LA VIRGINIDAD DE MI SOBRINA

Todo ocurrió hace seis meses en mayo, el sexo es tan hermoso que nos depara cada sorpresa y solo esta en nuestras manos tomarlo y disfrutarlo.

Les cuento que asistí con mi esposa al cumpleaños de su sobrina Lorena una muñeca de 18 años pero que en realidad aparenta más de 19, con un cuerpo fenomenal, solo de volver a recordarla se me erecta el pene nuevamente.

Aquella noche fue una de las más excitantes y todo empezó cuando nos acercamos para saludarla quedé impactado llevaba un vestido color melón con un escote que nos dejaba apreciar parte de sus enormes pechos, ella sonriente nos recibe con un beso en la mejilla y no pude resistirme y le manifesté lo hermosa que estaba ella solo atinó a reír nuevamente y darme las gracia por el cumplido. Durante toda la fiesta no deje de mirarla pero disimulando para que mi esposa no se sintiera mal, parece que los tragos hicieron efecto en mi esposa por lo que decidió recostarse un rato en la recamara de su prima, así la llevé y la dejé acostada. Cuando regresé a la fiesta allí estaba ella Lorena bailando como una diosa y así terminó de bailar y acercó a mi lado, me preguntó por su tía y le dije se quedó reposando un rato. ¿Y tu no bailaras?, me preguntó le dije, si, solo acepto contigo, me miró y sonrió nuevamente, la tomé de la mano y a bailar, cada vez que podía la pegaba a mi cuerpo sentía la calentura de su cuerpo y su aliento tan tibio y fresco, yo solo atinaba a mirarla y ella solo sonreía.

Eran casi las 12 de la noche y los muchachos se pusieron de acuerdo para irse a una discoteca y grande fue mi sorpresa al recibir la invitación de mi linda sobrinita la cual no rechacé y me acordé de mi esposa, a lo que ella me dice, si es por mi tía no te preocupes, le pedí permiso y me dijo que puedes ir con nosotros, y así de pasadita me cuidas, y entre mi dije gracias no te imaginas como te voy a cuidar. Vamos tío, y me tomó de la mano mientras sonreía pícaramente, les juro que hasta el momento no imaginaba lo que ella planeaba si pensaba en tirármela pero no que fuera tan sencillo.

Mientras esperábamos un taxi ella se puso a conversar con sus amigos, y se acerca y me dice, vamos, ellos nos seguirán, y así fue tomamos un taxi, pero me llamó la atención que ella quiso que vayamos solos los dos, ya en el trayecto íbamos conversando, me toma de la mano y se recuesta sobre mi hombro, nuevamente pude sentir su aliento tan cerca. Me pregunta, tío crees que soy hermosa, la miré y le dije eres la más hermosa de todas, eres toda una mujer y tu enamorado debe estar muy feliz. ¿Sabes tío?, me dijo, no tengo enamorado, los chicos de mi edad son muy inmaduros y aún no soy una mujer completa, no se que me pasa esta noche contigo tío, pero me haces sentir algo especial, todo me tiembla y quiero que me toques, quiero ser tuya, quiero ser tu mujer, quiero regalarte mi vergini…no terminó de hablar la abrazé y comenzamos a besarnos, aquellos labios tan tiernos pero llenos de pasión, mis manos no desperdiciaron tiempo y se prendieron de sus pechos a lo que ella lanzó un gemido el cual me hizo recordar que íbamos en un taxi, le dije señor llevenos a la Av. Brasil, lugar donde conocí un buen hostal digno para hacer debutar a mi sobrina.

Llegamos al hostal y como el que atendía me conocía me atendió rápidamente y subimos a un cuarto matrimonial, mientras lo hacia no podía creer que me tiraría a lorenita, mi dulce sobrina, ya en el cuarto, una vez asegurada la puerta, la tomé de la cintura y la comencé a besar, luego mis manos recorrían toda su espalda hasta tocar su tremendo culo, comenzaba a sentir la gloria, aún de pie los dos, desaté las soguillas de su vestido y este cayó lentamente.

Llevaba puesto un brassier y una tanguita color amarillo, yo estaba totalmente erecto, me quité la camisa y el pantalón, ella me miraba, la tomé en mis brazos y la besé nuevamente mientras desabrochaba su brassier dejan

do al aire sus preciosa tetas, no dudé y las besaba y succionaba ella comenzaba a gemir, la tumbé en la cama y mi boca recorría todo su cuerpo hasta llegar a su calzoncito el cual quité lentamente, y al meter mis dedos comprobé que lorenita estaba totalmente mojada, que delicia, me prendí de su conchita mientras tocaba sus piernas, de pronto comenzó a temblar, mientras gemía dio un suspiro y pienso que fue su primer orgasmo, me acerco a sus labios y la beso, tío que sensación más hermosa y llevó sus manos hacia mi verga, cuando la miro me dijo, tío por favor házmelo despacio, mis amigas dicen que duele mucho, la besé nuevamente y le dije, tranquila, te voy a lubricar bien para que no te duela y así se quedó más tranquila, ¿sabes tío?, he visto algunas películas porno y me gustaría hacerte algo, bueno dije, ¿y que vistes? me miró y sonrió con esa mirada picara, tomó mi verga con una mano y se la metió a la boca de un golpe, comenzó a chupar y a lamer, era un poco torpe pero lo hacia bien, yo estaba súper excitado, luego de casi cinco minutos no pude más y le dije, ahora yo daré algo y lo tragaras, esta bien dijo tío y descargué toda mi leche en su boca, creo que no le gustó mucho pero se lo tragó todo, ¿sabes tío?, no están mala como dicen mis amigas, mientras seguía succionando mi verga a lo que yo continué con suaves toques de su nalga y por su ano, ella chupaba y gemía, ya con la verga erecta nuevamente le dije, ahora si prepárate y abre bien las piernas.

Antes de penetrarla le chupé el coñito y me tomé sus juguitos, todo esto me excitó mas, ahora si estaba preparada, llevé mi verga suavemente hacia la entrada de su coñito y le fui introduciendo poco a poco, que calentita estaba su conchita, luego de un rato ella me mira y me dice, ahora tío metémelo todo, y así lo hice, ella se agarraba de las sabanas y dio un grito seco, mientras decía, dámelo todo, lo quiero todo por favor, yo súper excitado no me detenía, que delicioso era sentir mis bolas golpear con sus nalgas, tanto fue el dolor y el placer que sintió lorenita que cruzó sus piernas sobre mi cintura y me apretaba junto a ella, y yo no podía más le dije, lorenita mi amor prepárate nuevamente se me viene la leche, y así fue, luego de un suspiro descargué toda mi leche dentro de su conchita, ella comenzó a temblar nuevamente, era su segundo orgasmo y lo llegó conmigo, la abrazé fuerte y la besé y así nos quedamos por un rato.

Tío me dijo me duele un poco pero estoy feliz, hice bien en guardar mi virginidad y me alegra que hayas sido tú al que se lo di, no mi vida, le dije gracias a ti por este momento tan divino. Tío, ¿nadie se enterará verdad?, claro que no le dije, este será nuestro secreto y la besé nuevamente, mientras pensaba si volvería a tenerla en mis brazos. Cuando de pronto, ¿sabes tío? me dijo Lorena que pena por mi tía, ella es muy buena y me apena hacerle esto pero no estuvo planeado y desde hoy hasta que tú lo quieras seré tu mujer, y me enseñaras a disfrutar todo del sexo. La besé nuevamente y le respondí cuando tu quieras mi reina yo te enseño todo lo que se y mucho más.

Eran casi las 3 de la mañana y cuando me retiraba para ducharme pude apreciar en la sabana una pequeña cantidad de sangre, y sonreí era la virginidad de lorenita. Cuando llegamos a casa todos dormían incluso mi mujer me despedí de Lorena con otro beso y me acosté con mi mujer con un cierto remordimiento pero contento. Luego de unos días llamé a lorenita y le pregunté sobre su periodo y me dijo que le había venido normal, respiré tranquilo, ahora tengo este correo especial para ella y para algunas amigas que tengo, por este medio nos comunicamos y acordamos el lugar de nuestras citas, por supuesto solo para tener sexo y más sexo que más adelante les contaré, sobre todo cuando y como inauguré también ese hermoso culo.

Hasta pronto y no duden en escribir que tal les pareció mi relato.

Autor: Mauricio mauricio_x696 (arroba) hotmail.com

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Relatos Marqueze

Ahora ya puedes tener tu perfil de usuario en Relatos Eróticos Marqueze.

Puedes poner una descripción sobre tí y tus gustos, mostrar tu nombre, tu foto y tu correo públicamente para que otros usuarios de la web puedan ponerse en contacto contigo.

Un saludo, El Equipo de editores de Marqueze.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *