Mi esposa cristina, borracha, se comió dos vergas

Parejas liberales, Infidelidad consentida, Todos contra una. De Como acabó la fiesta.

Cristina estaba divirtiéndose de lo lindo bebía bailaba y platicaba con el que se le acercara y como el jardín donde estaban bebiendo estaba a media luz, cristina se estaba desplayando al máximo, hasta que después de un rato, se vio rodeada por dos chicos, ambos se veían bastante jóvenes, y era obvió las nalgas de cristina y su actitud de mujer fácil, había sido el principal gancho para esos dos chicos, así que durante las siguiente horas, no la soltaron para nada, se la llevaron a una banca que estaba casi al fondo del jardín y únicamente se la iban turnando para bailar y llenarle su vaso cada vez que ella lo pedía, yo por mi parte permanecía dentro de la casa, pero desde donde estaba podía ver perfectamente casi todo el jardín, pero no le decía nada y como les mencione al principio, el jardín estaba a media luz y nadie notaba mi presencia, y para serles sincero estaba esperando a ver en que momento aquellos muchachos comenzaban a cortejarla, pero parecía que los chicos no se decidían, ya que para mi sorpresa ninguno se acercaba mas de lo debido a ella, vaya..!! ni siquiera intentaban manosearla o rozarle un poco las nalgas o las piernas, eso me estaba ya desesperando un poco, quería ver a cristina comportarse como lo que era, una puta, hasta que de pronto cuando uno de los chicos se levanto de la banca cruzo el jardín y fue hasta la cocina, tomo una botella de ron y comenzó a llenarle su vaso me acerque a el y con el pretexto de pedirle un poco de ron le comencé a decir

– esta buena la fiesta verdad….

– bastante…

el chico terminó de llenar el vaso de cristina y después me sirvió a mi, así que le volví a preguntar,

– ustedes ya agarraron una buena acompañante verdad..??

El chico rió y me dijo,

– bueno…. está de muy buen ver, tiene unas nalgas, que la verdad si están de llamar la atención y además es muy platicadora y bailadora, pero a ver si al rato afloja…jajajaja….

Era el momento para intentar animarlos a que hicieran algo con ella,

– huuyy mi amigo no la conoces…ella vive a unas cuantas casa al lado de la mía y déjame decirte que es de cascos livianos, de seguro la convencen y uno de ustedes será el afortunado….

Al chico se le iluminó el rostro al escucharme y me dijo

– en serio..??

– claro… solo es cuestión de hacerle mas platica y darle un poco mas de beber y solita afloja..

El muchacho se me quedo viendo y me dijo,

– tu crees que nos quiera aflojar a los dos..??

Cristina se podía acostar con ellos y hasta mas, pero no quise echar a perder las cosas los dos chicos eran muy jóvenes y se podían alocar, así que le dije,

– platica más con ella y me dices

el chico terminó de servir y se fue de nuevo al patio y pude ver que de inmediato jalo a su amigo del brazo y le comenzó a decir algo al oído y después de unos segundos ambos comenzaron a reír, ya les había metido la espinita, ahora solo faltaba esperar,

Después de un rato el jardín ya se había vaciado y en la casa quedaba poca gente, solamente se escuchaba la música, que venia de un par de bocinas y todo seguía a media luz y para ese momento cristina estaba ya un poco mas ebria e intento levantarse pero le fue imposible, ya que de inmediato se fue de lado cayendo sobre uno de los chicos, el cual la sujeto durante unos instantes mientras se le quedaba viendo al otro, era obvio los dos chicos no iba a dejar pasar esa oportunidad, una mujer de cascos livianos y ebria, era demasiada tentación, así que el que la estaba cargando la comenzó a llevar a una parte mas al fondo del jardín mientras su amigo los seguía despacio, me pare de donde estaba y los fui a seguir, los chicos se la habían llevado a otra banca hasta el fondo y la habían sentado, cristina de lo ebria que estaba había quedado completamente desparramada en la banca y su cabeza estaba hacia un lado, mientras que ambos muchachos estaban parados frente a ella, como les comentaba hace unas líneas, era demasiado para ellos, pensé que la iban a dejar asi o la iban a despertar pero no, uno de los chicos se acerco a ella y le dijo al otro,

– pues vamos a aprovechar, de mínimo le pasamos la verga por la cara

y diciendo esto, se paro frente a ella, se bajo el cierre, saco su miembro y después subió sus rodillas a la banca, la tomo del cabello y comenzó a frotar su verga en la cara de cristina, ella al sentir el jaloneo intentó moverse pero debido a su estado le fue imposible, aquel chico pasaba su verga por todo el rostro de cristina, la frotaba contra sus mejillas, su frente y su boca, mientras que su amigo, solo contemplaba la morbosa escena,

– abre la boca putita, solo quiero que me la chupes un poco..

Pero cristina no dejaba de moverse o al menos lo intentaba, pero era inútil, cristina de lo ebria que estaba, solo movía su cabeza de un lado a otro y el chico no cesaba de pasar su verga por todo su cara,

Para ese momento yo ya tenia una fuerte erección, no creía que mi esposa estaba siendo sometida por dos muchachos, hasta que después algunos minutos, cristina dejo de manotear y claramente pude ver como abría su boca, el chico al ver esto, exclamo

– mira… ya esta cediendo la puta..!!

La sujeto más fuerte del cabello y pude ver como lentamente la verga del muchacho iba desapareciendo dentro de la boca de cristina, aquel muchacho no se detuvo hasta que su pelvis choco con la cara de ella,

– y vez putita como si te la tragas toda…jajajaja..

Cristina se mantenía quieta, sus ojos estaban completamente abiertos y comenzaban a lagrimear, después de unos segundos el chico comenzó a mover su cadera de atrás hacia adelante,  podía ver como la verga del muchacho entraba y salía de la boca de ella sin nada que lo detuviera,

– si así….aaaaa….ya vez, por estar de puta…ahora abre bien tu boquita

el chico introducía su verga hasta que su pelvis chocaba con la cara de ella y después la sacaba lentamente, mientras la sujetaba del cabello, durante varios minutos estuvo haciendo lo mismo, el rostro de cristina ya estaba completamente rojo, y varios hilillos de saliva escurrían por la comisura de sus labios, hasta que de pronto se retiro de la boca de cristina comenzó a masturbarse y le lanzo varis chorros de semen que se impactaron justo en la cara de ella, acto seguido la soltó y se bajo de la banca, pero esto aun no terminaba rápidamente el otro chico tomo su lugar, y sujeto a cristina por el cabello y este también comenzó a pasar su verga por la cara de ella,

– mira como me pusiste de caliente la verga mamacita….

Cristina no se movía, únicamente dejaba su boca abierta, el chico se estaba dando vuelo con ella y al igual que el otro, pasaba su verga por todo el rostro de ella y hasta le daba ligeros golpecillos con su glande en sus mejillas,

– a ver cristina, abre bien la boca,

Cristina le hizo caso y abrió lo más que pudo su boca y el muchacho comenzó a meter lentamente su verga, pero ahora cristina si comenzó a moverse, supongo que la verga de este otro era mas grande que la de su amigo, y le estaba costando trabajo tragársela, pero esto al muchacho no le importo ya que de un golpe se la metió toda, cristina comenzó a respirar agitadamente y sus ojos ya estaban completamente llenos de lagrimas, pero esto no le importo al muchacho ya que la sujeto con ambas manos del cabello y a diferencia del otro, este no saco su verga, únicamente comenzó a mover su cadera de forma circular,

– no te la voy a sacar putita, mejor relájate..!!

Las mejillas de cristina se comenzaron a inflar, el rimel se le había corrido por completo y sus ojos se abrían y se cerraban cada vez que intentaba respirar, en verdad se veía que le estaba costando trabajo tragarse aquella verga, pero el chico no despegaba su pelvis de la cara de ella, al contrario cada vez que ella intentaba respirar el la pegaba mas a su cuerpo y continuaba moviéndose,

– bien putita pasa tu lengua por mi verga….aaaa..siiii…así

Después de algunos minutos cristina comenzó a hacer horcadas, el chico al ver que cristina ya estaba mal, al fin saco su verga, cristina al sentirse liberada tomo varias bocanadas de aire y escupió un par de veces, era obvio que había tenido suficiente, pero aquel muchacho no iba a cesar hasta venirse asi que le dijo a cristina,

– toma aire, por que te la voy a meter de nuevo,

Para mi sorpresa cristina asintió con la cabeza, tomó aire un par de veces y se volvió a acomodar, el chico al ver eso, la tomo de nuevo por el cabello y volvió a meter su enorme verga, primero hasta el fondo y después comenzó a meterla y a sacarla, hasta que después de unos minutos la pego completamente a su cuerpo, cristina hizo un intento por despegarse pero fue inútil, el chico se estaba viniendo dentro de su boca, después de unos minutos se salio por completo froto su verga en la cara de ella limpiándose y después le dijo,

– gracias por las chupadas putita

y ambos chicos se fueron inmediatamente, cristina cayo de rodillas tosió un par de veces y espere a que se levantara y también me fui a casa, espere a que cristina llegara, pero no le dije nada, a la mañana siguiente, le pregunte que como le había ido y ella solo me dijo,

– si te contara

y se metió a bañar ….

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *