Juguetes sexuales.

Hola me llamo Ricardo y tengo 27 años yo trabajaba en una oficina en el departamento de contabilidad de una empresa pero un día hubo reajuste y pues me quede sin trabajo empecé a buscar en lo que yo sabia hacer pero pues la situación estaba difícil en el país y no conseguía empleo después de un mes y nada empecé a leer todos los anuncios del periódico al principio solo leía los más grandes y los que me interesaban a mi profesión pero luego pues no tuve mas remedio que leer todos para ver si encontraba algo y pues leí uno que decía que era para vender algo pero no era muy claro así que fui a la dirección indicada y cual fue mi sorpresa que era una tienda Sex Shop No muy convencido entre y me entreviste con la encargada y era una señora exuberante como de unos 40 años y estaba muy bien le comente que yo no tenia la mínima experiencia en ventas y menos en ese tipo artículos me dijo que ese no era problema que ella me enseñaría, y yo como soy muy caliente pues me éxito la idea de vender ese tipo de productos porque pensé que así podría tener acceso a diferentes tipos de mujeres, luego para no hacer esto muy largo me dio una capacitación intensiva sobre los productos, algunos eran cremas vaginales otros eran vibradores había de todos tamaños y formas, había también unas bolitas que luego me explico que eran anales etc. Y pues ahí tienen que me dio la dirección de una cliente de ella que quedo de mandarle a una persona para que le mostrara los productos, Cuando llegue era una casa muy bonita de dos pisos en una colonia de gente rica, toque el timbre y salió una muchacha era como la sirvienta y pregunte por la señora Martha, que es así como me dijeron que se llamaba la persona a quien iba a visitar salió una señora como de unos 36 años como que acaba de salir de bañarse y traía solo una toalla puesta encima, y se le notaba que tenia muy bonito cuerpo sobre todo sus pompas, me dijo que me sentara y que le mostrara los productos que llevaba se los fui enseñando uno a uno y note como se le iban los ojos con un vibrador grandote de echo era el más grande que traía, media como unos 23 cm de largo y de ancho como unos 10 cm parecía como de caballo y me dijo que le gustaría probarlo pero ya que si no le podía ayudar me quede helado porque nunca pensé que a esa señora le pudiera caber ese consolador tan grande y mucho menos que yo le pudiera ayudar a metérselo, y como dice el dicho al cliente lo que pida además de que se veía muy bien la señora pues le dije que aceptaba pero que yo no tenia experiencia en hacer eso, me dijo que no importaba que ella solo quería probar a ver como los sentía, entonces se quito la toalla que traía puesta.

Quedó totalmente desnuda y pude apreciar sus senos que a pasar de su edad, los tenia bien firmes y sus pezones los tenia completamente duros baje la vista hacia su sexo y tenia una vagina totalmente depilada donde podían apreciarse un par de labios muy apetecibles y con lo que me gustan a mí las vaginas depiladas se tumbo en el sofá y abrió las piernas y pude apreciar su clítoris se veía que estaba muy excitada la señora yo estaba a mil sentía la cara caliente casi ardiendo dirigí mis labios hacia ese clítoris precioso y al momento que lo tome en mis labios sentí como se estremeció tenia un sabor rico no todas la mujeres tienen ese sabor que se antoja Empecé a chupar primero pasando mi lengua lentamente por encima de su clítoris luego un poco mas arriba donde empieza hice un poco mas de presión y la moví en círculos y le arranque un gemido luego baje un poco mas y la introduje todo lo mas que pude y pude percibir el sabor dulzón de sus jugos estaba totalmente bañada así como estaba levante mi legua por la parte baja de su clítoris y lo levante hacia arriba arrancándole otro gemido y dijo sigue así entonces le dije soy tu perrito que te lame rico y me dijo si así sigue maaaaassss, empecé a lamerle el clítoris con un poco de mas fuerza sentí como empezó a temblar y su cuerpo se tenso y luego se relajo entre estremecimientos, gritos y sin aire alcanzo un orgasmo increíble.

Me dijo ahora si métemelo tome el consolador le pase la punta por el clítoris se estremeció de nuevo y acerqué la punta hasta la entrad

a de la vagina presione un poco y entro parte de la cabeza de aquel pene de plástico ella volvió a gemir vi como su vagina se dilataba tratando de abarcar aquel pene tan grande ella me grito métemelo mas cabrón quiero sentirlo todo adentro mas métemelo mas empecé a empujar otro poco hasta que la cabeza de aquel pene se perdió dentro de su vagina vi como empezaba a temblar de nuevo estaba alcanzando otro orgasmo seguí empujando mas y entraron como unos 10 cm ella estaba gritando y gimiendo como desesperada alcanzando un orgasmo múltiple seguí empujando mas hasta que entraron los otros 13 cm y entonces prendí el vibrador me abrasaba me besaba me apretaba la mano y entonces quedo exhausta y desfallecida.

Apague el vibrador se le empecé a sacar despacio despacio hasta que se lo saque todo y ella se quedo profundamente dormida.

Le di la vuelta poniéndola boca abajo le puse una almohada grande debajo de su vientre de tal forma que quedó el culo al aire, ella seguía como semi-dormida, tome un poco de lubricante y se lo empecé a aplicar despacio muy despacio ella sintió la caricia porque sentí como se movió como si se acomodara pidiendo que continuara, entonces metí un dedo después dos aplicándole bien el lubricante y tome un consolador anal estos consoladores son pequeños pero hacen muy bien el trabajo de dilatar el ano se lo introduje poco a poco y como que despertó y me dijo me estas partiendo cabrón pero me gusta métemelo todo y pues de un solo golpe se lo introduje todo y dio un grito de placer y de dolor pero me quede quieto para que se acostumbrara.

Al poco rato lo empecé a mover despacio y luego más rápido entonces empezó a gemir de nuevo de placer tome su clítoris con la otra mano y lo empecé a frotar primero despacio luego más rápido sin dejar de mover el consolador del culo ella estaba en lo máximo se movía toda se estremecía y luego tome un vibrador que es muy especial ya que tiene pequeñas tiritas que al irlo introduciendo tocan todos los nervios sensibles que están en el interior de la vagina, se lo introduje y luego lo encendí y volví a su clítoris de nuevo con mi dedo hasta que estallo en otro orgasmo increíble se estremecía, lloraba me agradecía que lo hubiera echo esa manera que nunca jamás había sentido todas esas sensaciones juntas, en fin retire los dos consoladores, me dio un beso muy apasionado y me dijo que por el momento la dejara descansar que ya no tenia fuerza ni para moverse, y se volvió a quedar profundamente dormida.

Entonces voltee hacia un lado y vi a la sirvienta que estaba con su mando metida debajo de la falda haciéndose una paja pues había visto todo, me fui hacia donde ella estaba pero eso es otra historia.

Espero que les guste este relato espero sus comentarios.

Autor: Anonimo

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

0 votos
Votaciones Votación negativa

Escrito por Marqueze

¿Te gustan nuestros relatos? No olvides compartir y seguir disfrutando :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *