SU BUEN CORAZÓN PARA CONMIGO (III)

¡Comparte!

Continuación del relato erótico "Su buen corazón para conmigo (II)" publicado en "El Rincón de Marqueze.net" el día 23 de Enero de 2002

Me fui como se suele decir con el rabo entre las piernas al verme en la cocina haciendo de sirvienta y pasados los minutos y mientras preparaba lo que me había mandado podía oír como hablaban de mí y se reían humillándome, sobre todo ella.

Cuando se los llevé me dijo que me tenían una sorpresa

*veo que tu erección te dura, solo de pensar que en cuanto acabemos los sandwiches seguiremos poniéndote los cuernos, eh………..?.

-si mi amor me excita ver como te follan y te dan placer amor mío.

Se comieron vorazmente los aperitivos que con tanto amor les había preparado, una variedad exquisita: queso huntable, pates variados, lechuga fresca y lavada y un rico embutido decorado con olivas y anchoas que no supieron apreciar…..

Ella me dijo al oído, ahora va a ser muy especial la forma en la que te voy a hacer más cornudo, vas a ver como a tu linda novia la desvirgan el culo, cuando tu insististe en ello más de cincuenta veces y yo te decía que me daba asco y que eso estropearía la relación,

*¿recuerdas?

(y vaya que si recordaba, siempre fue mi reto, encular aquel orificio tan delicado que ella poseía, y que era tan perfecto…. que más de una vez pensé que estaba con Jenna Jameson, mi actriz porno preferida)

* No hay mejor forma que humillar a un cornudo sumiso que dándole a otro lo que se le ha negado a él de siempre. Además serás partícipe de ello, para que veas mi buen corazón.

-Nunca he dudado de tu buen corazón amor mío, le respondí

Y es que como ya he comentado ella tenia buen corazón así que eso me animó nuevamente.

*coge la vaselina y extiéndemela sobre tu agujerito preferido cariño, me dijo sarcásticamente.

mi polla que por entonces había bajado un poco se puso otra vez increíble, me dolían los testículos ante lo que se me avecinaba, la introduje un dedo y mediante círculos se lo extendí.

*ahora cornudo ayuda a Carlos a introducírmela.

-se la tuve que coger y ella a cuatro patas solo hacia que repetir (te vas a enterar cornudo…. de lo que es culear con un macho de verdad), por un momento pensé que la haría daño y se echaría para atrás pero una vez que el canario metió la punta, me dijo que yo ya no hacia falta y me hizo colocar a cuatro patas también frente a ella, quería que viera su cara de dolor y placer y ella quería ver mi reacción de cornudo.

Los envites eran tremendos, cada vez se la iba metiendo más y más, ella gritaba y gritaba, me dijo bésame cornudo, y yo como un buen cornudo sumiso y consentido lo hacia, la besaba y la calmaba mientras tanto.

Una vez metida casi toda su polla en aquel agujero, me miraba y mientras duraba el período en el que él no se movía para que se acostumbrara el esfínter, para que su polla aclimatara el agujero de mis sueño, aquel agujero que tantas veces mi pene ansió penetrar sin resultados abría y cerraba la boca incansablemente.

Mientras abría la boca y la cerraba me miraba diciéndome mi cornudo cuanto placer me das, esto tu no lo verás nunca ni por el forro, abría y cerraba la boca como si se fuera a desquebrajar pero aguantaba por mi, por su cornudo, quería que se me grabara en la mente aquel momento tan especial en nuestra relación .

*retírate y observa,(me dijo) *¡¡¡¡¡¡Dale mi semental, rómpeme el culo!!!!!!!

-su amante comenzó a bombear, ella estaba descolocada, los jadeos se mezclaban con gritos, era increíble, el canario también jadeaba y gritaba, se ve que la presión de su polla dentro del culo virgen de mi novia también le producía algo de dolor, pasados 5 minutos descomunales el se corrió y al eyacular dentro, su polla aún dilató más el ano de mi querida novia, por lo que a esta le vencieron los brazos y se desplomó sobre la cama mientras ell

a se corría a tenor de los jadeos y las convulsiones que tenía.

Él se retiro y el semen se deslizaba de su culo.

*Ahora cornudo, límpiamelo, calma mi dolorido agujero.

-Me quedé roto, tendría que lamer los restos de su amante, eso era muy vergonzoso, no me lo esperaba pero no se si entre la tensión del ambiente y la excitación que yo tenía y por supuesto ante su ¡YA! a mala ostia fue lo que me hizo abalanzarme sobre su culo y empezar a limpiarle toda su zona.

-eso a ella le hizo soltar una carcajada entrecortada, *No te lo esperabas eh cornudo?, la humillación tiene que ser total, así que ¡EMPIEZA¡, me volvió a decir, ya sabes lo que has firmado gilipollas.

Era increíble, nunca había visto un ano tan dilatado, yo que siempre lo había visto cerradito y pequeño, ahora era un agujero por el que podía meter 3 dedos.

Pues así estuve un rato mientras ella se relamía de gusto, no se si por el gusto que le daba mi lengua o por el gusto de saberse corneadora de un servidor, pero el caso es que ella disfrutaba, y amigos……. yo era feliz viéndola así, sintiéndome útil e inútil al mismo tiempo, no se si me entendéis y haciendo lo que mejor sabía hacer, ser un cornudo feliz, consentido, humillado y contento.

Una vez acabada la sesión y al ver que yo aun seguía erecto le dijo a su amante:

* fíjate el cornudo sigue caliente, le voy a bajar la calentura al muy mamón.

se arrodilla frente a mi, me pone el mandil para atrás quedando solo la cinta que pasa por mi cintura y la del cuello por delante lo me hace adoptar una visión más ridícula, y me agarra por los glúteos previo entrelazadas las manos a las mías y me dice:

*cornudo te voy a dar una recompensa por el día de hoy y me empieza a hacer una mamada con su boquita, esa boquita que tantas veces había besado enamorado como un pardillo (yo pensaba para mi, que bien que NUNCA HABIA DUDADO DE SU BUEN CORAZON PARA CONMIGO, mi firme creencia nunca me había defraudado, ni lo haría……), ni que decir tiene que con aquella erección prolongada que yo tenía le iba a servir a ella para demostrarle a su amante lo poco que valía como macho, puesto que en menos de 1 minuto en los que ella habría bajado y subido con su boca unas 15 veces, ya estaba a punto de correrme, en cuanto ella lo sintió me agarró rápidamente la polla con una mano y me pajeó solo como ella sabía hacerlo, me curvó la parte superior de mi pene para que mi aguante fuera inútil

(yo quería aguantar, quería demostrarle a ella y su amante que yo también podía aguantar, demostrármelo a mi mismo…….; quería ser como su semental pero como otras tantas veces…………, ella, me hizo fallar de nuevo y otra vez ahí estaba yo, corriéndome como un animal en celo) y mientras miraba a su amante le decía:

*ves?, el pobre cornudo se corre a la mínima, y en vez de seguir pelándomela apelando a su BUEN CORAZÓN mientras me corría, soltó su mano YA QUE NUNCA HABIA DUDADO DE SU BUEN CORAZON PARA CONMIGO y viendo en mis ojos la sensación que ella quería ver, la de su cornudo consentido y humillado una vez más ;le dijo a su amante:

*es un eyaculador precoz de mierda que no sabe aguantar por su hembra, no como tu mi semental..

Su mirada perpetua en mis ojos me hizo comprender que mi sumisión a ella era total y que aquel día significaría más de lo que yo hubiera pensado en un primer momento, porque ese día amigos, pudo controlar mentalmente y sin palabras en aquel preciso momento a su cornudo, puesto que aunque de mi polla el semen no dejaba de manar, mis manos permanecieron inmóviles aguantando aquel sufrimiento de ver como te corres sin poder disfrutarlo, esa mirada tan dulce y sensual en tantos momentos se había transformado en una mirada amenazante y posesiva. AMIGOS, os puedo decir que fue el momento más humillante de todos.

Mi esperma, la salpicó sus pechos, y su cara entre ligeras convulsiones y gritos como si fuera una animal herido de muerte; JAMÁS ME HABIA CORRIDO DE AQUELLA MANERA y en tanta cantidad, mis piernas se debilitaban, mis manos se retorcían en mi pensamiento intentando romper los nudos del pañuelo para continuar aquel orgasmo, aquel puto orgasmo que casi me mata de gusto. Hubo un momento de vacío perpetuo en la habitación y mi

entras el amante se retiraba al servicio a lavarse, allí estaba mi novia y yo jadeante, su sumiso cornudo chorreando semen, y con las piernas salpicadas en actitud de humillación total, esperando algo, una palabra, algo que me alentara.

Hasta que Ana dado SU BUEN CORAZÖN PARA CONMIGO con cara de mala ostia me dice:

*mira puto cornudo, conmigo desde ahora vas a hilar más fino que el coral, solo yo, te diré cuando debes correrte y donde, ¿has entendido?, mi cuerpo solo recibirá el esperma del macho que yo considere, tu por ahora no tienes ese derecho, tendrás que ganártelo conmigo y te va costar te lo aseguro,, si quieres follar de nuevo conmigo en un futuro tendrás que estar una temporada a prueba, ahora límpiate cornudo y vístete, por hoy ya t he puesto suficiente los cuernos, además hay que irse, mis padres estarán a punto de venir.

Nos vestimos, su amante había regresado, ella no dejaba de besarlo y agradecerle con su mirada el despertar sexual de su nuevo agujero, como si yo no estuviera, como sino existiera; el me miraba a mi con prepotencia de saberse mi condición de cornudo sumiso consentido y humillado, y yo con un gesto y ante la mirada de mi novia asentaba con la cabeza gacha.

Por esa noche la función terminó al menos para mi, porque ella me dijo que me fuera para casa a descansar (aunque si bien es verdad, esa noche apenas pude conciliar el sueño ante el flasback de imágenes mentales que recorrían a toda prisa mi mente), mientras, ella salió con su amante hasta altas horas de la madrugada, QUE ME IMPORTABA, YO SOY SU NOVIO Y ESO ES LO QUE CUENTA, al fin y al cabo nunca he dudado de SU BUEN CORAZON PARA CONMIGO).

Aquel día se marcó en mi mente el principio de futuras incursiones en el mundo de los cornudos, desde aquel día mi amor por Ana no tiene límites, la amo de una manera indescriptible porque sabe como hacer feliz a su cornudo sumiso, pero esa es otra historia que ya os contaré amigos……………

Se despide AKICORNUTO (arroba) hotmail.com, ya sabéis, escribidme para intercambiar experiencias o para comentarme que os ha parecido mi primer relato.

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.