Primera vez con mi hija 1

primer hija 2

El día comenzó como cualquier otro, mi mujer se levantó temprano para ir a trabajar , mis hijas a su colegio y yo una vez acabado mi desayuno me preparaba para partir a mi trabajo, cuando sonó mi teléfono celular.
Era mi jefe informándome que el día anterior había hablado con su socio y habían decidido darnos el día y no pagarlo doble, ya que se festejaba el día del empleado metalúrgico .

Estoy casado con una mujer de mi misma edad, hoy esta un poco entrada en carnes , pero conserva la fogosidad de sus días de adolescencia, mi hija mayor tiene 19 años , un cuerpo de película que mas de una vez la use de fantasía mientras estaba con mi esposa.

Mi otra hija tiene 18 años , es la rubia de la familia, no tiene un cuerpo voluptuoso sino mas bien algo menudo, pero sobresalen un par de senos que llaman poderosamente la atención.

Por ultimo esta mi hijo menor, es el mimado de mi mujer y por consiguiente el que menos obligaciones tiene en la casa.

Mi hija mayor siempre fue mi consentida y mi mas grande compinche, su cuerpo deja sin aliento a cualquiera que la conoce, y aunque no es de vestirse de modo muy provocativa, en la intimidad de la casa es bastante desinhibida, es muy común verla en tanga y corpiño después de tomarse una ducha o mientras hace ejercicios.
Sabe positivamente que la miro , y a veces en forma maliciosa se pone en posiciones muy provocadoras , logrando que me den unas erecciones que por momentos llegan a ser dolorosas.

Mi otra hija es la cerebrito de la familia, una amante empedernida de los gatos, todos recogidos de la calle, y en la actualidad posee siete, los cuales los trata como si fueran sus bebes.

Volviendo al relato, teniendo toda la mañana para mi ,decidí hacer algunos arreglos en la casa, lo primero fue cambiar un par de luces quemadas y el cambio de unos cueritos de canillas que perdían, por ultimo quite la cerradura de la puerta del baño ,que desde hace tiempo se traba cuando la cierran con llave.
Pero no encontré un repuesto así que lo deje para después.

Tome mi notebook y empece a buscar paginas pornos, que hacía mucho tiempo no visitaba.
Después de un buen rato encontré una pagina donde se publicaban relatos eróticos ,que es donde estoy publicando este relato.

Estaba a punto de empezar a masturbarme cuando siento que se abre la puerta de entrada, era mi hijo que llegaba del colegio, miro la hora y me doy cuenta que era pasado el mediodía y no estaba lista la comida.

Tome la decisión de llamar a una rotiseria y encargar tres pizzas, en ese momento ingresan mis dos hijas y tras saludarme se fueron a cambiar de ropa a su habitación.

Luego de 25 minutos sonó el timbre, y un delivery nos dejaba el pedido.
Mi hija mayor apareció cambiada para irse a trabajar, ella cuida un par de gemelos , por lo que tiene una entrada de dinero que le da cierta independencia.

La menor volvió en ropa interior , ya que se quería dar una ducha después de almorzar, y el varón ya se había cambiado a ropa mas cómoda , porque estaba invitado a jugar un partido de fútbol en una cancha cerca de la casa de uno de sus amigos .

Después del almuerzo mi hija mayor partió hacia su trabajo y el menor salio con sus amigos que ya lo esperaban en la puerta de calle.

Mi hija menor se metió a la ducha mientras yo terminaba de limpiar la mesa y acomodar todo.

Fue cuando pensé en tomar una siesta para descansar un poco y al pasar por la puerta del baño recordé que no estaba la cerradura, siempre me imagine como se vería totalmente desnuda y ahora tenia la oportunidad de mirarla.

Me agache para poder mirar , y al hacerlo casi se me heló el cuerpo, allí estaba de espaldas a mi y la visión era impresionante, su culo es perfecto y su cintura parece esculpida.
No podía pedir mejor cosa para hacerme una buena paja con ese espectáculo.

De repente cerro el agua de la ducha y yo salí hacia mi habitación me desvestí completamente y me metí en la cama.
Estaba en plena faena cuando mi hija golpeo a mi puerta, y al entrar me dijo que uno de los gatos había orinado en su cama , y si no tenia problemas en que ella se acostara en la mía.

La observe y vi que tenia una tanguita diminuta y un top sin breteles que le quedaban muy lindos, _ claro le dije, por supuesto que te podes acostar acá.

Tendría que haber pensado un poco mas la respuesta ya que en ese momento recordé que no tenia puesto el calzoncillo ,por lo que tenia que cuidarme de que no se diera cuenta.

Luego de una hora ella dormía profundamente y yo tenia a mi hija dándome la espalda en posición fetal, esa imagen era mi perdición ya que al levantar un poco las sabanas podía observar completamente ese culito tierno.
No aguante mucho tiempo antes de tener una erección como pocas ,y comencé a tocarme disfrutando de la vista.

