Mi primera experiencia con una mujer

¡Comparte!

Lesb, primera vez. Una chica se atreve a hablar con su amiga de relaciones lésbicas con la esperanza de tener su iniciación con ella.

Lo primero es pedirles disculpas por la forma de relatarlo, pues es la primera vez que cuento una cosa así.

Me llamo Lucía, tengo 27 años y desde hace un año soy asidua de esta página, me gusta mucho leer los relatos y me sorprendió mucho los relatos que había de lesbianas, la verdad me gustaba la idea de estar con una mujer, siempre me ha atraído pero sólo en mis fantasías, pero al leer los relatos pasó de ser una fantasía a algo casi obsesivo, pero no encontraba la ocasión y esta ocurrió el verano pasado.

Soy morena, no muy alta, 1,68, y algo rellenita, no tengo un cuerpo escultural, pero tengo unas tetas grandes y hermosas y mi culo también es hermoso, tengo novio, se llama Juan, desde hace 6 años, con el que mantengo relaciones sexuales satisfactorias, pero como les dije antes siempre he fantaseado con tener una relación con una chica, mi novio no lo sabe, y por el momento no se lo voy a contar.

Todo pasó el verano pasado, después de leer varios relatos de lesbianas me entraban ganas de hacer realidad mi fantasía, pero no estaba segura de con quién hacerla realidad.

Mi novio y yo alquilamos un chalet en el campo con otra pareja, Lola y David, Lola es una chica muy guapa, es más alta que yo, rubia, sus tetas no son tan grandes como las mías, pero las tiene muy bien puestas, y su culo es impresionante, después de estar allí unos días se me ocurrió la idea de intentar hacer realidad mi fantasía con Lola.

Un domingo por la mañana Juan y David se fueron de cacería temprano, les gusta mucho este deporte, y Lola y yo nos quedamos en el chalet, nos levantamos sobre las 12 de la mañana, preparamos el desayuno y después de desayunar nos dimos un baño en la piscina, un rato después estábamos las dos tendidas en el césped tomando el sol.

Empezamos a hablar de cosas sin importancia, hasta que poco a poco fui metiendo el tema de la homosexualidad, muy de moda por entonces, pues había noticias de que se iban a legalizar los matrimonios entre homosexuales, tanto de hombres como de mujeres, ella me dijo que le parecía bien, que cada persona es libre de hacer lo que quiera con su vida, yo cada vez le preguntaba cosas más directas, como si ella admitiría una relación con otra chica, se quedó callada y pensé que había ido demasiado lejos pero su respuesta fue afirmativa, me contestó que si a ella le gustara una chica no se lo pensaría dos veces y que le daría igual lo que pensaran los demás.

Yo no sabía cómo reaccionar, mi fantasía se podía hacer realidad y con una chica guapa como Lola, ella me miró y me dijo que por qué le preguntaba eso, que si a mí me gustaban las chicas, me puse colorada y ella empezó a reírse, yo le contesté que tenía una fantasía pero que no estaba muy segura de querer hacerlo.

Lola entonces se incorporó y mirándome a los ojos me dijo: si quieres podemos probar, este comentario me dejó perpleja, no esperaba esa reacción de mi amiga, no sabía qué contestar, pero antes de poder reaccionar Lola se había acercado a mi cara y me estaba besando en la boca, no supe qué hacer, pero al sentir sus labios cálidos tocar los míos me dejé llevar y abrí mi boca para recibir su lengua, experimenté algo nuevo al sentir esa lengua explorar mi boca, juntarse con mi lengua y jugar, entonces Lola se separó de mi un poco y me dijo al oído: estaba esperando este momento desde hace tiempo.

El comentario me dejó aún más indecisa, pero ya había jugado mis cartas y no podía echarme hacia atrás, así que decidí seguir con el juego.

Lola empezó a besarme el cuello, esto me enloquecía, pasaba sus manos por mis pechos, los acariciaba por encima del bikini, mientras su lengua exploraba mi cuello y orejas, yo estaba experimentando algo totalmente nuevo y me dejaba hacer.

Me quitó con mucho cuidado la parte de arriba del bikini y aparecieron mis grandes tetas coronadas por unos grandes pezones oscuros, totalmente excitados por las caricias, su lengua se deslizó hasta ellos y empezó a succionarlos con rapidez, yo me estremecía de placer con esas caricias y Lola se

daba cuenta que me gustaba, por lo que no paraba de besar y morder mis pezones, mientras apretaba mis tetas con sus manos, yo no quise quedarme atrás y empecé a acariciar su espalda y bajar mis manos hasta su hermoso culo, lo acaricié por encima de su bikini haciendo que Lola se estremeciera con mis caricias.

Al rato estaba yo totalmente desnuda, mi bikini estaba a un lado y Lola pasaba su lengua de un pezón a otro y sus manos bajaban hasta mi entrepierna buscando mi coño, cuando sentí su mano en mi coño experimenté un calor impresionante que me recorrió todo mi cuerpo, estaba excitadísima y Lola se dio cuenta al ver que mi coño estaba totalmente mojado, empezó a lamer mi cuerpo hasta llegar a mi coño, me separó las piernas y buscó mi preciado trofeo, no lo pensó dos veces y metió su cabeza entre mis piernas, lamiendo por todos lados, yo no podía más, el placer era irresistible, estaba a punto de explotar y tener mi primer orgasmo, pero ella sabía qué hacer, me separó el vello y empezó a lamer mi coño con delicadeza, buscando mi clítoris y jugando con él, dándole pequeños mordiscos e introduciendo su lengua dentro de mi coño, yo no podía más y entre grandes gemidos tuve mi primer orgasmo, mi cuerpo se tensó y Lola siguió lamiendo mientras su boca se llenaba de mis jugos, era lo mejor que me había pasado en mi vida, era fantástico, pero Lola no paró y siguió lamiendo, metía su lengua dentro de mi coño, me besaba el clítoris y mi ano, esto me puso otra vez casi al borde del orgasmo, su lengua recorría todo mi coño hasta llegar a mi ano, se introducía en él y otra vez a mi coño, yo no paraba de gemir y mover mis caderas al ritmo de la lamida que me estaba proporcionando Lola, me apretaba mis tetas con las manos y pellizcaba mis pezones, el placer era inmenso y no quería que acabara nunca, entonces Lola me introdujo un dedo en mi coño y empezó a follarme con él, entraba con facilidad gracias a la humedad producida por mi orgasmo, pronto tenía dos dedos dentro de mi coño, luego tres, me follaba con tres dedos y mis movimientos y gemidos iban en aumento, entonces me saca los dedos del coño y mojados por mis flujos empezó a meterlos en mi ano, sentía un calor increíble por mi cuerpo al introducirme el primer dedo en mi culo, lo movía de forma circular y mi ano se acomodaba a su dedo, entonces metió otro y empezó un movimiento de mete y saca que hizo que llegara mi segundo orgasmo, más intenso que el anterior, entre gemidos de placer y movimientos de pelvis, tensé mi cuerpo y quedé casi exhausta por el placer recibido, pero con ganas de darle el mismo placer a ella.

Me levanté, la tendí en el césped y le quité el bikini, tus tetas aparecieron ante mí, deliciosas, con unos pezones duros por la excitación que tenía, no me lo pensé dos veces y me lancé a devorarlos, los besé, los lamí, los chupé, se estremecía de placer con lo que le estaba haciendo, mis manos apretaban sus pechos y sus pezones, pero quería experimentar lo que se sentía al lamer un coño, abrí sus piernas e introduje mi cabeza entre ellas, el sabor era delicioso, lamí su coño con desesperación, haciendo que Lola gimiera y casi chillara de placer, esto me excitaba aún más y hacía que mi ritmo aumentara, mi lengua se introducía en su coño, en su culo, jugaba con su clítoris e introducía un dedo en su lubricado coño, Lola gemía cada vez mas, estaba a punto del orgasmo así que aumenté el ritmo de mi dedo, lo introducía cada vez más deprisa y ella me acompañaba con movimientos de su cuerpo.

Lola entre gemidos me dijo que le lamiera el culo, y le metiera un dedo, yo no lo dudé y empecé a lamer ese agujero desconocido para mí, pues nunca había lamido uno, pero su sabor me gustaba y sentía los gemidos de placer que le estaba propinando a Lola, esto y mi excitación hizo que lamiera cada vez más y más hasta que su culo se relajó y pude introducirle dos dedos, Lola al sentirlos dentro empezó a gritas: mássss….méteme maaasssssss…..quiero que me rompas el culo….maaaaaasssss…..maaaaaaaasssss, yo al oír esto me excité mucho más y no lo dudé e introduje tres dedos, ella se movía como una loca y no paraba de gritar que le metiera más, le introduje el cuarto dedo

e intensifiqué el ritmo de los movimientos de mete y saca de mis dedos en su culo, pronto Lola llegó al orgasmo, dando grandes gritos y tensando su cuerpo.

Yo empecé a lamer su coño bebiendo sus jugos, nunca había probado una cosa tan buena, limpié el coño de Lola y luego la besé para que pudiera deleitar sus jugos tal y como yo lo hacía, quedamos tendidas en el césped durante un rato y luego Lola me dijo que había sido la mejor experiencia de su vida.

Me confesó que no era la primera vez que lo había hecho con una mujer, pero que sí había sido la mejor.

Como comprenderán ese fue el mejor verano de mi vida, y esta experiencia me ha cambiado bastante, ahora disfruto mucho más de las relaciones sexuales, todavía sigo con mi novio, y disfruto mucho con las relaciones sexuales con él, pero me gustan más las que practico con Lola y algunas amigas que tenemos ahora.

Pero esto se los contaré en otro momento, ahora mismo me pongo a escribir la siguiente experiencia que hemos tenido las dos, para mi fue muy fuerte, pero muy placentera al mismo tiempo.

Espero tener noticias de las mujeres que estén en mi mismo caso, escribidme a mi e-mail

Luciarel (arroba) ozu.es

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.