Dos borrachos nocturnos (y yo)

Hola, mi nombre es Nico, soy de Argentina, tengo 23 años y quería contarles lo que me sucedió ayer volviendo a casa…(sí, es mi primer relato!!!)

Volvía de la casa de unos amigos que queda en el barrio de Chacarita, en Capital Federal (Bs As). Sinceramente, venía bastante mambeado ya que con mis amigos había tomado bastante cerveza y hasta fumamos algo de marihuana, por lo cual, no me encontraba en un estado normal. Encima, cuando yo estoy así, suelo excitarme bastante y muchas veces espero encontrar a alguien para cojer.
En fin, llegando a la parada del colectivo, que queda enfrente de la estación de trenes, doblo en una esquina y había sentado dos hombres maduros (cosa que me encannnnta) y bastante borrachos…Cuando paso por al lado de ellos, escucho que uno le dice al otro que contestó sólo riéndose: “Mirá al gordito este…¿buen culo, no?” -Sí, jamás aclaré que soy gordito, pero bueno, después les iré contando en detalles…-. Al escuchar esto, sigo caminando pero giro para mirarlos. En ese momento, se ríen y el que antes reía dice: “Seee jaja tiene buen culo y encima parece que le gusta la pija, mirá cómo se dio vuelta para mirarnos jajaja”.
Imagínense cómo me puse…seguí caminando hasta la parada del colectivo que estaba a sólo unos metros mientras en la cabeza me daba vueltas la idea de que alguno de los 2 borrachos (o al menos uno) se me acerque y me levante para ir a cojerme…
Pasaron 10 minutos y el colectivo no venía…de repente, me doy vuelta y veo que los borrachos ya no estaban sentados ahí, asi que ahora en lo único que pensaba era en llegar a casa para hacerme una buena paja y sacarme la calentura.
Pasan otros 10 minutos y siento que alguien me habla…me doy vuelta para ver quién es y era uno de los 2 borrachos! Me dice: “Hola bebé, soy Enrique. Quería pedirte perdón por lo de recién porque capaz no te gustó jeje”. A lo que le respondí, “no, todo bien che, no hay problema…”. Él me repregunta: “¿Cómo te llamás?”. “Nico”, le digo yo. “Bueno, un gusto Nico…¿que andás haciendo por acá? Yo estaba con mi amigo tomando unos vinos en el bar de la esquina y la verdad que me aburrí bastante, por eso te vine a hablar jeje”.
Entre risas, nos pusimos a charlar en la parada del colectivo (que seguía sin llegar), me dijo que tenía 56 años y su amigo 60, que por eso se aburrió con él, porque le gusta pasar el rato con gente más joven…Al toque, me di cuenta que me estaba tirando onda y salió el tema del sexo porque le pregunté si no había mujeres en ese bar. Entonces, Enrique me dijo que a él le daba lo mismo, por eso me había “piropeado” la cola cuando pasé. En ese momento, me reí y al mismo tiempo me calentó bastante estar hablando de esto con un extraño, no voy a negarlo…
Al toque, Enrique me dijo: “Bueno, vamos al grano bebé, ¿querés que te coja?”. Mi respuesta es más que obvia, pero no sabía dónde, asi que le dije que si él vivía cerca. Me dijo: “Sí, vos seguime…”.
Cruzamos la avenida donde yo esperaba el colectivo y fuimos a una especie de callejón que tiene a un lado la estación de trenes de Chacarita. A mi me dio un poco de temor y él se dio cuenta, asi que me dijo: “Tranquilo che, acá vengo siempre cuando me levanto a algún putito como vos o por ahí tengo suerte y me traigo a algún travesti. Tengo todo arreglado con el sereno del ferrocarril porque es amigo”.
Bueno, hicimos unos metros en ese callejón y nos escondimos en un recobeco que había a un lado. Enrique me dijo: “Bueno gordito, empezá chupándome la pija que tengo una calentura terrible”. Entonces me arrodillé, le desabotoné el pantalón, bajé el cierre del jean y le saque la verga. Ay…cómo describir el olor a pija que tenía ese hombre…me recontra calentó!!! En cuanto se le paró se la empecé a chupar como un desesperado…él me decía: “Sí putito, chupala toda así me queda mojadita para romperte el culo…”.
Estuve chupando esa hermosa verga de unos 20 cm de largo y 4 de grosor, más o menos, durante 5 minutos y enseguida me pidió el culo. Entonces, me di vuelta y me bajé el pantalón y el boxer, pero no, Enrique me exigió: “No bebé, te quiero TODO desnudito…”. Yo con la calentura que tenía le hice caso al instante y me saqué todo (de la cintura para abajo) pero él insistió: “Cuando digo TODO es TODO ¿o no entendés putito? Te voy a coger como a vos te guste, pero mostrame todo”. Ni lo dudé, me puse en bolas completamente (a excepción de las medias, ya que el piso estaba bastante sucio). Uf, Enrique se puso como loco al verme desnudo…les comento, soy de tez blanca, lampiño, tengo algo de tetitas porque como les dije antes, llevo mis kilos de más, pero el culo lo tengo bastante parado, porque desde hace un tiempo voy a un GyM.
Ahí nomás, Enrique me puso de espaldas, se agachó para chuparme el culo, me empezó a meter 2 dedos y enseguida me dilaté para su poronga. Sin más preámbulos, me empezó a culear así, mientras me decía cosas como “que gordito putito hermoso que sos, me volvés loco”, y a la par me daba palmadas en los glúteos y me apretaba los pezones con fuerza.
A medida que me cogía, esas palmadas eran cada vez más intensas y el trato de él sobre mi era más duro. Me insultaba y me decía “ahora te voy a hacer todo lo que quiero putito de mierda”. En ese momento, a mi esas palabras me volvían loco…
De repente, aparece el otro borracho amigo de Enrique con un cartón de vino en la mano (sí, estaba recontra borracho el tipo) y le dice: “Ey pelotudo, avisá si encontraste un putito para coger” y saca su verga al aire y se acerca. Ahí, Enrique me sacó la verga del culo y me dijo: “Bueno putito, ahora nos vas a sacar la leche a los dos, arrodillate y chupá como una buena puta, dale”.
¿Si hice caso? Por supuesto, estuve unos apenas 5 minutos chupándole la pija a ambos borrachos y me tiraron toda su leche en mi cara y en mi pecho. Algo tragué, pero el resto me lo tuve que limpiar como pude con mi propia ropa…

En fin, esta experiencia no la voy a olvidar jamás porque es lo más loco que me pasó en mi vida, asi que por eso decidí unirme a Marqueze y contárselas.
Espero que les haya gustado, chau!

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Un comentario

Dejar un comentario
  1. ¡Hola Nico! Te felicito por el relato y por la experiencia jejeje Me gustó y me calentó y… me hizo acordar mucho a cosas por el estilo que me sucedieron. Espero que cuentes más de tus experiencias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *