perdió ni un momento en metérselo en su boca y saborearlo como al mas delicioso manjar, su concha recibió a mi pene todo ensalivado, rojo de calentura, estábamos haciendo el amor de una manera bestial cuando siento que me están besando en la espalda y acariciando mi culo.

Era mi chica que estaba en mi espalda acariciando y diciéndome que se sentía muy solita en la cama.

Se integró al trío, yo seguí con la penetración a la amiga e introduciéndole dos dedos mojados con los líquidos de la concha a mi chica en su vagina, masturbándola muy despacio mientras ella mordía la almohada en cada contracción, bañando las sábanas de la cama con sus jugos, mi otra mano acariciaba sus ricas nalgas, consiguiendo subir aún más la calentura que ya tenía en todo su cuerpo

Cuando cambié para mi chica y empecé a hacerle el amor muy rico con una mamada espectacular, sosteniéndola en alto sin depositarla en la cama y mi cabeza entre sus piernas, saboreando el maná que fluía entre sus piernas.

La amiga chupaba mi pene como poseída, quité mi verga de esa ardiente boca introduciéndola en la conchita de mi chica que bramaba ante cada embiste, la vagina de la amiga ya no aguantaba más y la sentí que quería venirse y yo aproveché para explotar dentro de la vagina de mi chica puesto que ya no aguantaba más y no me lo creía, yo por pura casualidad haciendo el amor con dos chicas

sin proponérmelo…, mi semen la inundó por completo y por sus piernas corrían los restos de aquel hermoso polvo…

Alcancé la concha de la amiga y le llené de lengüetazos, hasta que se corrió entre gritos ensordecedores, aprisionando mi cabeza con ambas piernas que temblaban a cada espasmo.

Les cuento que fue de película, le hacia el amor a estas dos chicas sin parar no se de donde saqué tanta energía pero me pasé toda la tarde haciéndolo con una y luego con la otra, al final quedamos todos exhaustos y prometimos repetir otro día. Aunque no se si me atreva.

Pero esos culos me dejaron con muchas ganas de poseerlos…

Autor: Willyjose

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.