Últimas historias

  • Mi primera paja fue con un póster (II parte)

    Disfruta aquí con la primera parte de «Mi Primera Paja fue con un Póster» Mientras tanto, continuaría repitiendo la misma práctica de llevarme a mi habitación posters, afiches o recortes de revistas o periódicos de chicas en lencería erótica o que tuvieran como única prenda la tentativa tanga y frotar incansablemente mi pene sobre esos […]

  • Mi primera paja fue con un póster (I parte)

    Hola, soy Jorge, tengo 35 años soy heterosexual. y vivo en Lima, Perú. No he tenido la suerte aún de tener una pareja estable, pero si he tenido varios encuentros casuales con amigas y prostitutas. Actualmente estoy soltero con deseos de conocer a una chica que comparta mi fantasía sexual. Yendo al grano del asunto, […]

  • entregando mujer

    Entregando a mi esposa 4

    Puedes leer también la tercera parte de este relato: Entregando a mi esposa 3 Y así empezó a pasar el tiempo, hacía un mes que Deborah sólo se veía con Jorge a solas, siempre salían, los sábados eran para él, yo me quedaba cuidando a Jazmín, los días de semana, cuando llegaba a casa, Deborah estaba […]

  • peter2 senorita

    Peter y la Señorita X (2ª parte)

    Recomiendo leer primero la Parte 1ª de Peter y la Señorita X Continua mi relato despues de que Peter se llevo a la señorita x a su habitacion en el hotel camino real… Y me quede ahí, platicando con un mesero y pidiendo más tequila, el tiempo me pareció una eternidad, hasta que el mesero […]

  • pantis comadre

    Las pantis de mi comadre

    Tengo una comadre de nombre Alejandra. Alejandra es algo llenita, gordibuena, con pechos grandes, trasero mediano, mide 1.68, es blanca, cabello a los hombros. Muy femenina. Mi esposa y yo seguido la íbamos a visitar; ya sea por cumpleaños del ahijado, navidad o año nuevo. Ella es separada por problemas con mi compadre. Cuando vamos […]

  • Sebastian, nuestro primer encuentro

      Wow! Así quiero comenzar a contarles cómo anoche, tuve una gran experiencia con un joven de 21 años, fue realmente un wow!. Me ha dado por chatear y regalar mis fotos en ropa interior, especialmente a jóvenes entre 18 y 22 años, me excita mucho saber que estos jóvenes llenos de deseo sexual, se […]

  • primera cita

    PRIMERA CITA

    Me llamo Rossana Laura, pero para ti soy tu pecosa, tengo 22 años, los ojos negros, llevo el pelo de color negro azabache, ondulado, pero no rizado, casi siempre suelto, y largo, a algo más de media espalda. Mido 162 cms. y no me considero ni delgada ni gordita con mis 52 Kg. Uso una […]

  • vendiendo erotico

    Vendiendo un curso de inglés

    Hace mucho que no me paraba a escribir por aquí. La última vez yo aún trabajaba en el hotel, donde duré 7 años, pero a finales del año pasado dejé ese trabajo, tomé unas vacaciones y para marzo ya estaba trabajando para una escuela de inglés. Como yo sé hablar inglés, mis amigos pensaron que […]

  • aguascalientes cinepolis

    Aguascalientes, Mi novia y yo en cinepolis.

    Bueno primero que nada somos ambos estudiantes de la universidad autónoma. No diré nombres por obias razones a de Aguascalientes esto susedio hace unos años. Mi novia y yo frecuentabamos el cine de fundicion debido a que las primeras funciones están casi solas por lo que es buen lugar para fajar muy rico, un día […]

  • loco ella

    LOCO POR ELLA

    Soy un hombre soltero, de 46 años con una estable posición económica y con una vida muy tranquila, no vivo más en mi cuidad de origen, salvo los fines de semana en que me voy a destrampar a los antros con diferentes chicas y en diferentes lugares, todos dirán este señor ya la hizo… pues […]

  • cromo relato

    un paquete de cartas de futbol

    solo tenia un par de monedas para poderme comprar algo, fui a la papeleria y vi aquel bonito sobre de cromos de futbol, en ese momento recorde mi pasion por el futbol y aquellos jugadores fornidos, de imponente pectorales, firmes brazos y depiladas piernas.

  • La doncella y la señora

    Lésbico. Llegó muy cansada. Jazmín vio que Tencha no estaba en la cocina.

Romper con la monotonía y atreverse a sentir el placer en grandes cantidades, hacen parte de la masturbación femenina, una práctica que a lo largo de la historia ha sido fuertemente señalada y tachada de pecaminosa consiguiendo que muchas chicas sientan vergüenza de tan solo considerar hacerlo. Quienes finalmente han conseguido liberarse de los mitos y leyendas que insisten en que se trata de algo malo, comparten en esta cautivante sección una buena serie de relatos eróticos de masturbación femenina que además de inspirar toda clase de sensaciones ilustran un poco sobre todo aquello que abarca una de estas sesiones.

Puesto que se trata de una acción que según lo planteado por la psicología contribuye a poder identificar los patrones de la respuesta sexual, la mujer que elige autocomplacerse es aquella que poco a poco va conociendo realmente su cuerpo y distingue los puntos exactos en los que siente a tope el placer.

La excitante masturbación femenina

Teniendo muy claro que las mujeres también se masturban y cada vez se sienten más seguras de liberarse de este infundado tabú, las dudas que esta práctica puede provocar han sido sustituidas por deseos, juguetes y en algunos casos la contemplación de alguien más, lo cual resulta extremadamente excitante para el observador tanto si es un hombre u otra mujer.

Ante lo placentero que resulta la estimulación de los genitales femeninos, las chicas suelen servirse de imágenes mentales, relatos como los aquí compilados, la visualización de personas de su agrado o del fetichismo por ciertos elementos para que sus ganas vayan en aumento y sea mucho más exitoso este íntimo momento.

La fantasía del squirting

El maravillo y enigmático cuerpo de la mujer siempre está presto a dar más y es así como podemos hablar de la popular eyaculación femenina o squirting, esa anhelada expulsión de chorro en grandes cantidades que ha empezado a permitir que quede en el olvido esa común y desapercibida eyaculación tradicional por parte de la chica.

Ante tantas historias que corroboran que es posible disfrutar de esta eyaculación orgásmica, experimentar con el propio cuerpo y probar con toda clase de posiciones y ayudas se incluye casi que por principio en la masturbación femenina pues sencillamente nadie desea perderse de esta plena sensación.

Tal y como se ha presentado, lo cierto es que todos estos relatos cuentan con la virtud de exponer un momento íntimo de gran alcance que sirve para enterarse de que las mujeres están más prestas que nunca a sentir deseo, lujuria y en general todos esos pensamientos morbosos que conducen a buscar las condiciones para una intensa sesión de masturbación en la que, al disponer del control total, la recompensa sea mucho más apreciada.