Peter y la señorita X (1ª parte)

¡Comparte!

Hola.

En manera de confesión quiero contarles lo que paso hace uno meses.Soy una persona normal que trabaja en una compañía internacional y debido a un proyecto fallido tuvo que venir el director general unos días a la Ciudad de México, el trabajo de 4 días se pasó a casi 30, por lo que al pasar tanto tiempo trabajando juntos resulto en una especie de amistad, al grado de pedirme llevarlo a un masaje con final feliz, para no extrañar tanto a su esposa.En fin, casualmente por esos días, me llamo mi hermana a quien llamaremos la señorita X para que le ayudara a con unos papeles de fiador de su departamento cerca de Polanco por su nueva mudanza. Y con el tiempo tan corto le pedí Peter (así se llama el director) que me ausentaría de un par de horas a lo que como su traductor estrella me dijo que me acompañaba y de ahí nos fuéramos a comer.Todo paso con cierta normalidad hasta que bajo a despedirme la señorita X en el lobi del edificio, y le presente a Peter, aquí haré una pausa para poner en contexto la situación.Mi hermana, la señorita X tiene 47 años nunca casada, sin hijos, no es muy social, pero si muy atractiva, cabe mencionar que además me tiene como su asesor en cuestiones de amor y confidente de algunas travesuras que ha hecho. Hace como dos años se operó el busto y se afino la cintura con una lipo. No pasa para nada inadvertida en ningún lado. Y como siempre nos han inculcado el vestir formal como la hacia mi madre, ella siempre viste de vestido tacones, bien maquillada, y me dado cuenta de que por algunos descuidos le encanta vestir buena lencería y siempre pero siempre anda de medias. Su colección es digna de una tienda comercial.En fin, Peter, también es muy atractivo mide como 1.90 cms y parece más un vikingo o como el Thor de la película.En fin, continúo con mi confesión, a las pocas horas me escribe un mensaje de la señorita X solo comentándome lo guapo que esta mi director. Y por supuesto mi jefe me dijo lo mismo de mi hermana.La piedra angular está en que mi hermana nunca aprendió inglés y Peter no habla nada de español. En fin, a los tres días y después de llegar de hacer un viaje relámpago llegamos al aeropuerto y de ahí al Hotel Camino Real en Mariano Escobedo, donde se hospedaba Peter, me invito al bar Blue Lounge a tomar unas copas para relajarnos, y fue ahí donde empecé a tramar algo que parecería algo como Cupido, y ya verán en que acabo. Bueno… continúo, le comenté a Peter si estaría bien si invitaba a la señorita X, a lo cual no tuvo ningún inconveniente, obvio. Le llame a la señorita X y la cite en el bar del hotel, a lo cual ella me lo agradeció mucho, por invitarla con este círculo de magnates americanos, bla bla bla, traducido a la oportunidad de ligarse a Peter. El tiempo paso y cuando estábamos a punto de cerrar la cuenta, llego ella simplemente impresionante, con un vestido rojo de encaje, con escote y de vuelo en la parte de la falda que le quedaba divino, medias color natural de red chica, maquillada y alaciada de su pelo. Empezamos otra botella de Vino para ella y nosotros seguimos con tequila, si alguno conoce el bar blue debe saber que hay una zona que el piso es de cristal encima de agua y piedras de río.Lo que hacía que haciendo un efecto de espejo podíamos contemplar perfectamente sus bellas piernas, así como todos sus movimientos. Una vez que empezó la conversación como a los 30 min y ya que había hecho un poco el alcohol su trabajo, empecé a desaparecer como traductor, empezaron la insinuaciones, y en determinado momento se pararon al ver una fuente y que el agua pasa por debajo de bar y me quede sentado disfrutando de mi copa cuando por efecto  espejo del piso y al agacharse la señorita X puedo ver que venía con medias naturales de red fina, liguero rojo y un bikini de encaje color negro, que se le veía divino,  en fin serian cerca de las doce en martes y había muy poca gente, cuando la conversación se salió de control y Yo fui solo el traductor un transporte de sus deseos. Preguntas como si has estado en un trío, o has besado a otras mujeres, hasta que traes puesto debajo de vestido, pregunta Peter. Lo cual lejos de darme una especie de celos, me excitaba de sobre manera. Y ella hacía lo propio con preguntas, si acostumbraba a dormir desnudo, si tenía algún tipo de fetiche, etc. y más preguntas.Hasta que Peter le menciono que lo bellos púbicos le encantan y eran su fetiche máximo, a lo que ella de su rodilla tomo la mano de Peter y la llevo hacia el fondo de su falda para que pudiera sentir su bello. Wow, yo no lo podía creer, y después se enredaron en un largo beso que aproveche para empezar a acariciarle la pierna a mi hermana hasta llegar a su liguero y de ahí hasta sus tobillos. En fin, me pare al baño, y no me aguante más y me masturbe, terminando en solo unos segundos, cuando quise regresar a la mesa, ellos seguían besándose, así que le pedí al mesero que fuera por mi vaso, y me lo llevará a una mesita estratégica donde podría seguir viendo la acción, y lejos de sentirme más tranquilo creo que me sentía más excitado.En fin, el momento paso a las caricias descaradas por encima de la ropa. Me acerque a servirme más tequila y Peter me dijo que ya se iban a su cuarto, se levantó rumbo al baño y yo le traduciría a mi hermana su destino, a lo cual ella estaba muy de a acuerdo, Dándonos un abrazo  de complicidad, muy apretado el cual ella pudo sentir mi erección y Yo sus pechos durísimos, pude notar su aliento a vino, riquísimo, y nos dimos por primera vez un besito en los labios, nos sentamos a esperar a Peter y Yo continua con mi mano a largo de sus piernas, y su espalda, se me hicieron larguísimos los segundos, pues sabía que era algo prohibido y taboo, sin embargo ella también lo disfrutaba.Total, al cabo de unos minutos llego Peter y la escena le encanto. por lo que se sirvió la última copa de la botella de tequila y se sentó primero a un metro a ver cómo le acariciaba las piernas a mi propia hermana y después se nos unió. Los dos acariciando cada uno una pierna, ella besándolo y Yo bese un par de veces la comisura de sus senos. Esto no daba más, así que nos paramos a y ella me dijo espérame aquí, a lo que Peter solo encogió los hombros.

Disfruta ya de la Parte 2ª de Peter y la Señorita X

¡Valoralo! ¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.