Luego no se que paso por mi cabeza pero acerque una mano y la deje como por accidente sobre una de sus nalgas; ella ni siquiera se movió, seguía dormida, por lo que comencé suavemente a acariciarla.

Al principio un poco pero cada vez ocupaba mas piel en su trasero, luego tome mas coraje y pase un dedo desde atrás sobre su vagina , y al no notar un cambio, lo comencé a pasar una y otra vez separando de a poco sus labios haciendo que la tela de su tanga se fuera metiendo entre ellos.

Note que de a poco la tela se humedecía, pensé que era increíble que se pudiese excitar alguien dormida.
Trague un poco de saliva y me aventure un poco mas, corriendo a un lado la tela que cubría su conchita, para seguir con el masaje que le aplicaba con mi dedo.
Lo desplazaba a todo lo largo de su gruta ,llegando desde su culo hasta el clítoris ida y vuelta.

Ahora estaba completamente mojada y mi calentura era tal ,que tuve la idea de probar si podía introducir una parte de mi dedo medio.
No me costo nada , y aunque se notaba que era virgen , mi dedo logro entrar en su totalidad, lo metía y sacaba lentamente ,pero en su totalidad.

Creo que pasaron unos diez minutos y ella giro quedando boca arriba sobre mi mano, pensé que se había despertado pero no, seguía con sus ojos cerrados y yo con mi dedo dentro de ella.
Mi cara quedo a escasos centímetros de su pubis y pude notar el aroma a mujercita que me embriagaba , haciéndome perder la razón.

Retire de a poco mi mano de abajo de ella , sin dejar de sentir su perfume , y quede ubicado entre sus piernas, lentamente volví a correr hacia un lado la tela que cubría su monte de venus , su pierna izquierda estaba abierta completamente por lo que tuve una visión completa de su conchita.
Ahora si ya no había vuelta atrás , y acercando mi boca comencé a pasar mi lengua esperando alguna reacción de ella , pero seguía inmóvil.

Mis lamidas se hicieron mas extremas y hasta busque explorar en su interior sorbiendo de los jugos que emanaba , mientras pensaba en como podía tener un sueño tan profundo.
Al cabo de unos minutos observe como sus músculos se contraían y su estomago se movía por una cadena de espasmos a la vez que su respiración se volvía muy pesada.

Comencé a sospechar que se hacia la dormida, por lo que espere a que se relajara de su primer orgasmo y poco a poco le fui bajando la tanguita, no se movió pero note que salia muy fácil , por lo que me di cuenta que ella colaboraba, entonces quise probar hasta donde me permitiría llegar y comencé a subir lentamente hasta que mi pene rozo sus labios vaginales.
Note el estremecimiento que esto le provoco y el rubor en su cara, pero no daba señales de querer detenerme, por lo que aplique un poco de saliva en mi miembro y comencé a empujar milímetro a milímetro.

Notaba como me iba abrazando de a poco , estirándose a mas no poder su vagina, pero aunque su cara comenzó a tener una mueca de dolor nunca dijo nada.

Así continué por espacio de cinco minutos mas , hasta que note que mis huevos tocaban sus nalgas, mire hacia abajo y vi que estaba totalmente dentro de ella.

Sus contracciones no tardaron en llegar y sentía en mi miembro sus contracciones que me producían una sensación como si me estuvieran apretando , haciendo mas placentera la penetración.

Comencé a moverme muy poco en lo mas profundo de ella, ampliando cada tanto el recorrido del mete y saca , me sentía que iba a explotar en un mar de leche, pero como pude logre contenerme.
Cada tanto me detenía para evitar acabar y luego continuaba , hasta que el placer se me hizo incontrolable y empece a acometer con mayor velocidad.

Entraba y salia cada vez mas profundo y mas fuerte , mis brazos ya no me sostenían por lo que me apoye sobre mis codos quedando nuestros pechos a escasos milímetro .
El mundo me empezó a dar vueltas y el aire comenzaba a faltarme , cuando me susurro junto a mi oído,”no me acabes adentro” , era demasiado tarde, el solo hecho de sentir su voz jadeante provoco que me descargara en un mar de semen como no recordaba nunca, ya mis envestidas eran bestiales y de su garganta se escucho un aoohhhhhhhhhhhhhh largo y profundo , producto de su ultimo orgasmo.

Nos quedamos en esa posición por un largo rato los dos abrazados y antes de separarnos deposite en sus labios un tierno beso , sin lengua pero lo suficientemente dulce para que me sonriera.
Luego nos levantamos y de la mano nos fuimos a darnos una ducha los dos juntos, donde aproveche para acariciar todo su cuerpo y luego volver a chupar esa concita que ahora era toda mía.

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

41 votos
Votaciones Votación negativa

5 Comentarios

Dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *