SIN PALABRAS Filial, hetero, polvazo, madre e hijo. Descubriendo sentimientosnuevos junto a sus hijos.

sin palabras

¡Comparte!

talla para que esté haciendo eso. No la interrumpí, cuando terminóapagó el computador y se fue a dormir. Al día siguiente, no pudedejar de pensar en lo que vi, hasta ese momento jamás había pensadoque mi hija. No sé si fue un error, pero al que se lo comenté fue a mi hijo, quese quedó sorprendido, pero me dijo que no había porqué alarmarse que esoes normal en hombres y en mujeres. Después de esa conversación, fue mi hijoel que con cualquier pretexto se quedaba en la computadora hasta muy tarde y sabiendolo que le comenté en un momento determinado se bajaba su ropa dedormir y empezaba a masturbarse sabiendo que desde mi cama yo podíaverlo, tiene un pene muy grande que la verdad me sorprendió porque su padreno era tan bien dotado. Yo me quedaba en silencio pero tampoco dejaba de observar,como con sus movimientos de mano, primero lentos y después muy rápidosllegaba a eyacular, para lo que ya venía preparado con unas servilletaspara limpiarse y evitar que cayera al piso o al teclado o no sé. Una noche de enero de este año,que mi hijo se quedó hasta tarde, en un momento se me acercó y medespertó, me dijo: mamita me dio flojera ir hasta mi cuarto, puedo dormir aquía tu lado y bueno… como mi cama es de dos plazas pensé que podríaquedarse, la verdad es que no me imaginé a dónde quería llegar, pero le dije:claro Facu, quédate si quieres, pero me dejas dormir que tengo mucho sueño.Se acostó a mi lado y yo me pude de costado dándole la espalda. Duermoigual que mi hija, con una camiseta hasta los muslos y debajo sólo calzón.En un momento me desperté y me di cuenta que se me había subido la camiseta,al principio pensé que fue por algún movimiento, pero sentí queFacu acariciaba mis nalgas de una manera muy suave como para no despertarme,me quedé sin reacción y simplemente me quedé quieta y despierta y dejéque él continuara. Me había metido el calzón entre las nalgas por las teníaa su merced para acariciarlas, sentí que algo me mojaba las nalgas y haciéndomela dormida llevé una de mis manos hacia atrás. Facu se quedóquieto pero lo que pude agarrar era lo que él me estaba pasando por las nalgas que no eraotra cosa que su tremendo pene, primero sólo lo toqué, peroya me había calentado por lo que lo agarré y empecéa menearlo, él se dio cuentaque yo ya estaba despierta, pero igual ninguno de los dos pronunció palabraalguna, él empezó a acariciarme los muslos y luego se animó a meter susmanos debajo de la camiseta hasta tocar mis senos que valgan verdades es mi mayor atributo,tenía ya los pezones duritos y mi Facu me los apretaba de una forma queme hacía estremecer. Se animó y me bajó el calzón, yo levantéun poco mi cuerpo para facilitar la tarea, seguíamos de costado, me los bajó sólohasta un poco más abajo de las rodillas, pasó su pene por el medio de mi culitohasta llegar a la vagina que ya estaba muy mojada, metió una de susmanos para levantar levemente uno de mis muslos y se acomodó de tal maneraque empezó a entrar su mástil en mi cueva, lo hacía despacio y con cuidado, primeroentró sólo la cabeza y luego empezó a empujar, se sentía divinoy ya en ese momento no pensaba en que éramos madre e hijo, sino en lo divino que sesentía, yo gemía levemente y él me besaba el cuello, cuando volvíaa poner una de mis manos para atrás me dí cuenta que él estaba totalmente desnudo,siguió así hasta que en un momento aceleró, sacó su pene y manchómis nalgas, parte de mi espalda y las sábanas, y no me di la vuelta para mirarlo, élse paró, se acercó a mí, yo cerré mis ojosy me dio un beso en la mejilla. Nodijo ni una sola palabra y se fue a su habitación. En los días siguientes todosiguió como siempre, nunca me dijo nada ni yo a él. Pero ya estoy con elbichito, y la verdad ahora que leo estas experiencias en marqueze, quisieravolver a sentirlo, pero no sé que hacer. También ahora veo a mi hijay aprecio más su cuerpo, no sé si me estoy enamorando de mis hijos. Quizásalguien me puede sugerir algo. Mi correo es digavi53 (arroba) hotmail.com

[

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

3 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.