De como mi amiga Jennifer me convirtió en una puta como ella

Siempre había sido una chica normal. No tenia un cuerpo bonito y tampoco iba vestida como para que los hombres se sintiesen atraídos por mi. Tenia 32 años y había conservado el mismo novio desde que tenia 14 años. No había probado a ningún otro hombre, ni tan solo un beso. Y con mi novio…bueno…la verdad es que había meses donde ni le hacia una paja. Mamadas? Jamas, eso era de guarras. Y follar? Nada…1 vez al año como máximo.

Pero todo esto cambió cuando conoci a una chica en el bus de camino al trabajo, Jennifer. Ella era la tipica mujer que siempre me había caído mal: cuerpo perfecto (iba todos los días al gimnasio), vestía como una guarra y se llevaba siempre a los tíos cachas. Este tipo de chica me caia mal porque siempre me habían tratado mal, pero ella no, me empezó a tratar bien. A diario nos veíamos en el bus y nuestra amistad mejoraba, a si que me dijo de salir de fiesta un sábado. Como ella vivía cerca de la discoteca, me dijo que ya que estábamos, me podía quedar a dormir en su casa. Se lo comente a mi novio y tan solo me dijo que me lo pasara bien, así que cuando llego el sábado me fui a casa de Jennifer. Cogí mi “ropa de salir”, que eran unos tejanos amplios y un jersey de cuello alto y fui para allá. Cuando llegue me dijo que dos amigos suyos pasarían a buscarnos para ir a tomar unas copas antes de ir a la discoteca, y que nos deberíamos empezar a vestir. Ella se puso un vestido corto (de aquellos que cuando te sientas se te ve el coño), unas medias, un tanga de hilo rosa y unos zapatos de tacón. Yo me tome un baño y me dispuse a coger mi ropa, pero con los nervios…no se que hice que se me cayó toda dentro de la bañera… Al caerse toda dentro grité, con lo que Jennifer entró en el baño. Cuando lo vió, reacciono rapido y me dijo que ella me prestaría ropa. Al verme desnuda, vio todos los pelos del coño, a si que me dijo: “pero para dejarte mi ropa primero te tienes que sacar toda esa pelambrera”. Así que ella cogió una cuchilla y me lo afeito todo. Me sentía un poco golfa, era lo que siempre había criticado..pero me mire y me sentí bien. Después ella me dio ropa de la suya…y me sentí aun mas golfa…de ropa interior me dio unos sujetadores super pùsh-up de color negro, un tanguita de hilo de color rosa, unas medias y un vestido corto. Corto por arriba, por donde me salían las tetas, y corto por abajo donde podía notar el aire por mi coño. Me mire en el espejo y era lo que siempre había odiado…pero me gustaba lo que veía, me notaba muy sexy.

Sin tiempo para mas, los amigos de Jennifer llegaron…como no, eran 2 tios cachas . Y nos fuimos a tomar unas copas. Allí nos reunimos con mas amigos y amigas de Jennifer. Todos siguiendo el mismo patrón. Tíos cachas y tias guarras. Cuando se sentaban les podías ver el tanga a todas. Alli fuimos bebiendo y empecé a notar que los tíos me iban sobando. Al principio pensé en mi novio…pero con el alcohol y los cuerpos de esos tíos…se me iban pasando las ganas de pensar en él. Al cabo de un rato nos fuimos a la discoteca.

Allí uno de los tíos que nos habían venido a buscar en coche me empezó a sobar, pero esta vez al máximo…hasta que note uno de sus dedos entre mi tanga y mi coño, el cual ya estaba empapado…nunca me había sentido así…de mojada y de ganas de que un tío me cogiese. El me cogía por la espalda y yo notaba un gran bulto en mi espalda, lo cual me calentaba aun mas. De pronto note su aliento en mi oreja: “vamos a al coche que me tienes que ordeñar”. Mi calentura subió aun mas y mis pensamientos ya solo estaban en que ese macho me follase.

Al llegar al coche, el se apoyo en el capo y se saco una polla de como 3 veces el tamaño de la de mi novio, y unos huevos gigantes. Yo quede asombrada y tan solo pude arrodillarme..y..por primera vez en mi vida, me meti una polla en mi boca. La empece a lamer como posesa…y le empece a comer los huevos…eran tan grandes..casi ni me me entraban en la boca.  Seguí chupando y me iba calentando mas y mas…mi coño estaba a punto de estallar…a si que me saque la polla de la boca y le suplique: ” fóllame por favoooor”. A lo que me contesto: “Ya te follare en casa de la Jenni, ahora solo quiero que me ordeñes para después poder reventarte el culo”….al decir eso me excite aun mas y le seguí chupando ese enorme falo…hasta que empece a notar abundantes chorros en mi boca (se esta corriendo, pensé)…intente tragármelos..pero no pude..me empezaron a salir por todos los huecos de mi boca…al mismo tiempo note un calambrazo en mi coño y note como si me hubiera meado. Me quede allí arrodillada en el suelo..mientras el escondió su hermosa polla y me dijo que volvíamos dentro..que la fiesta aun no había terminado.

Al llegar a la discoteca fui al baño a secarme los rastro de semen que tenia por mi escote, pero vi que había manchas en mi vestido que no se podía limpiar. Nunca me había sentido tan puta, pero tan bien a la vez. Allí en en lavabo me encontré con Jennifer: “Vaya, veo que ya has conocido a Johan…la tiene grande eh…ahora nos vamos hacia mi casa, que ya es tarde”. Que cabrona…ella lo sabia todo…sabia que caería en manos de Johan….

Nos fuimos al coche Jennifer, yo, Johan y el otro chico (Anthony). Los chicos se pusieron en los asientos delanteros y nosotras atrás. Nos ordenaron que nos sacásemos los tangas y que se los diésemos, y así lo hicimos. Los cogieron y los guardaron en la guantera, la cual estaba llena de tangas…serán de otras noches pensé…. Al llegar a casa de Jennifer, ella se fue a su habitación con Anthony y yo a la mía con Johan…estaba ansiosa para que me follara…

Se quito la ropa  y se estiro en la cama. Pude ver perfectamente sus músculos…y esa polla…ya estaba otra vez tiesa….

“Vamos…a que esperas” me dijo, y me puse a chupársela otra vez…me encantaba tenerla en mi boca. Mientras el empezó a manosearme (por fin!! pensé)..empece a notar sus dedos cerca del mi coño…pero cambio de dirección y se fue a por otro hueco…por el culo.

De repente dijo: “Creo que no te voy a follar por el coño hoy…” Se me quito de encima y me ordeno que me pusiera de cuatro patas…estaba tan caliente que le hice caso…no me hubiera imaginado nunca en esa posición de sumisión. De cuatro patas y con un tío dándome ordenes. De repente note su capullo en las puertas de mi ano….tenia miedo…pero al mismo tiempo estaba tan caliente….de repente lo note “aaaaah” note un enorme cuerpo dentro de mi ano, empezó a moverse lentamente y el daño empezó a desaparecer…hasta que se convirtió en placer…el iba incrementando el ritmo…”te gusta eh, zorra” me decía….”siiii, me enantaaaa…follame follame por favoooor” y siguió yendo mas rápido….hasta que note un liquido calentito dentro de mi… y él cayo sobre mi cuerpo…los dos quedamos tumbados en la cama boca abajo.

El me dijo: “aaah…si…desde que Jennifer me contó que venias y me enseño tu foto..ya tenia ganas de darte por el culo para que vieras lo que es la vida de una autentica guarra”. Pero yo casi ni lo escuche…tenia la sensación de tener el ano muy abierto..pero tenia el coño a punto de estallar…quería que me follase!!!! Después volvió a hablar: “Imagino que tendrás el coño pidiendo a gritos que lo folle, pero tendrás que esperar. En chicas como tu yo solo pongo la polla en su boca y en el culo, no en el coño. Si quieres que te folle de verdad tendrás que tener un mejor cuerpo, tendrás que ir al gimnasio….comprarte ropa bonita…ya se que la de hoy te la presto Jennifer…hasta que no seas una chica como las del grupo que has visto hoy…solo te la meteré por el culo. Todas ellas eran como tu, y míralas ahora en que las hemos convertido. A si que ya sabes…a pedirle dinero a tu noviete y a hacer todo eso. Jennifer ya me ha dado tu numero de teléfono, te llamare una vez a la semana para que quedemos y vea si te tengo que dar por el culo o ya puedes tener el honor de que te meta mi verga por el coño”. Después de decir eso se levanto, se vistió, salio de la habitación y oí como llamaba a Anthony para irse. Yo me quede dormida con el semen de Johan saliendome del culo.

A la mañana siguiente me levante y salí de la habitación cojeando por como Johan me había dejado el culo. Al salir me encontré a Jennifer que ya se había levantado: “ahora ya conoces a fondo a Johan, imagino que te habrá convencido….yo antes era como tu, pero los conocí y ahora soy mas feliz. Para empezar, ponte esta ropa interior para volver a casa, encima te puedes poner tu ropa normal, ya esta seca. Por tu novio no te preocupes, seguro que ni se entera”. Era un pequeño tanga de hilo un sujetador, ambos de color amarillo. La tela era tan fina y transparente que era como si no llevara nada.

Cuando me lo había puesto me dijo: “Ahora agáchate, ya veras que gustito”. No entendía nada, pero me agache, con lo que el hilo del tanga me rozo el ano…y….mi coño volvió a empezar a chorrear…y mi ano pedía ser perforado una vez mas…Jennifer dijo: “Johan estrena los culos como nadie eh! jajaaj Tranquila que te la seguirá metiendo por ahí aunque seas como una de las chicas del grupo. Mañana quedamos y nos vamos de compras y a apuntarte al gimnasio”. Asentí con la cabeza y apreté fuerte las piernas, ya que aun llevaba todo el calenton encima…no sabia como me lo iba a quitar de encima…ya que no creo que mi novio fuera capaz de saciarme.

Allí note que mi vida había cambiado…pero necesitaba mucho esfuerzo para llegar a donde quería…tener a Johan dentro de mi coño.

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Un comentario

Dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *